Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(3ª AMPLIACIÓN) Los casos nuevos de coronavirus caen por debajo de los 400 y se aplicarán restricciones antivirus intensificadas en el área metropolitana de Seúl

Últimas noticias 28/08/2020 17:09
Los trabajadores sanitarios realizan pruebas del coronavirus, el 28 de agosto de 2020, en una clínica de autoservicio para exámenes del COVID-19, en Seúl.

Seúl, 27 de agosto (Yonhap) -- Corea del Sur ha reportado, este viernes, menos de 400 casos nuevos de coronavirus, pero las autoridades sanitarias han decidido extender, por otra semana, las medidas de distanciamiento social más estrictas en el área metropolitana de Seúl, con directrices intensificadas para contener aún más otra ola de infecciones a nivel nacional.

Corea del Sur informó 371 casos adicionales de COVID-19, incluidas 359 infecciones locales, elevando el total de casos en el país a 19.077, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, según sus siglas en inglés).

La cifra de este viernes supone un fuerte descenso en comparación con el día anterior, cuando el número de casos diarios del coronavirus se situó en 441, el nivel más alto en casi seis meses. Sin embargo, puede ser que el número de casos haya disminuido debido a que se realizaron menos pruebas del virus el día anterior, ya que algunas clínicas al aire libre fueron suspendidas debido al tifón Bavi.

Aún así, los casos diarios del virus han registrado cifras de tres dígitos durante más de dos semanas. Desde el 14 de agosto, Corea del Sur ha reportado más de 4.300 casos de coronavirus, la mayoría de los cuales están ligados a una iglesia conservadora en el norte de Seúl y a una manifestación contra el Gobierno celebrada en la capital el 15 de agosto, el Día de la Liberación.

Entre los 359 casos nuevos de transmisión local, se reportaron 284 casos en el área capitalina, donde reside la mitad de la población del país, de un total de 51 millones de habitantes. Seúl informó 145 casos, mientras que la provincia de Gyeonggi reportó 112 y la ciudad portuaria occidental de Incheon 27.

Otras ciudades principales también reportaron infecciones adicionales, como la ciudad suroccidental de Gwangju, que informó 17 casos, y la ciudad portuaria sudoriental de Busan, que informó 8. Las 17 provincias y municipalidades del país reportaron casos adicionales del virus.

La Iglesia Sarang Jeil, en el norte de Seúl, un caldo de cultivo del repunte reciente en las nuevas infecciones, ha reportado 978 casos de COVID-19, hasta el momento. Las infecciones vinculadas a la iglesia también causaron infecciones en, al menos, 25 ubicaciones, con 66 casos reportados en nueve provincias y municipios fuera del área metropolitana de Seúl.

También se han reportado al menos 294 pacientes ligados a la manifestación celebrada el 15 de agosto, en el centro de Seúl, con 116 casos identificados en 10 provincias y municipios fuera del área capitalina.

El número de casos ligados a un negocio de ventas puerta a puerta en Seúl se situó en 66, con 49 casos detectados en la provincia de Jeolla del Sur. En la ciudad suroccidental de Gwangju, un club de tenis de mesa reportó 14 casos de COVID-19.

Corea del Sur había puesto el virus bajo control hasta principios de agosto, cuando los casos nuevos de coronavirus registraban cifras de dos dígitos. Sin embargo, empezaron a estallar simultáneamente múltiples infecciones grupales en el área metropolitana de Seúl, desde las iglesias hasta los edificios de oficinas, perjudicando los esfuerzos de lucha contra el virus del país.

Según el KCDC, en agosto se reportó un total de 1.460 casos de COVID-19 en 12 iglesias.

La jefa del KCDC, Jeong Eun-kyeong, dijo que los expertos en enfermedades infecciosas pronostican que, si persiste la situación actual del coronavirus, el número de casos diarios podría aumentar hasta los 800 o hasta los 2.000, la próxima semana. Agregó que instan a las personas a cancelar o posponer las reuniones y actividades innecesarias fuera de sus hogares.

Jeong añadió que la tasa de reproducción del virus, que refleja el número medio de personas infectadas por un paciente, se estima actualmente entre 1,5 y 2,5 en Corea del Sur.

Los trabajadores sanitarios se preparan para trabajar, el 28 de agosto de 2020, mientras que los ciudadanos esperan en línea en una clínica de pruebas de COVID-19 en Gwangju.

Con el fin de contener la propagación del virus, las autoridades sanitarias aplicaron, a partir del 16 de agosto, el nivel 2 del plan de distanciamiento social, por dos semanas, en Seúl y la provincia de Gyeonggi. La medida fue implementada en la ciudad portuaria occidental de Incheon tres días más tarde, antes de que el Gobierno expandiera el plan a nivel nacional el domingo.

Sin embargo, debido a que los casos del virus en el área metropolitana de Seúl no mostraron señales de ralentizarse, el Gobierno decidió, este viernes, extender el nivel 2 de distanciamiento social por una semana más, con medidas antivirus más estrictas, vigentes desde el domingo hasta el 6 de septiembre, en el área capitalina.

Bajo las nuevas directrices, se prohibirá comer en restaurantes y panaderías en el área metropolitana de Seúl entre las 9:00 p.m. y las 5:00 a.m., y las cafeterías de franquicia solo podrán proporcionar servicios para llevar y de entrega a domicilio.

El Gobierno también emitirá una orden administrativa prohibiendo las reuniones en instalaciones deportivas bajo techo, tales como gimnasios y clubs de billar, en el área capitalina. Las medidas de prevención del virus más estrictas también serán aplicadas a las escuelas privadas de cursos intensivos y los centros para el cuidado de ancianos.

Además, se aconsejó que un tercio de los trabajadores en instituciones gubernamentales y públicas trabajen desde casa.

El ministro de Salud y Bienestar Social, Park Neunghoo, dijo que consideran muy seria la situación del virus en el área metropolitana de Seúl y que harán esfuerzos supremos para contener la propagación del virus en la región.

Una trabajadora sanitaria recolecta muestras de un ciudadano, el 28 de agosto de 2020, en una clínica provisional en Seogwipo, en la isla de Jeju, en Corea del Sur.

El número acumulado de casos de COVID-19 en el área metropolitana de Seúl se ha situado en 7.200, lo cual supera la cifra de Daegu -que otrora fue el epicentro del virus del país tras un brote masivo vinculado a los seguidores de la secta religiosa minoritaria Shincheonji-.

Bajo el nivel 2, las reuniones en espacios bajo techo de más de 50 personas y los encuentros al aire libre de más de 100 personas están estrictamente prohibidos. Además, los eventos deportivos deben llevarse a cabo sin espectadores, mientras que las instalaciones con un alto riesgo de infección, tales como los bares y cifercafés, deben suspender sus negocios. El Gobierno también ha prohibido los servicios religiosos presenciales.

Algunas municipalidades ya han adoptado medidas más estrictas por adelantado. Por ejemplo, Seúl ha hecho obligatorio el uso de mascarillas, y también se restringieron las manifestaciones de más de diez personas en la capital.

Las autoridades sanitarias dijeron que si la situación del virus no mejora ni siquiera con directrices intensificadas de nivel 2, el país no tendrá otra opción que implementar el nivel 3 de distanciamiento social.

El Gobierno ha sido cauteloso sobre la implementación del nivel 3, ya que podría perjudicar fuertemente las actividades sociales y económicas de las personas.

Park dijo que el nivel 3 es el último recurso, agregando que el país se deberá preparar si se llega a aplicar.

Si las restricciones actuales son elevadas al nivel más alto, cualquier reunión de más de 10 personas será prohibida. Además, se aconsejará la suspensión no solo de las instalaciones de alto riesgo, como clubes nocturnos, sino también de las instalaciones de riesgo medio, incluidos los cines, salones de bodas y cafeterías.

Además, todos los eventos deportivos son prohibidos, y se ordena el cierre de todas las instalaciones públicas. Por su parte, las escuelas deben pasar a las clases en línea.

El país agregó, este viernes, 12 casos importados, ocho de los cuales fueron detectados en los puntos de control de cuarentena de los aeropuertos y puertos marítimos. La cifra total de casos importados del país se sitúa en 2.782.

Mientras tanto, Corea del Sur reportó tres muertes adicionales por el nuevo coronavirus, elevando la cifra de fallecidos a 316. La tasa de mortalidad fue del 1,66 por ciento.

Sin embargo, el país podría reportar más fallecimientos por el virus, ya que el número de pacientes en estado crítico llegó a 58, lo cual supone un aumento de 12 en comparación con el día anterior.

El número total de personas dadas de alta de la cuarentena tras recuperarse completamente se situó en 14.551, lo que representa un aumento de 90 personas con respecto al día previo, mientras que 4.210 personas se encuentran aisladas para su tratamiento, lo que supone 278 más que el día anterior.

Un aviso en una iglesia en el distrito de Nowon, en el norte de Seúl, indica que el edificio ha sido cerrado, el 28 de agosto de 2020, debido a las infecciones del nuevo coronavirus.

hana@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir