Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(2ª AMPLIACIÓN) Corea del Sur reporta menos de 40 casos nuevos de coronavirus en medio de la tendencia al alza de las infecciones importadas

Últimas noticias 14/07/2020 17:24
Las trabajadoras sanitarias chocan los puños antes de realizar exámenes del nuevo coronavirus, el 14 de junio de 2020, en un centro de pruebas en Gwangju, a 329 kilómetros al suroeste de Seúl.

Seúl, 14 de julio (Yonhap) -- Corea del Sur ha vuelto a reportar, este martes, menos de 40 casos adicionales del nuevo coronavirus; sin embargo, el constante aumento de las infecciones grupales e importadas sigue perjudicando los esfuerzos del país para contener la pandemia.

El país reportó 33 casos nuevos, incluidas 14 infecciones locales, lo que ha elevado el total de infecciones de COVID-19 a 13.512, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, según sus siglas en inglés).

La cifra supone una caída drástica frente a los 62 casos reportados el lunes y los 44 del domingo.

Los casos importados han surgido como otro obstáculo en la lucha del país contra el virus. Corea del Sur detectó, este martes, otros 19 casos procedentes del extranjero.

Las infecciones importadas sufrieron un incremento de dos dígitos por 19º día consecutivo, lo que ha provocado preocupaciones sobre su aumento constante.

El país informó, el lunes, 43 casos importados, lo que supuso la subida más drástica en cuatro meses.

Un marinero a bordo de un buque pesquero de Tuvalu, atracado en un puerto en la ciudad sudoriental de Busan, dio positivo en la prueba del COVID-19, según las autoridades de prevención epidemiológica.

El barco, que llevaba 44 miembros de la tripulación, ingresó al puerto surcoreano el miércoles para una reparación del casco. Entre los tripulantes, 21 dieron negativo y se están llevando a cabo pruebas a las 22 personas restantes.

El mes pasado, las infecciones grupales vinculadas a buques de bandera rusa atracados en Busan pusieron en mayor alerta a las autoridades, con 19 casos relacionados habiendo sido reportados. Desde entonces, Corea del Sur ha estado realizando chequeos de prevención epidemiológica a bordo de barcos extranjeros que llegan desde países de alto riesgo, tras una evaluación del nivel de peligro.

Los casos importados, que anteriormente fueron la fuente principal de infecciones en el país, cayeron hasta cifras de un dígito a comienzos de junio, gracias a los controles de cuarentena reforzados en los aeropuertos.

Sin embargo, tales casos han repuntado a números de dos dígitos, desde mediados de junio, en medio de los bloqueos aliviados a nivel global.

Las autoridades sanitarias dicen que el ritmo de la propagación del virus en Corea del Sur parece estar bajo control hasta cierto punto, pero la situación mundial del virus sigue siendo seria.

El subdirector del KCDC, Kwon Jun-wook, dijo durante una sesión informativa que la pandemia del COVID-19 se ha convertido en una crisis mundial, ya que es difícil saber en dónde se encuentra el pico del virus.

Las infecciones grupales esporádicas en todo el país, la mayoría de las cuales están vinculadas a las instalaciones religiosas y negocios de ventas puerta a puerta, han continuado siendo un lastre para los esfuerzos nacionales a fin de contener la propagación del COVID-19.

La mayoría de los casos locales detectados el mes pasado se informaron en el área metropolitana de Seúl, que cuenta con una alta densidad de población; sin embargo, se han estado reportando, de forma constante, brotes del virus en otras regiones del país.

La imagen, tomada el 14 de julio de 2020, muestra un buque de pesca de Tuvalu atracado en un puerto en la ciudad sudoriental de Busan, donde uno de sus 44 miembros de tripulación dio positivo en la prueba del nuevo coronavirus.

Entre las infecciones locales adicionales, 11 fueron informadas en el área metropolitana de Seúl.

A fecha de este martes al mediodía, los casos vinculados a un edificio en la comarca sudoccidental de Gwanak, en Seúl, alcanzaron los ocho, lo cual supone un aumento de siete en comparación con el día anterior. Los casos ligados a un edificio en el distrito sureño de Gangnam, en la capital, aumentaron en siete, sumando un total de ocho.

La ciudad suroccidental de Gwangju reportó un caso adicional ligado a un negocio de ventas puerta a puerta, a fecha de este martes al mediodía, sumando un total de 141. La ciudad ha surgido recientemente como un nuevo foco de infección fuera del área metropolitana de Seúl.

Se reportaron dos casos adicionales en la provincia suroccidental de Jeolla del Norte y uno en la provincia central de Chungcheong del Norte.

El KCDC dijo que los casos de transmisión local en el área metropolitana de Seúl han menguado un poco en los últimos días, aunque las infecciones grupales siguen en aumento en las regiones centrales y suroccidentales.

Corea del Sur se ha visto atenazada por el incremento de las infecciones grupales en el área metropolitana de Seúl, donde reside casi la mitad de la población del país, de alrededor de 52 millones de habitantes, desde que alivió sus directrices de distanciamiento social, el 6 de mayo, tras haber logrado aplanar la curva de infecciones.

Las autoridades sanitarias del país permanecen preocupadas por una nueva ola potencial de brotes del virus durante el verano, en medio de las constantes subidas en las cifras de infecciones locales e importadas.

El KCDC dijo que el país pretende desarrollar tratamientos basados en plasma sanguíneo para el virus dentro de este año. Para este fin, el país empezará a realizar exámenes clínicos en septiembre.

Hasta el momento, 390 personas que se recuperaron completamente del virus han expresado su voluntad de donar su plasma sanguíneo. Entre ellos, las autoridades médicas han recolectado muestras del plasma de 182 personas.

El país también está desarrollando vacunas del COVID-19, con el objetivo de alcanzar su producción masiva para finales del próximo año, añadió el KCDC.

Desde principios de julio, el país ha administrado Remdesivir -un fármaco experimental para el tratamiento del ébola- a 49 pacientes del nuevo coronavirus que se encuentran en estado grave, según el KCDC.

Mientras tanto, Corea del Sur no reportó muertes adicionales por el virus, lo que mantuvo el total de fallecimientos en 289. La tasa de mortalidad fue del 2,14 por ciento.

El número total de personas dadas de alta de la cuarentena después de recuperarse completamente se situó en 12.282, lo que constituye un incremento de 78 frente al día previo.

El país ha realizado 1.420.616 pruebas de coronavirus desde el 3 de enero.

La foto, tomada el 14 de julio de 2020, muestra a las personas procedentes del extranjero en el Aeropuerto Internacional de Incheon, la puerta principal de Corea del Sur, al oeste de Seúl.

hana@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir