Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Se ampliará el parque previsto en la antigua base de las USFK en Seúl

Últimas noticias 21/07/2020 22:49
La fotografía de archivo, tomada el 1 de septiembre de 2019, muestra una vista aérea de la Guarnición de Yongsan, en Seúl.

Seúl, 21 de julio (Yonhap) -- Un panel conjunto de expertos gubernamentales y civiles ha aprobado, este martes, un plan revisado para un parque nacional en Seúl, que será construido en los terrenos ocupados previamente por las Fuerzas Armadas Estadounidenses en Corea del Sur (USFK, según sus siglas en inglés), ampliando aún más lo que sería el parque urbano más grande del país.

En su segunda reunión, el panel público-privado sobre el proyecto de construcción decidió trasladar la nueva central propuesta de la policía nacional a una ubicación diferente en Seúl, dejando 13.200 metros cuadrados adicionales de terreno para el futuro parque de Yongsan.

Anteriormente, el panel decidió incorporar el Monumento a los Caídos existente y un parque familiar en el área al nuevo parque nacional, que está previsto que se construya para 2027.

Con la última incorporación del lote desalojado por las USFK, el tamaño del parque previsto ha aumentado actualmente a casi 3 millones de metros cuadrados, siendo, de esta forma, un poco más pequeño que el Parque Central de Nueva York.

La reubicación de la nueva central de policía también significa que casi toda la tierra devuelta por las USFK se convertirá ahora en áreas verdes.

Las USFK comenzaron a desocupar su Guarnición de Yongsan en 2017, conforme a un plan para reubicar la mayoría de sus bases en el país a una base ampliada en Pyeongtaek, a unos 70 kilómetros al sur de Seúl.

Se dice que Corea del Sur ha gastado cerca de 18 billones de wones (15.000 millones de dólares) para acondicionar la base de Pyeongtaek y ayudar a reubicar las tropas estadounidenses más lejos, hasta la parte posterior de la frontera intercoreana fuertemente fortificada, la última línea de frente de la Guerra Fría que queda en el mundo.

Según el panel, la reubicación de la nueva central de policía, que originalmente estaba previsto que fuese construida en un lote devuelto por las USFK, también permitirá a los futuros visitantes del parque de Yongsan disfrutar de la vegetación urbana desde el río Hangang hasta el monte Namsan sin ninguna interrupción.

Mientras tanto, el Gobierno dijo que algunas de las instalaciones devueltas en la Guarnición de Yongsan, incluidas las residencias de los oficiales, serán abiertas al público a principios del próximo mes.

elena@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir