Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(AMPLIACIÓN) El salario mínimo del próximo año se establece en 8.720 wones siendo el aumento más bajo de la historia

Últimas noticias 14/07/2020 19:54
El presidente del Comité del Salario Mínimo, Park Joon-shik, golpea el mazo, durante una sesión plenaria, celebrada, el 13 de julio de 2020, en el complejo gubernamental de Sejong.

Sejong, 14 de julio (Yonhap) -- Un comité nacional ha establecido, este martes, el salario mínimo por hora para el próximo año, en 8.720 wones (7,25 dólares), lo que supone el incremento anual más bajo de la historia, elevándose tan solo un 1,5 por ciento.

La decisión se produjo a primeras horas de la mañana, durante la novena reunión plenaria del Comité del Salario Mínimo, que está formado por tres grupos de nueve miembros, que representan a cada una de las partes involucradas en el mercado laboral -empleadores, empleados y representantes de los intereses sociales-.

El aumento es el más pequeño desde que se introdujo el salario mínimo por primera vez en 1988. El segundo más bajo ahora es el del 2,7 por ciento, pactado durante la crisis financiera asiática, en 1998.

Es mucho más bajo que los aumentos del 16,4 por ciento y 10,9 por ciento en 2018 y 2019, respectivamente, que estaban en línea con la promesa de campaña del presidente Moon Jae-in de aumentar el salario mínimo a 10.000 wones (8,29 dólares) para mediados de 2020.

Las negociaciones de este año fueron particularmente difíciles debido a los daños económicos provocados por la pandemia del nuevo coronavirus.

Los grupos de expertos económicos y el banco central han recortado las perspectivas de crecimiento para la cuarta economía más grande de Asia. Al mismo tiempo, los trabajadores cuyos ingresos están directamente relacionados con el salario mínimo han sido directamente afectados por la pandemia.

Mientras que los sindicatos de trabajadores enfatizaron la importancia de garantizar que los trabajadores de bajos ingresos pudieran satisfacer sus necesidades básicas, los empleadores hicieron un llamamiento para aliviar la carga financiera de las empresas.

La decisión de este martes parece haber favorecido a las pymes y tiendas familiares.

El nuevo salario mínimo fue propuesto por los representantes de los intereses sociales, después de que los empleadores y empleados no lograran llegar a un acuerdo.

La cifra se basó en una perspectiva de crecimiento del 0,1 por ciento para 2020, una perspectiva de aumento de precios de consumo del 0,4 por ciento para 2020 y un aumento del 1 por ciento que considera la necesidad de mejorar la vida de los trabajadores, según el panel.

Los empleados habían propuesto, inicialmente, un incremento del 16,4 por ciento, hasta los 10.000 wones, mientras que los empleadores buscaban un recorte del 2,1 por ciento, a 8.410 wones (7 dólares).

El nuevo salario mínimo fue aprobado con 9 votos a favor y 7 en contra. En la votación solo participaron siete miembros de las patronales y nueve del grupo de representantes de los intereses públicos. Otros siete miembros del panel, incluidos los cinco que fueron recomendados por la Federación de Sindicatos de Corea del Sur (FKTU, según sus siglas en inglés), abandonaron la sesión en protesta contra la propuesta. Los cuatro miembros restantes, afiliados a la Confederación Surcoreana de Sindicatos, no asistieron a la reunión.

Los miembros del panel recomendados por la Federación de Sindicatos de Corea del Sur, que asistieron a la novena sesión plenaria del Comité del Salario Mínimo en el complejo del Gobierno en Sejong, anuncian su salida, el 14 de julio de 2020.

Los sindicatos y las organizaciones empresariales mostraron reacciones mixtas ante la decisión.

La FKTU dijo en un comunicado que, en comparación con las opiniones de que el país está haciendo frente con éxito al nuevo coronavirus, el 1,5 por ciento es una cifra "vergonzosamente miserable" que no es la tasa de crecimiento más baja sino la "peor".

También calificó el alza del 1 por ciento, teniendo en cuenta la necesidad de mejorar el sustento de los trabajadores, como una cifra "completamente baja", basada en la "interpretación arbitraria".

El Sindicato de Mujeres Surcoreanas (KWTU) dijo que el ajuste del salario mínimo era demasiado bajo y que el acuerdo fue más que decepcionante, diciendo que va en contra de la situación actual de tratar de aumentar los salarios de los trabajadores de bajos ingresos para reducir la brecha de ingresos ampliada por la actual pandemia de coronavirus.

El círculo empresarial, mientras tanto, parecía más receptivo.

Park Jae-keun, un funcionario de la Cámara de Comercio e Industria de Corea del Sur (KCCI), dijo que, incluso si la tasa de aumento es una de las más bajas, el círculo empresarial se siente arrepentido, y no es fácil de aceptar, ya que parece que no hay fin a las dificultades financieras derivadas de la pandemia del virus, pero que "no obstante, aceptamos la decisión de la comisión y la respetamos".

De conformidad con la ley, el comité debe presentar el nuevo salario mínimo ante el ministro de Empleo y Trabajo, quien debe anunciarlo al público a más tardar el 5 de agosto.

El nuevo salario mínimo entraría en vigor el 1 de enero de 2021.

Tanto los trabajadores como la patronal pueden oponerse al salario mínimo acordado y, con sujección a la aprobación del ministro, solicitar una reevaluación por parte del comité, lo cual no ha sucedido nunca desde que fue introducido el salario mínimo.

Unos miembros del Comité del Salario Mínimo hablan al finalizar su novena reunión plenaria, el 14 de julio de 2020, en el complejo gubernamental de Sejong.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir