Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(AMPLIACIÓN) La Cancillería ordena a un diplomático que regrese a casa por acusaciones de acoso sexual en Nueva Zelanda

Últimas noticias 03/08/2020 18:45
El embajador de Nueva Zelanda ante Corea del Sur, Philip Turner (dcha.), entra al Ministerio de Asuntos Exteriores, en Seúl, el 3 de agosto de 2020, para discutir sobre las acusaciones de acoso sexual que rodean a un diplomático surcoreano de cuando estuvo trabajando en Wellington, Nueva Zelanda, en el año 2017.

Seúl, 3 de agosto (Yonhap) -- El Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea del Sur ha dicho, este lunes, que ha ordenado a un diplomático que regrese a casa inmediatamente por las acusaciones de que acosó sexualmente a un empleado local de la embajada cuando trabajaba en Nueva Zelanda.

El neozelandés acusó al diplomático surcoreano de alto rango de manosear partes de su cuerpo en tres ocasiones, en 2017. El caso ha llamado más atención después de que la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, abordase el asunto en una llamada telefónica con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, la semana pasada.

"Hoy emitimos una orden para que (el diplomático) regrese a casa inmediatamente. Es una medida de personal tomada por causar varios problemas", dijo un funcionario del ministerio, añadiendo que Corea del Sur está dispuesta a cooperar en la extradición del diplomático en caso de que Nueva Zelanda la solicite.

El ministerio transmitió su postura durante una reunión con el embajador neozelandés ante Seúl, Philip Turner, posteriormente este lunes. Tras su llegada a la Cancillería, el embajador se dirigió directamente al edificio, sin responder a las preguntas de los periodistas.

En la reunión, también se estimaba que la Cancillería expresara su pesar al Gobierno neozelandés por revelar la cuestión a los medios, sin tratar de resolver la materia de forma diplomática.

El funcionario surcoreano también dijo que, en la práctica diplomática, es muy inusual plantear la cuestión durante una llamada telefónica entre dos líderes.

En los diálogos de la semana pasada, Arden expresó a Moon su desaprobación en que Seúl no suspenda su inmunidad, lo que permitiría la investigación, según los informes de los medios de Nueva Zelanda. Un portavoz de Arden también dijo que ahora depende de Seúl determinar las medidas que se tomarán.

El funcionario de Seúl dijo que la Cancillería había propuesto formas de cooperar en la investigación en curso de la policía de Nueva Zelanda sin suspender la inmunidad diplomática, como permitir a los funcionarios de la embajada llevar a cabo interrogatorios por escrito, pero Wellington rehusó a las mismas.

El diplomático abandonó Wellington en febrero de 2018 y ahora está estacionado en Filipinas.

El sábado, Winston Peters, el canciller neozelandés, también urgió a Corea del Sur a cooperar retirando la inmunidad diplomática del acusado y enviándolo a Nueva Zelanda para una investigación.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Palabras clave
Inicio Subir