Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Las infecciones irrastreables y la rápida propagación perjudican los esfuerzos de Corea del Sur para contener el coronavirus

Últimas noticias 24/08/2020 14:01
Los ciudadanos esperan en fila para someterse a una prueba del nuevo coronavirus, el 24 de agosto de 2020, en Seúl.

Seúl, 24 de agosto (Yonhap) -- Los nuevos casos de coronavirus con rutas de infección desconocidas, junto con el ritmo de propagación del virus en Corea del Sur, han emergido como los mayores desafíos en la lucha del país para contener los brotes a nivel nacional.

Los casos diarios de coronavirus han registrado cifras de tres dígitos durante 11 días consecutivos. Lo preocupante es que el número de casos que no se pueden rastrear ha estado aumentando a ritmos alarmantes, complicando aún más los esfuerzos de las autoridades sanitarias para rastrear y aislar casos potenciales.

Corea del Sur reportó, el domingo, 397 casos de coronavirus, lo cual supone el número más alto en más de cinco meses. La cifra descendió a menos de 300, este lunes, pero el país sigue atollado con una serie de infecciones grupales que continúan aumentando en el área metropolitana de Seúl y otras ciudades principales.

Jeong Eun-kyeong, jefa del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, según sus siglas en inglés), ha dicho que todavía no se ha llegado al pico, señalando el gran número de casos con rutas de infección desconocidas como el mayor factor de riesgo.

En una sesión informativa diaria, celebrada el domingo, Jeong dijo que la investigación sobre dichos casos podría dar paso a la confirmación de otras infecciones grupales, por lo cual podría decir que la epidemia sigue en una situación crítica, y se espera que el número de pacientes siga aumentando por un tiempo.

El número de pacientes con rutas de infección desconocidas se situó en 451 desde el 9 al 22 de agosto, o un 18,5 por ciento del total de los 2.440 casos confirmados durante el mismo período, según el KCDC.

La cifra supone un aumento del 8,3 por ciento registrado en las dos semanas previas, cuando 39 de los 470 casos confirmados tenían rutas de transmisión desconocidas.

Solo la última semana, se reportó un promedio de 268,4 casos diarios, y la proporción de los casos irrastreables alcanzó el 20,2 por ciento.

Las autoridades sanitarias dijeron que es una señal de que controlar la propagación del virus podría ser más difícil que antes.

El aumento del número de pacientes ancianos supone otra fuente de preocupación, ya que son más vulnerables al nuevo coronavirus.

Entre los pacientes identificados durante las dos últimas semanas, 773 personas, o el 32 por ciento, tenían más de 65 años de edad.

El número de pacientes en condición crítica también se elevó en dos, hasta los 32, este lunes.

Desde el 14 de agosto, el país ha sido testigo de un aumento de casos en el área metropolitana de Seúl, la mayoría de los cuales están vinculados con una iglesia protestante conservadora en Seúl y una manifestación contra el Gobierno, celebrada el 15 de agosto, el Día de la Liberación.

Durante los 11 últimos días, 2.893 casos han sido reportados en todo el país.

El reciente repunte en la cifra de infecciones ha activado la alarma, ya que la mayoría fue reportada en Seúl y la provincia circundante de Gyeonggi, donde habita la mitad de la población surcoreana, de más de 50 millones de personas.

Con todo el país bajo el nivel 2 del sistema de distanciamiento social de tres niveles, las autoridades dijeron que se verán obligadas a considerar elevarlo al nivel más alto a menos que la propagación del virus sea contenida esta semana.

Instando a los ciudadanos a quedarse en casa y acatar las directrices de distanciamiento social, Jeong dijo que el país se encuentra en una situación grave, al borde de una pandemia a gran escala a nivel nacional.

La foto, tomada el 22 de agosto de 2020, muestra un aviso en la entrada de un McDonald's en la estación de Seúl, en la capital surcoreana, el cual indica que el restaurante de comida rápida ha sido cerrado luego de que un empleado diese positivo en la prueba del nuevo coronavirus.

hana@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir