Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

El área metropolitana de Seúl se ralentiza a medida que entran en vigor las medidas endurecidas de distanciamiento social

Últimas noticias 31/08/2020 16:37
Una calle llena de restaurantes en el distrito de Jongno, en el centro de Seúl, está casi vacía, el 30 de agosto de 2020.

Seúl, 31 de agosto (Yonhap) -- La capital surcoreana y las áreas circundantes, donde reside la mitad de la población total del país, se han tranquilizado de manera inusual, durante el fin de semana y este lunes, dado que los residentes se adaptaron a una de las medidas más endurecidas de distanciamiento social implementadas desde que la pandemia azotó el país.

A partir del domingo, Corea del Sur empezó a restringir las operaciones de restaurantes, panaderías y cadenas de franquicias de cafeterías en Seúl, Incheon y la provincia de Gyeonggi, mientras mantiene el nivel dos de distanciamiento social, en su último esfuerzo para contener el nuevo coronavirus.

En virtud del plan, que durará ocho días, los restaurantes y panaderías pueden operar con normalidad hasta las 9:00 p.m., y a partir de esa hora hasta las 5:00 a.m. solo se permitirán los servicios para llevar y las entregas a domicilio.

En cuanto a las cadenas de franquicias de cafeterías, solo podrán ofrecer servicios para llevar y entregas a domicilio, independientemente del horario comercial, ya que se han informado infecciones grupales originadas en las cafeterías.

Cuando los clientes visiten las cadenas de cafeterías para comprar para llevar, deben seguir las medidas de prevención epidemiológica, como hacer registros de entrada, usar mascarillas y mantener una distancia segura.

Una trabajadora coloca una cinta para restringir una zona para sentarse, el 30 de agosto de 2030, en una cadena de cafeterías Starbucks, en el centro de Seúl.

Las calles de los vecindarios concurridos de Seúl, como Hongdae, Jongno y Gangnam, que generalmente están llenos de una multitud de personas los fines de semana y a altas horas de la noche, estaban casi vacías cuando las medidas entraron en vigor.

El propietario de un restaurante en Hongdae, en el oeste de Seúl, apellidado Kim, de 60 años, dijo que el número de clientes se redujo a un décimo de lo normal, y que apenas hubo cuatro grupos de clientes durante la hora del almuerzo, agregando que vive la peor época desde que empezó el negocio del restaurante, hace 13 años.

Las cosas no eran muy diferentes en Gangnam, en el sur de Seúl. Las mesas en los bares y restaurantes estaban más vacías de lo usual y los clientes se preparaban para partir a medida que el reloj marcaba casi las 9:00 p.m.

Un oficinista de 29 años, apellidado Yoon, que estaba bebiendo con sus dos amigos, dijo que, aunque usualmente optaría por otra ronda de bebidas, debe regresar a casa temprano, ya que todos los establecimientos cierran a las 9:00 p.m.

La fotografía, tomada el 30 de agosto de 2020, muestra un centro comercial casi vacío, en Seúl.
La fotografía, tomada el 30 de agosto de 2020, muestra unas sillas arrinconadas, conforme a las directrices endurecidas de distanciamiento social del Gobierno en el área metropolitana de Seúl, en una cadena de cafeterías de Starbucks, en el centro de la capital.

Los propietarios de restaurantes y bares en Incheon, el oeste de Seúl y la provincia de Gyeonggi también sufrieron el mayor impacto.

El propietario de una marisquería en Incheon dijo que no recibe a ningún cliente en el sitio después de las 8:00 p.m., ya que quiere evitar disputas con los cientes sobre la hora a la que deben partir del lugar. Agregó que muchas personas se abstienen de salir a la calle, por lo que el número de clientes se redujo a más de un cuarto en comparación con lo normal.

Por otra parte, los negocios de comida a domicilio y los repartidores estuvieron más ocupados de lo normal.

El propietario de un restaurante en la provincia de Gyeonggi mencionó que solo está recibiendo pedidos a domicilio y que se abstiene de recibir a clientes para comer en el restaurante, ya que las cosas han empeorado debido al COVID-19.

Unas trabajadoras preparan almuerzos empaquetados para entregar, el 31 de agosto de 2020, en un restaurante, en el centro de Seúl.
Una calle del distrito de Jongno, en el centro de Seúl, está casi vacía, el 30 de agosto de 2020.

nkim@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir