Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(3ª AMPLIACIÓN) Las infecciones grupales e importadas provocan un aumento de más de 60 casos nuevos de coronavirus

Últimas noticias 22/07/2020 14:45
Los trabajadores del Aeropuerto Internacional de Incheon, al oeste de Seúl, revisan los documentos de los viajeros, el 22 de julio de 2020.

Seúl, 22 de julio (Yonhap) -- Los casos adicionales del nuevo coronavirus en Corea del Sur han repuntado a más de 60, este miércoles, debido a un incremento en las infecciones locales e importadas, mientras que el área metropolitana de Seúl ha presenciado un aumento drástico en los casos vinculados a una residencia de ancianos y una unidad militar de primera línea.

El país identificó 63 casos nuevos, elevando su total a 13.879, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, según sus siglas en inglés). Entre los casos más recientes, 29 fueron transmisiones locales.

Los casos diarios de coronavirus alcanzaron los 45, el martes, después de haber caído, el lunes, por debajo del umbral de 30 por primera vez en más de tres semanas, debido, principalmente, a un repunte en el número de infecciones locales generado por las infecciones ligadas a un asilo de ancianos de Seúl.

Entre los casos de transmisión local de este miércoles, 16 fueron detectados en la capital.

La residencia de ancianos, en el oeste de Seúl, reportó, el martes, tres casos nuevos de COVID-19, elevando su total a 12.

La provincia de Gyeonggi, que circunda la capital, informó ocho infecciones nuevas.

Una unidad del Ejército, situada en las cercanías de la frontera intercoreana, reportó una infección grupal. Se han detectado al menos 13 soldados infectados por COVID-19, hasta el momento, según oficiales del Ejército. No todos los infectados han sido incluidos en el conteo de este miércoles.

La ciudad de Gwangju, localizada a 330 kilómetros al suroeste de Seúl, informó un caso más, mientras que Incheon, al oeste de Seúl, añadió cuatro infecciones nuevas.

Las infecciones importadas han sufrido incrementos de dos dígitos por 27 días consecutivos. Se espera que tales casos sigan aumentando en el futuro, a medida que el país planea traer a casa a grupos de surcoreanos que se encuentran en Irak, una nación azotada por el virus.

Corea del Sur planea traer, el viernes, a casa a 290 surcoreanos desde el país de Oriente Medio, mediante el envío de dos aviones fletados.

El viceministro de Salud y Bienestar Social, Kim Ganglip, dijo, durante una sesión informativa regular, que, para evitar la propagación del virus, planean separar los asientos entre aquellos con síntomas de COVID-19 y los viajeros en condiciones normales.

El país ha estado solicitando a los viajeros entrantes procedentes de seis países de alto riesgo que entreguen un certificado que demuestre que dieron negativo en la prueba del coronavirus. Lo anterior no los exime de ser sometidos a un autoaislamiento de dos semanas y a pruebas independientes de COVID-19, tras entrar en el país.

Hasta el momento, ocho viajeros entrantes procedentes de los países de alto riesgo han dado positivo en la prueba del virus, pese a haber entregado el certificado. Las autoridades sanitarias, sin embargo, dijeron que es poco probable que tales casos provoquen infecciones locales.

Entre los 34 casos importados de este miércoles, 11 fueron procedentes de Uzbekistán, seguidos por siete de Filipinas y cinco de Estados Unidos.

Otro tripulante ruso a bordo de una embarcación atracada en la ciudad portuaria de Busan, en el sureste del país, dio positivo por COVID-19. Las autoridades sanitarias llevaron a cabo, el martes, pruebas de coronavirus a los 22 tripulantes del barco.

En el último mes, Corea del Sur ha detectado 43 casos de coronavirus en diferentes embarcaciones rusas atracadas en Busan.

En el esfuerzo más reciente para normalizar la vida cotidiana de sus ciudadanos, Corea del Sur comenzó, esta semana, la reapertura de las instalaciones públicas, como museos y bibliotecas, en el área metropolitana de Seúl.

Corea del Sur no ha llegado a adoptar un bloqueo completo a nivel nacional, en cambio, ha optado por persuadir a sus ciudadanos a obedecer reglas estrictas de distanciamiento social y, al mismo, tiempo, tratar de alterar lo menos posible las actividades comerciales. Se han impuesto restricciones limitadas sobre los recintos con mayor riesgo de propagación, como los clubs nocturnos e iglesias.

A partir del viernes, las iglesias locales también tendrán permitido sostener congregaciones, aparte de sus servicios religiosos regulares. Las autoridades sanitarias han estado prohibiendo, desde el 10 de julio, que se organicen otros servicios de oración y reuniones en las iglesias, dado que un gran número de infecciones habían estado ligadas a las congregaciones religiosas.

Kim dijo que Corea del Sur seguirá experimentando altibajos en el futuro, en el número de casos diarios de coronavirus. Agregó que se debe tener en cuenta que, en cualquier momento, el país puede sufrir un brote masivo como el que surgió en Itaewon, un distrito capitalino de vida nocturna, en mayo.

Las autoridades sanitarias, mientras tanto, siguen alerta por la temporada vacacional de verano, en la que se espera que un mayor número de personas realicen viajes cortos a nivel local.

El país reportó una muerte adicional por el virus, lo que elevó el total de fallecimientos a 297, según el KCDC. La tasa de mortalidad alcanzó el 2,14 por ciento.

El número total de personas dadas de alta de la cuarentena después de recuperarse completamente se situó en 12.698, lo que constituye un incremento de 55 frente al día previo.

Corea del Sur, que tiene una población de alrededor de 51 millones de habitantes, ha realizado 1.492.071 pruebas de coronavirus desde el 3 de enero.

Una visitante toma una foto, usando una mascarilla protectora, el 22 de julio de 2020, en el palacio Gyeongbok, en el centro de Seúl. El país volvió a abrir, el mismo día, las instalaciones públicas, como museos y bibliotecas.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir