Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(3ª AMPLIACIÓN) Los casos de coronavirus alcanzan un máximo de 166 en 5 meses y se consideran medidas más estrictas en el área metropolitana de Seúl

Últimas noticias 15/08/2020 12:42
Los estudiantes hacen fila para hacerse las pruebas de coronavirus, el 13 de agosto de 2020, en un centro de detección en Ulsan, 414 kilómetros al sureste de Seúl, después de que un estudiante de secundaria en la ciudad dio positivo por COVID-19.

Seúl, 15 de agosto (Yonhap) -- El número de nuevos casos de coronavirus en Corea del Sur ha alcanzado, este sábado, un máximo en cinco meses, con fuertes repuntes de transmisiones en Seúl y sus alrededores, presionando a las autoridades para que consideren la reintroducción de pautas de distanciamiento social más estrictas y otras medidas de seguridad.

Los nuevos casos diarios de coronavirus en el país alcanzaron los 166 hasta la medianoche del viernes, elevando el total a 15.039 casos, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, según sus siglas en inglés). Entre los casos, 155 fueron infecciones locales.

Las nuevas infecciones diarias alcanzaron los tres dígitos por segundo día consecutivo, tras los 138 casos nuevos registrados hasta las 10:00 p.m. del viernes.

Corea del Sur no registró ninguna muerte adicional por COVID-19, manteniendo la cifra en 305. El índice de mortalidad es del 2,03 por ciento.

El número de casos nuevos fue el más elevado desde el 11 de marzo, cuando el país registró 242 casos confirmados diarios durante el punto pico de un brote masivo en Daegu y una infección grupal que se originó en el edificio de un centro de atención telefónica en Seúl.

La cifra de nuevos casos mostró un aumento drástico durante la semana, casi duplicándose en su número desde los 28 casos confirmados del lunes a los 54 casos registrados solo el miércoles, mientras que el número de personas que dieron positivo el viernes alcanzaron los tres dígitos.

El KCDC ha advertido que el área metropolitana de Seúl se encuentra tambaleándose al borde de otro aumento en el número de nuevos casos confirmados y que el alivio de las directrices sobre el distanciamiento social podría ser descartado si la tendencia se mantiene.

Entre los nuevos casos locales, 72 fueron registrados en Seúl y 67 fueron de la provincia circundante de Gyeonggi.

Las infecciones grupales esporádicas no mostraron señales de aminorar, con más casos ligados a las iglesias en Seúl y la provincia de Gyeonggi.

Las infecciones vinculadas a una iglesia en Yongin, al sur de Seúl, alcanzaron los 72 casos hasta el mediodía del viernes, aumentando con respecto a los 60 del día previo.

Los casos vinculados a una iglesia en el norte de Seúl aumentaron de 14 a 19. El Gobierno Metropolitano de Seúl ordenó el cierre temporal de la iglesia, mientras que las autoridades sanitarias realizaron pruebas del COVID-19 sobre 1.897 personas.

Asimismo, se reportó que 31 residentes en un pueblo de Yangpyeong, en la provincia de Gyeonggi, también estaban infectados.

El primer ministro Chung Sye-kyun convocará, por la tarde, una reunión de emergencia de la sede de respuesta al virus para decidir si se endurecen las medidas de distanciamiento social.

El viernes, el Gobierno dijo que estaba considerando reforzar las medidas de prevención de infecciones en Seúl y sus regiones circundantes, del nivel 1 al nivel 2.

En junio, Corea del Sur adoptó un esquema de tres niveles, conforme al cual el país se encuentra en las medidas de distanciamiento de nivel 1.

Los últimos aumentos de casos en esas áreas ponen a los Gobiernos locales en alerta máxima. Los funcionarios ordenaron restricciones a las reuniones y actividades en las instalaciones religiosas para contener una mayor propagación del virus.

El viernes, el Gobierno Metropolitano de Seúl dijo que decidió imponer restricciones más estrictas a las reuniones en alrededor de 7.500 instalaciones religiosas, incluidas iglesias y templos budistas.

Los eventos presenciales, el suministro de alimentos y las comidas en grupo estarán prohibidos en esas instalaciones. Durante los servicios regulares en las iglesias, se restringirá el canto de himnos y se prohibirá la oración colectiva.

El Gobierno provincial de Gyeonggi también elevó el nivel de distanciamiento social al restringir las reuniones en iglesias y otras instalaciones religiosas.

El número total de personas dadas de alta tras recuperarse completamente se situó en 13.901, lo que marca un aumento de 38 personas con respecto al día previo.

Los funcionarios públicos desinfectan, el 14 de agosto de 2020, una iglesia en el distrito de Seongbuk en Seúl, trasla detección de nuevas infecciones grupales por coronavirus en la iglesia.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir