Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(3ª AMPLIACIÓN) El tifón Jangmi se debilitará y se convertirá en un ciclón extratropical mientras avanza hacia el norte

Últimas noticias 10/08/2020 18:03
La fotografía, tomada el 10 de agosto de 2020, muestra olas altas en la playa de Haeundae, en la ciudad portuaria sudoriental de Busan, mientras el tifón Jangmi se mueve hacia el norte.

Seúl, 10 de agosto (Yonhap) -- El tifón Jangmi, que ha llegado a la costa meridional de Corea del Sur este lunes por la tarde, se espera que se debilite y se convierta en un ciclón extratropical antes de alejarse del país.

El tifón se estaba moviendo hacia el nordeste, a una velocidad de 50 kilómetros por hora, después de tocar tierra en el extremo sur de la isla de Geoje, cerca de Tongyeong, en la provincia de Gyeongsang del Sur, a las 2:50 p.m., tras formarse, el día anterior, en las aguas a unos 600 kilómetros al sudoeste de la isla japonesa de Okinawa.

La fotografía, tomada el 10 de agosto de 2020, muestra olas altas en la playa de Haeundae, en la ciudad portuaria sudoriental de Busan, mientras el tifón Jangmi se movía hacia el norte.

La Administración Meteorológica de Corea del Sur (KMA, según sus siglas en inglés) dijo que mientras los fuertes vientos acompañados por el tifón se debilitarán, fuertes lluvias caerán en algunas partes del país, incluyendo el área metropolitana de Seúl y las provincias de Gangwon, Chungcheong y Gyeongsang.

La fotografía, tomada el 10 de agosto de 2020, muestra una pantalla en la que se indica que los vuelos han sido cancelados como medida de precaución contra el tifón Jangmi, en el Aeropuerto Internacional de Jeju, en la isla surcoreana meridional de Jeju.

En la costa oriental de las provincias de Gyeongsang y Gangwon, se pronosticaba que la velocidad del viento alcanzaría los 35-60 kilómetros por hora, con un máximo de 90 kilómetros por hora.

La agencia meteorológica pronosticó nubes y lluvia sobre el país hasta el martes.

Se esperaba que las precipitaciones para el período de dos días fueran de 50-150 milímetros en las áreas meridionales de las provincias de Gyeonggi y Gangwon, así como en la provincia de Chungcheong y Jeolla del Norte.

También se pronosticaron lluvias de 30 a 80 milímetros en partes de las provincias de Seúl, Gyeonggi y Gangwon, así como en las provincias de Jeolla del Sur y Gyeongsang.

La agencia meteorológica recomendó medidas preventivas contra posibles daños, advirtiendo que el suelo podría haberse debilitado debido a los recientes aguaceros.

La fotografía, tomada el 10 de agosto de 2020, muestra fuertes olas en una playa de Seogwipo, en la isla surcoreana meridional de Jeju, a medida que el tifón Jangmi se avecinaba al país.

En Jeju se cancelaron 36 vuelos nacionales, como parte de una medida de precaución. Asimismo, se impuso una prohibición de operaciones a 15 barcos de nueve rutas, que conectan Jeju con otras partes del país, mientras que alrededor de 2.000 barcos quedaron atracados por seguridad.

Sin embargo, el daño fue limitado, ya que se registró, al mediodía, una velocidad del viento de 1-5 metros por segundo. La alerta por tifón se levantó a la 1:00 p.m.

La fotografía, tomada el 9 de agosto de 2020, muestra a unos pescadores en la ciudad portuaria de Busan, en el sureste del país, moviendo a tierra firme los barcos para prepararse ante la llegada a Corea del Sur del tifón Jangmi.

Aun así, las autoridades informaron de que se estima que caiga una precipitación de alrededor de 30-80 milímetros en la isla hasta el martes por la mañana.

El tifón Jangmi, que significa "rosa" en español, se produjo, a medida que el país está experimentando, este año, una temporada de monzones inusualmente larga.

La fotografía, tomada el 10 de agosto de 2020, muestra a unos visitantes disfrutando de la naturaleza, en una cafetería de Seogwipo, en la isla vacacional meridional de Jeju, en Corea del Sur. Los daños causados por el tifón Jangmi, que pasó cerca de la isla esta mañana, fueron relativamente pocos.

Este año, la temporada de monzones, que empezó el 24 de junio en la región central y no ha mostrado indicios de atenuarse, es probable que termine después del 10 de agosto, rompiendo la fecha récord de fin de la temporada, registrada en 1987.

Asimismo, se prevé que la temporada de monzones marque, este año, un nuevo récord como la más larga, después de la marca de 49 días registrada en 2013. Los monzones han persistido durante 47 días y superarán, probablemente, los 50, ya que está previsto que se extiendan hasta mediados de agosto.

La temporada de fuertes lluvias, que azotó las regiones centrales, en agosto, ha dejado 42 muertos y desaparecidos, y ha ocasionado daños en 14.091 instalaciones. Cerca de 7.000 personas han sido evacuadas de sus hogares.

La fotografía, proporcionada, el 9 de agosto de 2020, por la oficina de la provincia de Jeolla del Norte, muestra una carretera en Jangsu, en dicha provincia, que sufrió daños debido a las fuertes lluvias recientes. (Prohibida su reventa y archivo)

El primer ministro surcoreano, Chung Sye-kyun, urgió a los funcionarios, durante una reunión gubernamental sobre la respuesta al tifón, que tomen medidas "exhaustivas" para hacer frente al tifón, mientras cumplen las medidas de seguridad.

Chung dijo que, aunque el tifón es de tamaño pequeño se aproxima a alta velocidad, lo que eleva las preocupaciones sobre los daños que dejen los fuertes vientos. El primer ministro instó a tomar medidas rigurosas contra los fuertes vientos en Jeju y en las áreas costeras sureñas, que se encuentran bajo la influencia del tifón.

Mientras tanto, Chung aconsejó al pueblo que se abstenga de salir al exterior innecesariamente y a los funcionarios a tomar en cuenta la seguridad durante el rescate de las personas y mientras ejecutan sus deberes "in situ".

En la fotografía, tomada el 9 de agosto de 2020, se muestra unas vacas sobre el tejado de un establo, en la comarca de Gurye, en la provincia de Jeolla del Sur, dado que la región ha sido afectada por la inundación, causada por las fuertes lluvias recientes.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir