Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Las fuertes lluvias golpean Corea del Sur y provocan inundaciones repentinas dejando 4 muertos o desaparecidos

Últimas noticias 24/07/2020 18:29
Esta foto, proporcionada por un lector, muestra el espacio de estacionamiento subterráneo de un edificio de apartamentos de lujo en Busan afectado por inundaciones repentinas, el 23 de julio de 2020. (Prohibida su reventa y archivo)

Seúl, 24 de julio (Yonhap) -- Las intensas lluvias con fuertes vientos han golpeado a Corea del Sur, causando inundaciones repentinas que mataron a tres personas y dejaron a decenas de personas varadas.

La sede central de gestión de desastres dijo que tres personas fueron encontradas muertas en sus automóviles el jueves por la noche, sumergidas en agua de lluvia en un paso subterráneo en la ciudad portuaria de Busan, en el sur del país. Un hombre fue reportado como desaparecido tras ser arrastrado por un arroyo inundado en Ulsan, al noreste de Busan.

En todo el país, unas 195 personas fueron evacuadas a un lugar seguro y al menos 51 fueron rescatadas, según el centro nacional de gestión de desastres.

Esta foto, proporcionada por un lector, muestra una estación de metro en Busan golpeada, el 23 de julio de 2020, por inundaciones repentinas. (Prohibida su reventa y archivo)

En Busan, la segunda ciudad más grande del país, lluvias torrenciales de hasta 80 milímetros por hora desencadenaron el caos, provocando deslizamientos de tierra en sitios de construcción y convirtiendo las estaciones de metro en duchas interiores.

Según la Administración Meteorológica de Corea del Sur (KMA, según sus siglas en inglés), las precipitaciones por hora de la ciudad el jueves se registraron como las décimas más altas desde 1920.

Las fotos compartidas por los residentes mostraron que el agua de lluvia caía en cascada en las estaciones subterráneas de metro y los autobuses corrían en riadas hasta la cintura. Las calles normalmente ocupadas se convirtieron en lagos gigantes y poco profundos.

En Busan, se reportaron 162 casos de casas inundadas, la mayoría en el país, con 43 carreteras también sumergidas, atrapando temporalmente a las personas en sus vehículos.

También se emitió un aviso de fuertes lluvias en la ciudad industrial de Ulsan, hogar de las principales plantas locales de Hyundai Motor.

Los aguaceros de 215,5 milímetros golpearon la ciudad, provocando deslizamientos de tierra e inundaciones repentinas que se tragaron las aceras y los senderos peatonales a lo largo del arroyo Yeocheon, en el sur de Ulsan. Se presentaron un total de 44 informes de daños en la estación de bomberos de Ulsan.

En la capital, Seúl, algunas partes de las carreteras interurbanas se cerraron debido al aumento de las aguas. Pero el daño por lo demás fue mínimo. En Gwangju, Gapyeong y Paju, en la provincia de Gyeonggi, las fuertes lluvias ocasionaron cortes de energía en 1.100 hogares.

Los avisos de fuertes lluvias aún están vigentes en algunas partes del país, incluidas las provincias de Gangwon y Gyeongsang del Norte, donde se pronostica que continuarán las lluvias de hasta 50 milímetros. Pero las lluvias se detendrán en el área de la capital -Seúl, Incheon y la provincia de Gyeonggi- durante el viernes.

Un parque junto al río está sumergido en Busan, el 23 de julio de 2020, donde las lluvias torrenciales de hasta 80 milímetros por hora desataron el caos.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir