Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(3ª AMPLIACIÓN) Los casos locales de coronavirus llegan a la cifra más alta en más de cuatro meses y las autoridades consideran volver al distanciamiento social estricto

Últimas noticias 14/08/2020 17:06
Una ciudadana es examinada del nuevo coronavirus, el 14 de agosto de 2020, en una clínica provisional instalada frente al mercado de Dongdaemun, en Seúl.

Seúl, 14 de agosto (Yonhap) -- El número de casos de transmisión local reportados diariamente en Corea del Sur ha saltado, este viernes, hasta la cifra más alta en más de cuatro meses, debido a la acumulación de las infecciones grupales esporádicas en el área metropolitana de Seúl, lo que ha forzado a las autoridades sanitarias a considerar la implementación de un distanciamiento social más estricto.

El país identificó, este viernes, 103 casos nuevos de COVID-19, incluidas 85 infecciones locales, lo que elevó el total de casos en el país a 14.873, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, según sus siglas en inglés).

Se trata del mayor número de infecciones locales reportadas diariamente desde el 31 de marzo, cuando se informaron 88 casos.

La cifra diaria del viernes casi duplicó los 56 casos reportados el jueves y también es la más alta desde el 25 de julio, cuando se añadieron 113 infecciones.

En los últimos días, las infecciones locales han sufrido un repunte, principalmente por el aumento de las infecciones grupales en el área metropolitana de Seúl.

Las autoridades sanitarias expresaron sus preocupaciones de que continúan aumentando los casos ligados a iglesias, minoristas de ventas puerta a puerta, mercados tradicionales y escuelas en el área metropolitana, densamente poblada, donde reside casi la mitad de la población surcoreana, de un total de 50 millones de habitantes.

La directora general del KCDC, Jeong Eun-kyeong, dijo, durante una sesión informativa, que esta es una situación grave, ya que el área metropolitana de Seúl podría afrontar otra ola de brotes del COVID-19.

Asimismo, las autoridades sanitarias advirtieron de una mayor propagación del virus durante el puente festivo, de tres días, de este fin de semana.

Algunos grupos cívicos están siguiendo adelante con las manifestaciones masivas del Día de la Liberación, para el sábado, en el centro de Seúl, a pesar de los llamamientos de las autoridades para su cancelación.

Jeong indicó que este es un momento crítico sobre si el brote del virus puede ser puesto bajo control de conformidad con el sistema sanitario actual, o si hay que elevar el nivel de distanciamiento social.

El Gobierno podría decidir, durante los próximos días, si elevar, en un peldaño, al nivel 2, el distanciamiento social en Seúl y el área metropolitana de la capital, ante las crecientes infecciones grupales nuevas.

El KCDC advirtió que el área metropolitana de Seúl está al borde de otro aumento drástico de las infecciones y que podría volver a endurecer la campaña de distanciamiento social si continúa la tendencia alcista.

Corea del Sur adoptó, en junio, un plan de distanciamiento social de tres niveles. El país se encuentra actualmente en el nivel 1, pero podría subir al nivel 2 si los casos diarios de infecciones exceden los 50, permaneciendo por debajo de los 100, durante 14 días seguidos.

Entre los casos locales más recientes, se reportaron 31 en Seúl y 38 en la provincia circundante de Gyeonggi. La ciudad sudoriental de Busan añadió cinco casos adicionales de COVID-19.

Las infecciones grupales esporádicas no han mostrado señales de desaceleración, mientras que una gran parte de los casos están vinculados a iglesias en Seúl y en la provincia de Gyeonggi.

El total de casos ligados a una iglesia en Yongin, al sur de Seúl, alcanzó los 72, a fecha de este viernes al mediodía, lo que supone un aumento de 60 frente al día anterior.

Los casos vinculados con una iglesia en el norte de la capital se incrementaron de 14 a 19.

El Ayuntamiento de Seúl ordenó la clausura de la iglesia, mientras que las autoridades sanitarias realizaron las pruebas del virus a 1.897 personas.

Quince casos han sido conectados, a fecha de este viernes al mediodía, con uno de los restaurantes de comida rápida de la franquicia Lotteria, en Seúl, lo que supone una subida de 4 casos durante las 24 últimas horas.

El 14 de agosto de 2020, unos funcionarios de prevención epidemiológica desinfectan una iglesia, en el norte de Seúl, puesto que se detectaron al menos 19 casos del nuevo coronavirus vinculados con la misma.

Mientras tanto, la cifra diaria de infecciones importadas ha vuelto a ser de dos dígitos.

Recientemente, el número de casos importados había superado por mucho al de las infecciones locales, en gran parte, por las numerosas infecciones entre los trabajadores surcoreanos que volvieron a casa desde Irak y unos marineros rusos.

De los 18 casos importados adicionales, nueve fueron procedentes de Estados Unidos, seguidos por dos casos de Irak y otros dos casos de Ghana. El número total de infecciones importadas ha alcanzado las 2.618.

A partir del lunes, los pacientes extranjeros del coronavirus que violen las medidas de prevención epidemiológica deberán cubrir todos los costos de su tratamiento y autocuarentena, dijo el Gobierno.

Los pacientes extranjeros que lleguen del exterior, después del 24 de agosto, también deberán pagar una parte o la totalidad de los costos para su tratamiento del COVID-19, basándose en el principio de reciprocidad en las relaciones diplomáticas.

El Gobierno planea cobrar diferentes costos a los pacientes foráneos, dependiendo del monto que el país socio pida a los ciudadanos surcoreanos para el tratamiento.

Corea del Sur ha brindado tratamiento del COVID-19 a los surcoreanos y extranjeros de forma gratuita, pero el país ha revisado recientemente la ley relacionada, ya que los casos procedentes del extranjero han aumentado de forma continua, imponiendo una carga al sistema sanitario local.

El país no reportó muertes adicionales por quinto día consecutivo, manteniendo la cifra de fallecimientos por el virus en 305, según el KCDC. La tasa de mortalidad alcanzó el 2,05 por ciento.

El número de pacientes que se recuperaron completamente del virus se situó en 13.863, lo que constituye un incremento de 46 frente al día anterior.

Corea del Sur ha realizado 1.665.084 pruebas del COVID-19 desde el 3 de enero.

La fotografía, tomada el 14 de agosto de 2020, muestra un aviso colocado en la entrada de una iglesia, en Yongin, al sur de Seúl, en el que se indica que no se permite entrar en la misma debido al brote del nuevo coronavirus.

nkim@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir