Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(AMPLIACIÓN) El líder norcoreano ordena una asistencia especial para Kaesong tras su bloqueo debido al coronavirus

Corea del Norte 06/08/2020 22:48
La fotografía, proporcionada, el 6 de agosto de 2020, por la KCNA, muestra al líder norcoreano, Kim Jong-un, hablando durante una reunión del comité ejecutivo del WPK, celebrada un día antes, durante la cual ordenó una asistencia especial para la ciudad de Kaesong tras su bloqueo por las preocupaciones del nuevo coronavirus. (Uso exclusivo dentro de Corea del Sur. Prohibida su distribución parcial o total)

Seúl, 6 de agosto (Yonhap) -- El presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, ha convocado una reunión del comité ejecutivo de políticas del Partido de los Trabajadores (WPK, según sus siglas en inglés) y ha ordenado una asistencia especial para la ciudad de Kaesong, que se encuentra bloqueada debido a las preocupaciones sobre el nuevo coronavirus, según informó, este jueves, la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA).

Corea del Norte declaró, la semana pasada, un estado de emergencia y dijo que ha implementado un bloqueo en Kaesong, afirmando que se sospecha de un caso de COVID-19 de un desertor "fugitivo" que regresó, recientemente, desde el Sur. Desde entonces, Pyongyang ha intensificado sus esfuerzos contra el virus, dejando la ciudad norcoreana de Kaesong, fronteriza con el Sur, bajo un bloqueo total desde el 24 de julio y reforzando sus fronteras.

La KCNA dijo que, durante la reunión, evaluaron el trabajo contra la epidemia y la situación en la ciudad de Kaesong, que está bloqueada por completo en virtud del sistema de emergencia máxima del Estado, discutieron y decidieron que el Comité Central del WPK proporcione un suministro especial de alimentos y fondos a la ciudad, a fin de estabilizar la vida de los ciudadanos, y ordenó al sector pertinente a tomar, inmediatamente, medidas al respecto.

La KCNA dijo que más de 550.000 artículos de asistencia de más de 30 tipos han sido enviados de forma urgente a Kaesong desde el inicio del sistema de emergencia.

Asimismo, la KCNA agregó, sin entrar en detalles, que el Norte decidió lanzar "un nuevo departamento" dentro del Comité Central del WPK y que se evaluaron y discutieron las maneras para mejorar radicalmente el sistema de asuntos de personal del partido.

Los principales funcionarios del WPK asistieron a la reunión, incluido el vicepresidente del Comité Central del partido gobernante, Kim Yong-chol; el vicepresidente del Comité de Asuntos de Estado, Pak Pong-ju, y el vicepresidente de la Comisión Militar Central, Ri Pyong-chol.

Esta es la primera vez que Pyongyang revela los resultados de la reunión del comité ejecutivo de políticas del WPK desde su inicio, en 2016.

Los expertos dicen que la medida norcoreana podría reflejar su deseo de dejar un margen para la cooperación intercoreana.

El profesor Yang Moo-jin de la Universidad de Estudios Norcoreanos, dijo que no cree que busquen la reanudación inmediata en la cooperación intercoreana, pero que están exponiendo de forma natural la situación en el Norte para dar margen a la cooperación humanitaria entre las dos Coreas en el futuro, especialmente si los daños por las inundaciones se agravan en el régimen comunista.

Yang agregó que el líder norcoreano debe haber querido escuchar las opiniones de los principales funcionarios del partido, dado que las dos cuestiones que involucran a un desertor norcoreano y el bloqueo de Kaesong son importantes para mantener bajo control a los norcoreanos y solidificar la unidad interna.

Mientras que la cuaretena de dos semanas de Kaesong termina esta semana, los funcionarios del partido podrían haber tratado si continuar o no con el bloqueo de la ciudad.

Corea del Norte ha afirmado ser un país libre del nuevo coronavirus; sin embargo, los observadores externos han cuestionado dicha aseveración, ya que el régimen comunista tiene una frontera larga y porosa con China, afectada duramente por el virus, y se sabe que tiene una infraestructura precaria con equipos y personal insuficientes para hacer frente a la enfermedad altamente contagiosa.

A pesar de su afirmación de estar libre del virus, el Norte ha tomado medidas relativamente rápidas y drásticas, al cerrar sus fronteras y endurecer las medidas de cuarentena desde finales de enero.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir