Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(2ª AMPLIACIÓN) El área metropolitana de Seúl se encuentra en peligro de un incremento de casos del coronavirus y las infecciones locales reportan su mayor aumento en más de un mes

Últimas noticias 13/08/2020 16:49
Los trabajadores sanitarios, vestidos con trajes protectores, se preparan para trabajar, el 13 de agosto de 2020, en una clínica de examen del coronavirus instalada en una escuela de secundaria en Yongin, al sur de Seúl.

Seúl, 13 de agosto (Yonhap) -- Las autoridades sanitarias de Corea del Sur han advertido, este jueves, que el área metropolitana de Seúl está al borde de otro aumento de casos del virus, y que las normas de distanciamiento social aliviadas podrían volver a ser endurecidas si la tendencia alcista continúa.

Los casos adicionales del nuevo coronavirus en Corea del Sur han superado los 50, este jueves, por segundo día consecutivo, a medida que los casos de transmisión local, la mayoría de ellos vinculados a infecciones grupales esporádicas en Seúl y las áreas circundantes, reportaron su aumento más elevado en más de un mes.

Corea del Sur identificó 56 casos nuevos de COVID-19, incluidas 47 infecciones locales, lo que elevó el total de casos en el país a 14.770, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, según sus siglas en inglés).

El miércoles se habían reportado 54 casos adicionales.

Los casos de transmisión local alcanzaron su mayor aumento diario desde el 3 de julio, cuando el país informó 49 casos, a medida que las infecciones grupales esporádicas -la mayoría de las cuales están ligadas a unas iglesias y un restaurante de comida rápida en el área metropolitana de Seúl- han provocado otro brote del virus.

Kwon Jun-wook, subdirector del KCDC, dijo, durante una conferencia de prensa, que el área capitalina del país se encuentra en una situación volátil, agregando que se están reportando brotes esporádicos simultáneos en varias áreas, y que, si esta situación se combina con las congregaciones y los viajes durante el período vacacional, las cosas podrían quedar fuera de control.

Kwon añadió que, si la situación continúa, será inevitable para el país adoptar unas medidas estrictas de distanciamiento social.

Corea del Sur adoptó, en junio, un plan de distanciamiento social de tres niveles, que ajusta la intensidad de las pautas de prevención epidemiológica dependiendo de la gravedad del brote del COVID-19. Explicó que el país se encuentra actualmente bajo un distanciamiento social de "nivel 1".

Las medidas de distanciamiento social de nivel 2 pueden ser aplicadas si los casos diarios de infecciones exceden los 50, permaneciendo por debajo de los 100, durante 14 días seguidos.

Entre los casos locales, se reportaron 25 en Seúl y 16 en la provincia circundante de Gyeonggi. La ciudad sudoriental de Busan añadió dos casos adicionales de COVID-19.

Más de 30 casos se han vinculado a una iglesia en Goyang, al norte de Seúl. El brote en la iglesia también ha provocado infecciones en una guardería de la misma ciudad y en el mercado de Namdaemun, en el centro de Seúl.

Además, más de 20 casos se han ligado a otra iglesia en Goyang y se han identificado al menos 17 casos en una iglesia de Gimpo, al oeste de Seúl.

Este jueves, las autoridades sanitarias confirmaron un total de 12 casos vinculados con una iglesia en Yongin, al sur de Seúl. Cinco casos también fueron reportados en una iglesia en el distrito nororiental de Seongbuk, en Seúl.

Once casos han sido conectados con una reunión de empleados de Lotteria, un restaurante de comida rápida en Seúl.

Las autoridades sanitarias también están vigilando estrechamente los casos procedentes de escuelas de secundaria en Yongin y Busan.

El incremento diario de las infecciones importadas cayó a un solo dígito por primera vez en cuatro días.

Entre los nueve casos importados de este jueves, tres se detectaron en los controles de seguridad de los aeropuertos y puertos marítimos. El número total de infecciones importadas ha alcanzado las 2.600.

El país no reportó muertes adicionales por cuarto día consecutivo, manteniendo la cifra de fallecimientos por el virus en 305, según el KCDC. La tasa de mortalidad alcanzó el 2,06 por ciento.

El número de pacientes que se recuperaron completamente del virus se situó en 13.817, lo que constituye un incremento de 31 frente al día anterior.

Corea del Sur ha realizado 1.654.898 pruebas del COVID-19 desde el 3 de enero.

El KCDC dijo que se estima que las compañías surcoreanas comiencen, dentro de este año, los ensayos clínicos sobre tres materiales de vacunas experimentales, dos de los cuales están basados en ADN.

El Gobierno está apoyando sus proyectos, con el fin de desarrollar vacunas contra el COVID-19 para 2022.

Mientras tanto, el KCDC dijo que ha administrado Remdesivir -un fármaco experimental usado convencionalmente para tratar el ébola- a 119 pacientes del nuevo coronavirus en estado crítico, en 35 hospitales a lo largo del país.

Un trabajador sanitario desinfecta una escalera, el 13 de agosto de 2020, en una escuela de secundaria en la ciudad portuaria sureña de Busan.

hana@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir