Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

El Ministerio de Unificación informará al relator de la ONU sobre la decisión de investigar a los grupos de activistas por los envíos de folletos anti-Pyongyang

Corea del Norte 29/07/2020 10:29
El desertor norcoreano Park Sang-hak, jefe de Combatientes por la Libertad de Corea del Norte, aborda un vehículo frente a la oficina del grupo, el 26 de junio de 2020, en Seúl, después de que la policía terminara una redada e incautación en el recinto, como parte de su investigación sobre la campaña de envío de panfletos anti-Pyongyang por parte del grupo.

Seúl, 29 de julio (Yonhap) -- El Ministerio de Unificación de Corea del Sur sostendrá, esta semana, una videoconferencia con el relator especial de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en Corea del Norte, Tomás Ojea Quintana, para explicar la reciente decisión del ministerio de investigar a los grupos de activistas sobre las campañas de envío de folletos anti-Pyongyang al territorio comunista, dijo, este miércoles, un funcionario del ministerio.

La reunión con el relator especial, programada para el jueves, se produce después de que el ministerio dijera que investigará a decenas de grupos de activistas, incluidos aquellos dirigidos por desertores norcoreanos, para verificar si están operando de conformidad con su fin empresarial declarado.

La investigación es un seguimiento a la medida previa del ministerio de revocar las licencias de dos grupos de desertores acusados de enviar panfletos anti-Pyongyang, desafiando los reiterados llamamientos del Gobierno contra tal actividad.

Los grupos de activistas y organizaciones de derechos humanos han protestado contra tales medidas, señalando que se está violando su derecho a la libertad de expresión. Según se informa, Ojea también ha expresado preocupaciones sobre la investigación.

El envío de panfletos ha surgido como una fuente significativa de tensiones transfronterizas desde que Pyongyang lo consideró una violación del acuerdo de una cumbre intercoreana y amenazó con tomar una serie de medidas de represalia contra Corea del Sur, en caso de que no detuviera tales actividades.

Corea del Norte también se refirió al Sur como un "enemigo" y demolió una oficina de enlace conjunta, localizada en su ciudad fronteriza de Kaesong, el mes pasado, como furiosa represalia por el asunto de los folletos.

Corea del Sur ha aconsejado a los grupos de activistas que detengan el envío de panfletos al Norte, diciendo que la actividad podría elevar las tensiones y poner en riesgo las vidas de los residentes en las áreas fronterizas. Los activistas han afirmado que el envío de folletos tiene el fin de proporcionar información sobre el mundo exterior a la gente que sufre en el territorio aislado.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir