Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(2ª AMPLIACIÓN) Los grupos cívicos instan a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos a investigar el caso del presunto acoso sexual del difunto alcalde

Últimas noticias 22/07/2020 20:41
Las representantes de Línea Directa para Mujeres de Corea del Sur y el Centro de Asistencia contra la Violencia Sexual de Corea del Sur, y Kim Jae-ryun (segunda por la izda.), una abogada que representa a la víctima que denunció por acoso sexual al difunto alcalde de Seúl, Park Won-soon, sostienen una conferencia de prensa, el 22 de julio de 2020, en el centro de Seúl.

Seúl, 22 de julio (Yonhap) -- Los grupos cívicos que representan a la víctima del presunto acoso sexual del difunto alcalde de Seúl, Park Won-soon, han instado, este miércoles, a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (NHRC, según sus siglas en inglés), a lanzar una investigación independiente sobre el incidente, rechazando la propuesta del Ayuntamiento de Seúl de lanzar un equipo de investigación conjunto.

También urgieron a los funcionarios del Gobierno Metropolitano a asumir la responsabilidad por contribuir a lo que calificaron como una cultura de trabajo jerárquica que hizo la vista gorda ante el caso.

La víctima, que trabajó para el difunto alcalde como secretaria, presentó una queja ante la policía, el 8 de julio, reclamando que el alcalde de la capital la acosó sexualmente durante más de cuatro años y que sus repetidas solicitudes de ayuda fueron ignoradas. La policía lanzó una investigación sobre el caso, pero Park fue encontrado muerto, dos días después, en una montaña de Seúl, en un aparente suicidio.

Unos días después, el Ayuntamiento de Seúl propuso lanzar un comité de investigación independiente, compuesto por grupos cívicos y expertos en derecho, en medio de la creciente presión para determinar la verdad sobre lo que fue considerado, de forma generalizada, como un caso típico de acoso sexual basado en el poder.

Lee Mi-kyoung, directora del Centro de Asistencia contra la Violencia Sexual de Corea del Sur, uno de los dos grupos cívicos que están ayudando a la víctima, dijo, este miércoles, en una conferencia de prensa, que su postura es que una organización estatal externa debe investigar el caso, y no el Ayuntamiento de Seúl.

Lee dijo que creen que una medida de emergencia -una investigación directa de la NHRC- es la mejor medida en este momento, subrayando que la investigación debe abarcar no solo el caso en sí, sino también si el ambiente y la cultura de trabajo del Ayuntamiento empeoraron la situación y cómo.

Las participantes en la conferencia de prensa instaron a los funcionarios municipales pertinentes a asumir su responsabilidad, diciendo que el caso "va más allá de los asuntos relacionados personalmente con Park" y que en realidad es "un crimen organizado que fue sustentado por el poder".

El hecho de que las repetidas solicitudes de ayuda de la víctima fueran ignoradas fue evidencia de dicha estructura, dijeron.

Kim Jae-ryun, una abogada que representa a la víctima, dijo que, según recuerda la víctima, pidió ayuda a 17 personas mientras trabajaba como secretaria y a tres más cuando fue trasladada. Agregó que entre esas personas se incluyen, evidentemente, las que se encuentran en puestos más altos y las que están a cargo de los recursos humanos, quienes debieron haberlo notificado a personas con más responsabilidad.

En cuanto a las opiniones de que el caso ha sido terminado de manera efectiva debido a la muerte de Park, Kim recalcó que debería seguir siendo posible castigar legalmente a aquellos que ignoraron las solicitudes de ayuda.

La víctima no asistió a la conferencia de prensa, pero compartió una declaración que el grupo cívico leyó en voz alta.

En la declaración, la víctima dijo que se trata de un caso sobre el cual se tardó mucho tiempo en percatarse de que había un problema, y aún más tiempo en plantear la cuestión.

Agregó que esperará, a fin de que la investigación arroje luz sobre lo sucedido a través de un proceso legalmente apropiado y razonable, sin prejuicios.

Los grupos cívicos y la abogada de la víctima planean presentar una queja oficial ante la NHRC la próxima semana.

Urgieron al Ayuntamiento de Seúl a cumplir plenamente los resultados de la investigación de la NHRC y tomar medidas punitivas contra los empleados pertinentes que se encuentran actualmente o estuvieron en activo. También pidieron al Ministerio de Igualdad de Género y Familia que investigue otros posibles casos de comportamiento sexual inapropiado causados por la disparidad de poder y ayude a impulsar cambios políticos para prevenir que haya más victimización.

En una conferencia de prensa independiente, el portavoz de la ciudad, Hwang In-sik, dijo que el Gobierno está apesadumbrado por la decisión, pero que "cooperará activamente" si la víctima presenta una demanda ante la comisión de derechos.

Hwang dijo que, como la entidad de principal responsabilidad en el actual incidente, la ciudad de Seúl cooperará de manera activa en todos los interrogatorios y procesos de investigación, y que, simultáneamente, tomará medidas para resolver la cultura laboral de discriminación sexual.

Mientras tanto, la policía desbloqueó el teléfono móvil de Park como parte de su investigación sobre su muerte.

Un oficial de la policia dijo que, en presencia de los representantes de la familia afligida y del Gobierno Metropolitano de Seúl, el grupo de trabajo policial comenzó los procedimientos forenses digitales, incluido el desbloqueo del teléfono móvil de Park.

La policía dijo que alguien había informado la contraseña del teléfono de Park, pero no identificaron quién era esa persona.

La investigación policial actualmente se centra únicamente en verificar la causa de la muerte de Park. La policía necesita órdenes adicionales si desea recopilar información relacionada con las acusaciones.

La foto, tomada el 13 de julio de 2020, muestra un retrato del difunto alcalde de Seúl, Park Won-soon, durante su funeral en Seúl.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir