Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(2ª AMPLIACIÓN) Los casos nuevos de coronavirus caen por debajo de 30 mientras que las infecciones vinculadas a las iglesias vuelven a cobrar importancia

Últimas noticias 10/08/2020 11:46
Los miembros del personal médico realizan pruebas de coronavirus en una clínica de autoservicio, el 9 de agosto de 2020, en Goyang, al norte de Seúl.

Seúl, 10 de agosto (Yonhap) -- Los casos adicionales del nuevo coronavirus en Corea del Sur han caído, este lunes, por debajo de 30, a medida que las infecciones importadas se desaceleraron; sin embargo, los casos locales vinculados a las iglesias continúan siendo un lastre en la lucha del país contra la pandemia.

Corea del Sur identificó 28 casos nuevos de COVID-19, incluidas 17 infecciones locales, lo que elevó el total de casos en el país a 14.626, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, según sus siglas en inglés).

La cifra supone una ligera caída frente a los 36 casos reportados el domingo, entre los cuales se identificaron 30 infecciones locales.

Los casos procedentes del extranjero que cayeron, el domingo, hasta las seis infecciones, después de 43 días consecutivos en que se reportaron cifras de dos dígitos, repuntaron a 11 este lunes.

Entre los nuevos casos de transmisión local, 11 se detectaron en Seúl, que tiene una alta densidad de población. Nueve de las infecciones se vincularon al mercado de Namdaemun, en el centro de la capital. Por su parte, la provincia circundante de Gyeonggi reportó cinco casos.

La cifra de infecciones locales cayó hasta un mínimo de tres el 3 de agosto, pero las infecciones grupales esporádicas, la mayoría de las cuales se encuentra vinculada con las iglesias, han provocado otro repunte.

Una iglesia en Goyang, al norte de Seúl, reportó ocho infecciones adicionales el domingo, lo que llevó su total a 24 casos. Otra iglesia de la ciudad identificó dos casos más, sumando un total de 20 infecciones.

Además, se vincularon cinco infecciones a una iglesia del distrito de Yeongdeungpo, en el oeste de Seúl. Las autoridades sanitarias dijeron que los fieles de tal iglesia cenaron juntos sin acatar las medidas apropiadas de prevención epidemiológica.

Desde que reportó su primera infección, el 20 de enero, Corea del Sur nunca ha adoptado un bloqueo completo y, en cambio, ha optado por prevenir el brote del virus mediante unas directrices reforzadas de distanciamiento social.

Entre las medidas se encuentra la implementación de un sistema de registro basado en códigos de respuesta rápida (QR) para rastrear rápidamente a los visitantes de establecimientos concurridos, como bares, clubs nocturnos e iglesias.

Corea del Sur había prohibido que las iglesias celebrasen congregaciones adicionales a sus servicios religiosos regulares, en medio del creciente número de infecciones relacionadas; sin embargo, el 24 de julio, decidió retirar la restricción.

Las autoridades sanitarias insinuaron, el domingo, que están considerando volver a imponer la medida si no se reduce el número de infecciones ligadas a las iglesias.

De los 11 casos nuevos importados, seis fueron detectados en los controles de seguridad de los aeropuertos y puertos marítimos.

Se reportaron tres infecciones adicionales procedentes de Estados Unidos, mientras que otros dos casos provinieron de Filipinas y otros tantos de Bangladés.

Del total de 2.561 infecciones importadas en Corea del Sur, el 65,8 por ciento son ciudadanos surcoreanos.

El país sufrió recientemente un aumento drástico en la cifra de infecciones procedentes del extranjero, debido a los casos detectados entre los trabajadores surcoreanos que volvieron a casa desde Irak, junto con los marineros de los barcos rusos atracados en un puerto de Corea del Sur.

Mientras tanto, no se reportaron muertes adicionales por el virus, lo que mantuvo el total de fallecimientos en 305, según el KCDC.La tasa de mortalidad alcanzó el 2,09 por ciento.

El número total de personas dadas de alta de la cuarentena después de recuperarse completamente se situó en 13.658, lo que constituye un incremento de 16 frente al día previo. Más del 93 por ciento de los pacientes se han curado del COVID-19.

Corea del Sur ha realizado 1.628.303 pruebas del nuevo coronavirus desde el 3 de enero.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir