Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(AMPLIACIÓN) El líder norcoreano advierte contra recibir asistencia del exterior por los daños causados por las inundaciones debido al riesgo del coronavirus

Últimas noticias 14/08/2020 11:13
La imagen, publicada, el 14 de agosto de 2020, por la KCNA, muestra al presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, presidiendo una reunión del politburó del Partido de los Trabajadores, celebrada el día anterior, en la sede del Comité Central del partido. (Uso exclusivo dentro de Corea del Sur. Prohibida su distribución parcial o total)

Seúl, 14 de agosto (Yonhap) -- El presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, ha dicho que el país sufrió daños graves por las recientes lluvias torrenciales; sin embargo, no debe aceptar ninguna asistencia del exterior, debido al riesgo del nuevo coronavirus, ha informado, este viernes, la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA, según sus siglas en inglés).

Según la KCNA, Kim realizó los comentarios mientras presidía una reunión del politburó del gobernante Partido de los Trabajadores, celebrada el jueves, a fin de discutir las medidas para reparar los daños causados por las inundaciones, subrayando la importancia de no cejar en los esfuerzos en la lucha contra el nuevo coronavirus.

Kim dijo, durante la reunión, que el agravamiento de la situación del nuevo coronavirus en todo el mundo urge a implementar cierres fronterizos más endurecidos y medidas de prevención del virus más estrictas, y agregó que no se puede permitir, de ninguna manera, la asistencia del exterior en relación con los daños causados por las inundaciones.

Kim enfatizó la necesidad de reparar las áreas afectadas por las inundaciones conforme a las necesidades de los residentes, de tal modo que se puedan evitar los daños de cualquier otra inundación o desastre natural en el futuro. El líder norcoreano añadió que no puede permitir que las víctimas de las inundaciones conmemoren fuera, en las calles, el 75° aniversario de la fundación del Partido de los Trabajadores.

La KCNA informó de que un total de 39.296 hectáreas de arrozales sufrieron daños por las inundaciones, mientras que 16.680 casas y cerca de 630 edificios públicos, así como también numerosos puentes, carreteras y ferrocarriles, se inundaron o destruyeron en todo el país.

El medio de comunicación estatal dijo que, durante la reunión, el Norte también decidió levantar el bloqueo de la ciudad fronteriza de Kaesong, implementado durante tres semanas, desde el 24 de julio, luego de que un desertor norcoreano regresara a la ciudad fronteriza desde el Sur, supuestamente con síntomas del nuevo coronavirus.

Asimismo, durante la reunión, se abordaron asuntos del personal, incluido el nombramiento de Kim Tok-hun, vicepresidente del Partido de los Trabajadores, como primer ministro, sustituyendo a Kim Jae-ryong; así como la designación de Ri Byong-chol, quien supervisaba el desarrollo nuclear y de misiles del Norte, como nuevo miembro del politburó, según la KCNA.

La fotografía, capturada, el 7 de agosto de 2020, de la Estación Central de Televisión de Corea del Norte, muestra casas inundadas y destruidas en una aldea devastada por las inundaciones, en la comarca de Unpha, provincia de Hwanghae del Norte. El medio de comunicación norcoreano no reportó cuándo realizó Kim Jong-un la visita al pueblo afectado, pero se cree que fue el día previo. (Uso exclusivo dentro de Corea del Sur. Prohibida su distribución parcial o total)

nkim@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir