Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Un medio de comunicación norcoreano informa sobre árboles caídos y calles inundadas a medida que el tifón Bavi toca tierra

Últimas noticias 27/08/2020 17:03
La imagen, capturada, el 27 de agosto de 2020, de la Estación Central de Televisión de Corea del Norte, muestra una inundación causada por el tifón Bavi en el puerto occidental norcoreano de Nampo. (Uso exclusivo dentro de Corea del Sur. Prohibida su distribución parcial o total)

Seúl, 27 de agosto (Yonhap) -- El tifón Bavi ha tocado tierra en Corea del Norte, arrancando árboles y causando inundaciones y otros daños, según informó, este jueves, la Estación Central de Televisión de Corea del Norte (KCTV, según sus siglas en inglés).

Este jueves por la mañana, la KCTV difundió imágenes de árboles destrozados, postes eléctricos caídos, calles inundadas y hogares e instalaciones dañados en pueblos a lo largo de su litoral occidental, azotados por el octavo tifón de la temporada.

Un funcionario de una comarca dijo, a la emisora, que estaban soplando fuertes vientos en la comarca de Ongjin, la comarca de Kangryong, la ciudad de Haeju, en la provincia de Hwanghae del Sur, y a lo largo del litoral suroccidental.

Las imágenes televisivas mostraron calles inundadas y un vehículo sumergido en la ciudad portuaria occidental de Nampo, que fue también una de las áreas más afectadas por los fuertes vientos y lluvias.

Un reportero dijo, mientras cubría los daños, que el viento se estaba volviendo más fuerte y que láminas de acero estaban volando sobre los techos.

Otras imágenes televisivas mostraron las paredes exteriores de un centro comercial en Sariwon, a unos 70 kilómetros al sur de Pyongyang, destrozadas por las fuertes ráfagas.

El tifón Bavi tocó tierra en la península de Ongjin, en la provincia de Hwanghae del Sur, alrededor de las 5:30 a.m.

Corea del Norte estimó que el tifón se acercaría a Pyonyang alrededor de las 9:00 a.m., generando ráfagas de 15-20 metros por segundo en la capital.

Corea del Norte ha permanecido alerta por el tifón mientras estaba de camino a la península coreana, en medio de las preocupaciones de que podría ser más fuerte que el tifón Lingling, que devastó varias áreas del país, en septiembre del año pasado.

Previamente, Corea del Norte dijo que había evacuado los barcos a lo largo de su litoral occidental y reforzado la monitorización de las instalaciones industriales clave, con el fin de minimizar los daños.

El tifón no puede haber llegado en un peor momento, ya que el país ya se está enfrentando a múltiples desafíos, incluido el impacto de su prolongada campaña antivirus y las inundaciones causadas por las fuertes lluvias recientes.

El presidente del Comité de Asuntos de Estado de Corea del Norte, Kim Jong-un, sostuvo, el martes, una reunión del politburó del Partido de los Trabajadores (WPK) y discutió sobre las formas de amortiguar el impacto del tifón inminente.

Kim dijo que los esfuerzos para "prevenir completamente los daños causados por el tifón y minimizar los daños a los cultivos constituyen un trabajo importante para el partido, que nunca debe ser descuidado, ni un instante".

La imagen, capturada, el 27 de agosto de 2020, de la Estación Central de Televisión de Corea del Norte, muestra árboles destrozados en la provincia de Hwanghae, debido al tifón Bavi. Las imágenes fueron transmitidas en un reportaje nocturno en vivo de la emisora. (Uso exclusivo dentro de Corea del Sur. Prohibida su distribución parcial o total)

hana@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir