Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

El aumento de las infecciones ligadas a las iglesias azota el área metropolitana de Seúl y el Gobierno advierte una respuesta firme al respecto

Últimas noticias 19/08/2020 14:41
Unos trabajadores sanitarios realizan la prueba del nuevo coronavirus a una visitante, el 19 de agosto de 2020, en una clínica provisional establecida en la Iglesia Kumnan, en el este de Seúl, después de que un miembro de la iglesia, quien visitó la Iglesia Sarang Jeil, diera positivo en la prueba de COVID-19.

Seúl, 19 de agosto (Yonhap) -- El continuo aumento de las infecciones relacionadas con las iglesias ha puesto en vilo, este miércoles, al área metropolitana de Seúl, provocando que el Gobierno considere la implementación de medidas endurecidas contra una iglesia que se encuentra en el foco del resurgimiento del COVID-19.

Corea del Sur reportó 297 nuevas infecciones, la cifra diaria más alta desde principios de marzo, lo que elevó el total de casos del país a 16.058, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, según sus siglas en inglés).

La mayoría de las infecciones recientes se produjeron por las actividades de la Iglesia Sarang Jeil, en el norte de Seúl, cuyo pastor, Jun Kwang-hoon, ha liderado varias manifestaciones contra del Gobierno, en el centro de Seúl. En la protesta más reciente, celebrada el sábado pasado, miles de manifestantes se reunieron en Gwanghwamun, gritando consignas y sentándose a una distancia cercana entre sí.

Jun mismo dio positivo en la prueba del nuevo coronavirus y las autoridades sanitarias están examinando a los miembros de la iglesia y manifestantes, basándose en una lista presentada por la iglesia. Sin embargo, la lista resultó ser inexacta, elevando las preocupaciones sobre la propagación del virus en todo el país por las personas que no saben que están infectadas.

El primer ministro surcoreano, Chung Sye-kyun, dijo, durante una reunión gubernamental diaria sobre la respuesta al virus, que aún no han completado las pruebas del COVID-19, dado que la iglesia no entregó una lista exacta, en medio de las preocupaciones de una propagación a nivel nacional.

Chung dijo que, por el momento, se trata de una carrera contra el tiempo, agregando que el Gobierno Metropolitano de Seúl debe cooperar estrechamente con la fiscalía y la policía para movilizar los medios jurídicos, como una inspección administrativa compulsiva para conseguir la lista exacta.

La fotografía, tomada el 17 de agosto de 2020, muestra la Iglesia Sarang Jeil, en el distrito de Seongbuk, en el norte de Seúl.

Chung enfatizó que el Gobierno tomará acciones severas, como presentar una demanda de indemnización contra aquellos que impiden la realización de las pruebas de diagnóstico y estudios epidemiológicos.

Sin embargo, el primer ministro dijo que Corea del Sur aún no está en la etapa para considerar la imposición del nivel 3 de distanciamiento social, lo que supondría la implementación de medidas más estrictas de prevención epidemiológica, en comparación con el actual nivel 2 de distanciamiento social.

Chung mencionó que, al elevar el nivel de distanciamiento social al nivel 3, quedarán prohibidas las reuniones de 10 personas o más y la vida de los ciudadanos y la economía podrían verse sustancialmente afectadas. Agregó que lo primordial es detener la propagación actual para que no sea necesaria la implementación del nivel 3.

Además de elevar el nivel de distanciamiento social, en un escalón, durante el fin de semana, el Gobierno anunció, el martes, la decisión de prohibir que las iglesias de Seúl y sus áreas circundantes realicen actividades presenciales.

En virtud del nivel actual de distanciamiento social, quedan prohibidas las reuniones bajo techo de 50 personas o más y eventos al aire libre de más de 100 personas, mientras que se aconseja a los ciudadanos a quedarse en casa, salvo en ocasiones imprescindibles.

El nivel 3 restringiría la realización de actividades al aire libre, excepto para fines sociales o económicos esenciales, y las reuniones entre 10 personas o más y todos los eventos deportivos quedarían suspendidos.

Miles de personas participan en una manifestación contra el Gobierno, el 15 de agosto de 2020, en el centro de Seúl.

nkim@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir