Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Moon solicita la continua cooperación de la Iglesia católica para contener el COVID-19

Últimas noticias 20/08/2020 16:23
El cardenal Andrew Yeom Soo-jung (izda.), arzobispo de Seúl, y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, participan en una reunión entre el presidente y los líderes de la Iglesia católica romana de Corea del Sur, el 20 de agosto de 2020, en la oficina presidencial, Cheong Wa Dae, en Seúl.

Seúl, 20 de agosto (Yonhap) -- El presidente surcoreano, Moon Jae-in, se ha reunido, este jueves, con los líderes de la Iglesia católica romana de Corea del Sur, e instó a la continua cooperación de la Iglesia para la contención del brote del nuevo coronavirus, según dijo la oficina presidencial, Cheong Wa Dae.

El almuerzo de trabajo supuso la primera vez que Moon, quien también es católico romano, invita a los líderes católicos a Cheong Wa Dae desde que tomó posesión en 2017. La reunión se llevó a cabo tras los encuentros oficiales entre el presidente y los líderes protestantes y budistas en la oficina presidencial, en julio del año pasado.

En la última reunión, Moon valoró las rápidas acciones que tomó la comunidad católica, en paralelo con los esfuerzos de prevención epidemiológica del Estado, durante el inicio de la primera ola de brotes del nuevo coronavirus en el país, a finales de febrero.

Dado que el país está enfrentando dificultades para evitar una segunda ola, Moon pidió a la Iglesia católica que se "convierta en un ejemplo a seguir en la contención de las transmisiones", según Cheong Wa Dae.

A la reunión también asistieron el cardenal Andrew Yeom Soo-jung, arzobispo de Seúl; el arzobispo Kim Hee-joong; y otros representantes de la Iglesia católica y la oficina presidencial.

Moon dijo que se está tomando la situación actual "muy seriamente".

El presidente dijo que, si fracasan los esfuerzos de prevención epidemiológica en curso, el Gobierno no tendrá otra opción que elevar el nivel de distanciamiento social, lo cual causará "daños económicos indescriptibles".

Moon expresó su deseo de que cuiden los corazones de las personas, que han sido azotados por la prolongación del COVID-19, e impartan la valentía y el liderazgo necesarios para unir a las personas por su seguridad contra el virus.

El cardenal Yeom respondió que promete conseguir la colaboración de la Iglesia, diciendo que estarán del lado del presidente y aconsejarán a las personas a realizar sus deberes religiosos con fe, en sus respectivos hogares.

El arzobispo Kim, quien funge como presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Corea del Sur, obsequió una pintura religiosa de la santa María a Moon, sobre la cual la oficina presidencial expresó que refleja el deseo de la Iglesia de que se contenga el virus.

Durante el inicio de la primera ola del virus, a finales de febrero, las 16 diócesis católicas del país suspendieron todas sus misas presenciales, hasta que las reanudaron en abril.

Fue la primera vez que las misas locales fueron totalmente suspendidas en la historia de 236 años de la Iglesia católica en la península coreana.

La Iglesia volverá a suspenderlas ante el reciente aumento de infecciones. Corea del Sur reportó, este jueves, 288 casos nuevos del coronavirus, marcando el septimo día consecutivo en que las infecciones diarias registraron cifras de tres dígitos.

hana@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir