Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(4ª AMPLIACIÓN) Los casos nuevos de coronavirus alcanzan el nivel más bajo en tres semanas, aunque los casos importados siguen en aumento

Últimas noticias 20/07/2020 16:52
Una trabajadora ordena los escritorios para que mantengan una distancia segura, con el fin de prevenir la propagación del nuevo coronavirus, el 20 de julio de 2020, en una biblioteca de Seúl.

Seúl, 20 de julio (Yonhap) -- Los casos adicionales del nuevo coronavirus en Corea del Sur se han situado, este lunes, por debajo de 30, por primera vez en más de tres semanas, como una señal de posible desaceleración de las infecciones del virus; sin embargo, los casos importados continúan aumentando en dos dígitos.

El país identificó 26 casos nuevos, elevando su total a 13.771, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, según sus siglas en inglés). Entre los casos más recientes, solo 4 fueron transmisiones locales.

Es la primera vez que se registra el incremento diario más bajo, desde que se reportaron 17 casos el 22 de junio.

Los datos del KCDC mostraron que los casos de transmisiones locales también alcanzaron una cifra de un solo dígito, por primera vez en dos meses, tras registrar 9 casos el 19 de mayo.

Se trata de un cambio drástico con respecto al día anterior, cuando el país reportó más casos de transmisiones locales, en comparación con los casos importados, por primera vez en ocho días.

El país agregó, este lunes, 22 casos importados, lo que supone el 25º día consecutivo en el que la cifra de tales casos registra aumentos de dos dígitos.

Corea del Sur registró un fuerte aumento en el número de casos importados, atribuidos, principalmente, a los trabajadores que regresaron de Irak y una serie de infecciones grupales en los buques de bandera rusa atracados en la ciudad portuaria de Busan, en el sureste del país.

El país se ha estado esforzando para contener dichas infecciones, detectadas en los puntos de control fronterizos, exigiendo a los viajeros entrantes procedentes de seis naciones de alto riesgo, la presentación de un certificado de resultado negativo en la prueba del COVID-19.

Sin embargo, el KCDC dijo que hubo tres personas procedentes de países extranjeros que dieron positivo en la prueba del virus en Corea del Sur, a pesar de que entregaron dichos certificados.

Los datos del KCDC mostraron que el número acumulado de casos importados alcanzó 2.067, entre los cuales los de países asiáticos -exceptuando a China- representaron el 39 por ciento. Los casos importados provenientes del continente americano ocuparon el 34 por ciento del total, mientras que aquellos procedentes de China constituyeron el 1 por ciento.

Entre los casos de transmisión local reportados este lunes, dos fueron informados en Seúl.

Se ha reportado un caso adicional ligado a un edificio de oficinas en el distrito de Gwanak, en el suroeste de la capital, a fecha de este lunes, elevando el total de casos a 33.

Una residencia de ancianos en el oeste de Seúl también reportó, este lunes, nueve casos adicionales de COVID-19, aunque todavía no han sido incluidos en la cifra diaria. Las autoridades se encuentran rastreando sus rutas de infección.

La ciudad de Gwangju, ubicada a unos 330 kilómetros al sur de Seúl, reportó, este lunes, un caso adicional.

Las autoridades sanitarias dijeron que, durante las dos últimas semanas, los casos del virus con rutas de infección desconocidas disminuyeron de alrededor del 10 por ciento al 7 por ciento del total.

El viceministro de Salud y Bienestar Social, Kim Ganglip, dijo, durante una sesión informativa regular, que, dado que la pandemia mundial del COVID-19 no está mostrando señales de desaceleración, se están centrando más en los casos importados. Añadió que, dado que la mayoría de este tipo de casos están siendo detectados en los puntos de control fronterizos, existen pocas oportunidades de que conduzcan a infecciones locales. Kim dijo también que se están preparando para una larga batalla contra el virus, dado que la pandemia durará hasta que estén disponibles las vacunas o tratamientos efectivos.

Corea del Sur, que no impuso un bloqueo completo desde que reportó su primer caso de COVID-19 en enero, levantó la mayoría de sus normas de distanciamiento social a principios de mayo, cuando reportaba cifras de un solo dígito.

Más tarde, el país decidió fortalecer nuevamente las normas de distanciamiento social en Seúl y sus áreas circundantes, en junio, debido a un creciente número de infecciones en instalaciones de vida nocturna, iglesias y centros de logística.

Dado que el número de casos diarios ronda últimamente los 20 o menos, Corea del Sur reanudará las operaciones de algunos museos y bibliotecas en el área metropolitana de Seúl a partir de este lunes.

Sin embargo, las autoridades sanitarias siguen vigilantes sobre la propagación del virus en puntos turísticos durante el verano, señalando que la temporada representará una coyuntura crítica para la lucha del país contra el virus.

La directora general del KCDC, Jeong Eun-kyeong, dijo que instan a las personas a que pasen sus vacaciones en casa, agregando que, en los sitios turísticos, las personas deben viajar en grupos pequeños y cumplir las normas de distanciamiento social.

Mientras tanto, Corea del Sur reportó una muerte adicional por coronavirus, lo que ha elevado el total de fallecimientos a 296, según el KCDC. La tasa de mortalidad alcanzó el 2,15 por ciento.

A fecha de este lunes, el número total de personas dadas de alta de la cuarentena después de recuperarse completamente se situó en 12.572, lo que constituye un incremento de 16 frente al día previo.

El país ha realizado 1.470.193 pruebas de coronavirus desde el 3 de enero.

Entre los pacientes del virus reportados en Corea del Sur, los de edad igual o inferior a 59 años representan el 70 por ciento. No se han reportado fallecimientos entre los infectados menores de 30 años, según los datos.

Sin embargo, entre los 488 pacientes del COVID-19 vinculados con negocios de ventas puerta a puerta del país, el 73 por ciento tenía más de 50 años.

Alrededor del 9 por ciento de los pacientes identificados en el país se encuentran en condición crítica, requiriendo oxigenoterapia.

Mientras tanto, un hombre fue detenido, este lunes por la mañana, por haber mentido, presuntamente, a las autoridades sanitarias sobre su trabajo y su itinerario, antes de dar positivo en la prueba del virus, lo cual causó finalmente, en mayo, una propagación comunitaria del virus en Incheon, a unos 40 kilómetros al oeste de Seúl.

Los trabajadores instalan señales en el piso aconsejando a los visitantes mantener una distancia segura entre sí para prevenir la propagación del nuevo coronavirus, el 20 de julio de 2020, en el Museo Nacional de Corea, en Seúl.

hana@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir