Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Corea del Sur permitirá que los aficionados al béisbol y fútbol vuelvan a los estadios

Últimas noticias 24/07/2020 16:05
La foto de archivo, tomada el 28 de junio de 2020, muestra un partido a puerta cerrada de la temporada regular de la KBO, entre los NC Dinos y Doosan Bears, disputado en el estadio de béisbol de Jamsil, en Seúl.

Seúl, 24 de julio (Yonhap) -- El Gobierno ha anunciado, este viernes, que permitirá que los aficionados al béisbol y fútbol profesional vuelvan a asistir a los partidos, el domingo como muy pronto, aunque de manera limitada.

La Organización de Béisbol de Corea del Sur (KBO, según sus siglas en inglés) y la Liga de Fútbol Profesional de Corea del Sur (K-League) comenzaron sus temporadas, en mayo, las cuales habían sido postergadas durante más de un mes debido a la pandemia del nuevo coronavirus, y, desde entonces, los partidos se han estado jugando a puerta cerrada.

El Gobierno dijo que la KBO podrá permitir la entrada de aficionados a los estadios, a partir del domingo; sin embargo, solo estará disponible el 10 por ciento de las gradas. Los representantes de la organización dijeron que los clubes que estén preparados venderán sus entradas para sus respectivos partidos del domingo, mientras que el resto comenzará la venta a principios de la próxima semana.

La K-League podrá hacer lo mismo, a partir del 1 de agosto, con la misma regla del 10 por ciento de la capacidad máxima, para garantizar el distanciamiento social y prevenir las infecciones por COVID-19.

Por su parte, el golf ha estado en marcha, sin fanes, desde mediados de mayo. El Gobierno requerirá que la Asociación de Golfistas Profesionales de Corea del Sur (KPGA) y la Asociación Profesional de Golf Femenino de Corea del Sur (KLPGA) mantengan sus partidos sin aficionados hasta finales de agosto, para evaluar después si la situación del COVID-19 es apta para que los aficionados vuelvan a asistir a los campos.

Durante una conferencia de prensa, Yoon Tae-ho, un funcionario de alto rango de la Sede Central de Contramedidas por Desastre y de Seguridad, dijo que las ciudades y regiones que se encuentren bajo directrices endurecidas de distanciamiento social no tendrán permitido llevar a cabo eventos deportivos con aficionados hasta que mejore su situación.

La ciudad de Gwangju, a 330 kilómetros al sur de Seúl, y la provincia sureña de Jeolla del Sur se encuentran bajo el "Nivel 2" del plan de tres niveles de distanciamiento social, el cual fue introducido a finales de junio. Tales regiones han presenciado un aumento drástico de infecciones locales en las últimas semanas.

El Nivel 2 prohíbe todas las congregaciones bajo techo de 50 o más personas, mientras que solo pueden celebrarse al aire libre si hay menos de 100 personas.

Entre los equipos de Gwangju se encuentran los Kia Tigers de la KBO y el Gwangju FC de la K-League. Los Jeonnam Dragons, que pertenecen a la segunda división de la K-League, juegan en Gwangyang, en la provincia de Jeolla del Sur.

La decisión es una buena noticia para los equipos deportivos, que se han visto atrapados en situaciones financieras extremas, sin recibir ingresos por entradas en lo que va de año.

La foto de archivo, tomada el 10 de mayo de 2020, muestra un partido a puerta cerrada de la K-League 1, entre los Pohang Steelers y Busan IPark, en el campo Pohang Steel, en Pohang, a 370 kilómetros al sureste de Seúl. En las gradas se instalaron pancartas con dibujos de aficionados usando mascarillas de protección sanitaria.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir