Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(AMPLIACIÓN) La huelga de los doctores llega a su último día pese a la orden nacional para que regresen al trabajo

Últimas noticias 28/08/2020 20:34
La imagen, tomada el 27 de agosto de 2020, muestra el Hospital Severance, un importante hospital general en Seúl.

Seúl, 29 de agosto (Yonhap) -- Los doctores han realizado, este viernes, el tercer y último día de su huelga contra el plan gubernamental de reforma médica, pese a que el Gobierno surcoreano extendió a toda la nación la orden ejecutiva para que regresen al trabajo.

Decenas de miles de doctores se han unido a los internos y residentes en los hospitales generales para la acción colectiva, alzando la voz contra la medida del Gobierno para aumentar el número de estudiantes en las facultades de medicina.

Previamente en el día, el Gobierno ordenó que todos los doctores en prácticas que participan en la huelga a nivel nacional volvieran al trabajo, advirtiendo que aquellos que no obedezcan la orden podrían enfrentarse a penas de prisión, ya que su ausencia está causando grandes dificultades en un momento en el que el país se enfrenta a un repunte de las infecciones del nuevo coronavirus.

La huelga es la segunda de su tipo y fue organizada por la Asociación Médica de Corea del Sur (KMA, según sus siglas en inglés), que cuenta con alrededor de 130.000 miembros.

La orden ampliada a nivel nacional se produjo después de que el Gobierno había ordenado regresar a su trabajo a los doctores en prácticas, en 95 hospitales de prácticas en el área metropolitana de Seúl.

El Gobierno también denunció a la policía a 10 doctores por violar la orden ejecutiva emitida esta semana en el área metropolitana de Seúl, cumpliendo sus repetidas advertencias sobre fuertes acciones legales contra aquellos que no regresen a los hospitales.

El miércoles, el Gobierno ordenó regresar al trabajo a los doctores en prácticas y los médicos becarios en hospitales de prácticas en Seúl, la provincia de Gyeonggi e Incheon, que se encuentran en huelga, en medio de la rápida propagación de casos del nuevo coronavirus en el área metropolitana.

Las autoridades podrían revocar las licencias de aquellos que no obedezcan la orden gubernamental, sin necesidad de causa probable, así como imponer penas de prisión de hasta tres años o una multa de un máximo de 30 millones de wones (25.000 dólares).

En una conferencia de prensa conjunta, celebrada en el complejo gubernamental de Seúl, entre el Ministerio de Salud y Bienestar Social, el Ministerio de Justicia y la Agencia Nacional de Policía, el viceministro de Salud, Kim Ganglip, dijo que la extensión y la procura de acciones legales son "inevitables" para "proteger las vidas y la seguridad de las personas", ya que el resurgimiento de casos de coronavirus plantea una gran amenaza a la seguridad pública y la huelga de los doctores ha causado más dificultades en los hospitales ya saturados en todo el país.

Sin embargo, la Asociación de Internos y Residentes de Corea del Sur (KIRA), que representa a los doctores en prácticas y los médicos becarios en los hospitales generales principales, ha dicho que continuarán con su huelga indefinida según lo planeado.

La KIRA ha dejado claro, en numerosas ocasiones, que sus miembros no regresarán a trabajar, a menos que el Gobierno reconsidere su plan de reforma; mientras tanto, varios doctores en prácticas han presentado su renuncia.

El Gobierno dijo que, a fecha del jueves por la noche, el número de doctores en prácticas que han participado en el paro llegó a 6.070, o el 68,8 por ciento de los 8.825 internos y residentes en el país.

Entre los 1.954 médicos becarios, 549, o el 28,1 por ciento, no se presentaron a trabajar durante el día.

Mientras tanto, entre las 32.787 clínicas del país, 2.926, o el 8,9 por ciento, se encontraban cerradas, a fecha del jueves. La cifra es menor que el 33 por ciento registrado en la primera de las huelgas, realizada a inicios de este mes, y supone unos 600 doctores huelguistas menos que el día anterior.

El Ministerio de Justicia también reiteró que aquellos que no sigan la orden del Gobierno se enfrentarán a consecuencias legales. Los doctores que sean sentenciados a una pena de prisión corren el riesgo de que sus licencias médicas sean revocadas.

Choi Dae-zip, presidente de la Asociación Médica de Corea del Sur, llamó la denuncia a la policía de los doctores por parte del Gobierno una "dura opresión", durante una conferencia de prensa celebrada frente a la Agencia de Policía Metropolitana de Seúl.

Advirtiendo que la huelga podría continuar indefinidamente, Choi dijo que la acción del Ministerio de Salud solo provocará el enojo de los doctores y empeorará la situación.

Mientras tanto, el Gobierno dijo que el examen nacional que evalúa las habilidades clínicas de los estudiantes de medicina, programada desde el 1 de septiembre hasta el 27 de octubre, procederá tal como estaba previsto, aunque 2.823 de un total de 3.172 estudiantes boicotearon el examen en protesta.

Están creciendo las preocupaciones sobre las interrupciones del servicio en los principales hospitales generales, ya que los doctores en prácticas han prometido continuar sus acciones colectivas de forma indefinida.

La protesta ha obligado a que los hospitales generales principales del área metropolitana de Seúl reduzcan sus horas de trabajo, pospongan algunas cirugías y cancelen citas, chequeos rutinarios y exámenes médicos. El departamento de medicina interna del Hospital de la Universidad Nacional de Seúl, uno de los principales del país, dijo que se reducirá el horario de consulta, a partir de la próxima semana, en una medida para disminuir la carga de trabajo de los médicos de nivel de profesores.

Otros miembros del personal médico, incluidos enfermeros, se han quejado por la sobrecarga de trabajo, suplicando que el Gobierno y la comunidad de médicos lleguen a un arreglo.

El paro de los médicos en las clínicas comunitarias también provocó algunas dificultades, aunque no se reportaron alteraciones importantes en los servicios médicos debido al número relativamente bajo de doctores en huelga.

Como parte del plan de reforma de la plantilla médica del país, el Ministerio de Salud y Bienestar Social planea expandir en 4.000 las cuotas de admisión en las escuelas de medicina, durante los 10 próximos años, a partir de 2022, y abrir una nueva escuela de medicina pública, dado que trata de ampliar el alcance de los servicios de atención médica.

Conforme al plan, aumentará el número de estudiantes admitidos anualmente en las escuelas de medicina a 3.458 en el período 2022-2031, con respecto a los 3.058 actuales.

Los profesores del Hospital de la Universidad Nacional de Seúl publicaron un comunicado conjunto, durante el día, señalando que presentar denuncias contra los doctores huelguistas paralizaría aún más el sistema médico nacional.

Expresaron la necesidad de evitar la creación de un grave vacío en el sistema médico nacional por arrinconar a los médicos jóvenes.

También expresaron su apoyo a la huelga, insinuando que también están dispuestos a emprender acciones colectivas.

La jefa del departamento de políticas sobre recursos médicos del ministerio de Salud y Bienestar Social, Kim Hyun-sook (izda.), presenta una denuncia contra los doctores en prácticas que se niegan a volver al trabajo, el 28 de agosto de 2020, en la Agencia de Policía Metropolitana de Seúl.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir