Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(5ª AMPLIACIÓN) Los casos nuevos de coronavirus caen por debajo de 200 por 2 semanas pero aún no se registra una desaceleración marcada

Últimas noticias 16/09/2020 22:20
El 16 de septiembre de 2020, los estudiantes de último año de preparatoria realizan un simulacro de examen para el Test de Aptitud Académica Universitaria (CSAT, según sus siglas en inglés), programado para diciembre, en una escuela de secundaria en la ciudad portuaria de Busan, en el sureste de Corea del Sur.

Seúl, 16 de septiembre (Yonhap) -- Los casos nuevos de coronavirus en Corea del Sur han permanecido, este miércoles, por debajo de 200 por 14º día consecutivo, pero parece que aún están lejos de alcanzar una desaceleración marcada, ya que las infecciones locales repuntaron a una cifra de tres dígitos mientras que las infecciones grupales y los casos irrastreables siguen sin disminuir.

El país informó 113 casos adicionales de COVID-19, incluidas 105 infecciones locales, elevando el total de casos en el país a 22.504, según la Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KDCA, según sus siglas en inglés).

La cifra supone un leve ascenso en comparación con los 106 casos reportados el martes, y los 109 casos del lunes. Las autoridades sanitarias esperan reducir la cifra de casos diarios hasta por debajo de 100.

El 16 de septiembre de 2020, un trabajador sanitario limpia sus manos enguantadas, con un gel desinfectante, después de recoger una muestra para la prueba del nuevo coronavirus, en un centro de diagnóstico, en Seúl.

El número de infecciones locales volvió a registrar una cifra de tres dígitos tras permanecer por debajo de 100 por tres días consecutivos.

Los casos nuevos de coronavirus en el país se han desacelerado, hasta cierto punto, gracias a las directrices de distanciamiento social más estrictas, pero el aumento de casos con rutas de infección desconocidas y las infecciones grupales han dificultado la lucha contra el virus.

En las dos últimas semanas, el número de casos con rutas de transmisión no identificadas alcanzó un nivel máximo del 25,4 por ciento del total de casos nuevos.

El viceministro de Salud y Bienestar Social, Kim Ganglip, dijo, durante una conferencia de prensa, que, dado que los casos nuevos del virus no se han reducido a una cifra de dos dígitos, la desaceleración de las nuevas infecciones se detuvo.

Kim dijo que parece que existen muchas infecciones ocultas en las comunidades, en vista de los numerosos casos con rutas de infección desconocidas.

Los casos nuevos del virus en el país han registrado cifras de tres dígitos durante más de un mes, debido, principalmente, a los casos vinculados a una iglesia, en el norte de Seúl, y una manifestación política en la capital, celebrada a mediados de agosto. Las infecciones diarias llegaron a 441 el 27 de agosto.

Para contener la rápida propagación del COVID-19, el país adoptó, el 30 de agosto, un plan de distanciamiento social más estricto, llamado directrices de nivel 2,5, en el área metropolitana densamente poblada, y las implementó durante dos semanas.

Sin embargo, ante el descenso de casos del virus y las dificultades económicas de los trabajadores autónomos, el país comenzó a aliviar las restricciones antivirus más estrictas a partir del lunes, por dos semanas, permitiendo la operación normal de los restaurantes y cafeterías.

Corea del Sur decidió, el martes, permitir la reapertura de las clases presenciales de todas las escuelas en Seúl y las áreas adyacentes, a partir de la próxima semana, tras una clausura de varias semanas debido al aumento de casos del nuevo coronavirus.

Las autoridades sanitarias se enfrentan a un duro desafío para afrontar un potencial repunte de casos nuevos del virus durante la próxima festividad de la cosecha de otoño -el Chuseok-, y contener el COVID-19 y la gripe en invierno.

El país fijó las dos semanas, a partir del 28 de septiembre, como un período especial para realizar, a nivel nacional, grandes esfuerzos contra el virus, ya que se estima que se incremente la circulación de las personas durante la festividad extendida del Chuseok, del 30 de septiembre al 4 de octubre.

Entre los casos nuevos locales, 49 fueron registrados en Seúl y 24 en la provincia circundante de Gyeonggi. La ciudad portuaria de Incheon, al oeste de Seúl, informó ocho casos nuevos.

Otras municipalidades registraron nuevas infecciones, como la ciudad sudoriental portuaria de Busan, que añadió cuatro casos, y la ciudad sudoriental de Daegu, que sumó cuatro.

Los casos vinculados a la Iglesia Sarang Jeil, en el norte de Seúl, -un caldo de cultivo del repunte reciente en las nuevas infecciones- se mantuvieron sin cambios, en 1.168, desde el viernes.

Los casos ligados a la manifestación contra el Gobierno, celebrada el 15 de agosto en Seúl, alcanzaron un total de 581 infecciones, a fecha del martes al mediodía.

Las infecciones grupales esporádicas no mostraron señales de desaceleración, llegando a 32 los casos ligados al Hospital Severance, en el oeste de Seúl.

Las infecciones grupales esporádicas no mostraron señales de ralentizarse, mientras que los casos ligados a una empresa sanitaria, en el sur de Seúl, se incrementaron en 7 hasta un total de 21. Las infecciones vinculadas a un club de senderismo alcanzaron las 47, lo que supone un aumento de 4 casos frente al día anterior.

Mientras tanto, el país añadió ocho casos importados, dos de los cuales fueron procedentes de la India y otros dos de Estados Unidos.

Corea del Sur reportó dos muertes adicionales por coronavirus, aumentando la cifra de fallecimientos por el virus a 369, hasta las 7:00 p.m. de este miércoles.

El número de pacientes de COVID-19 en estado grave o crítico alcanzó los 160, a fecha de la medianoche, lo cual supone un aumento de dos en comparación con el día anterior.

La KCDA dijo que el país tratará de añadir, aproximadamente, 400 camas adicionales exclusivas para cuidados intensivos, a fin de tratar a los pacientes de COVID-19, para marzo del próximo año, con el objeto de elevar el total a más de 600.

Un aumento drástico del número de pacientes de COVID-19 gravemente enfermos o en estado crítico, en el área metropolitana de Seúl, ha provocado preocupaciones sobre una escasez de camas hospitalarias.

El total de personas dadas de alta de la cuarentena tras recuperarse completamente se situó en 19.310, lo que representa un aumento de 432 personas con respecto al día previo.

Corea del Sur ha realizado 2.178.832 pruebas de COVID-19, desde el 3 de enero.

Unos funcionarios de prevención epidemiológica desinfectan, el 16 de septiembre de 2020, un mercado tradicional en Suwon, al sur de Seúl, a fin de contener la propagación del nuevo coronavirus de cara al Chuseok, la festividad de la cosecha de otoño.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir