Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(AMPLIACIÓN) Los casos nuevos de coronavirus repuntan mientras que los casos importados y las infecciones grupales se elevan de forma continua

Últimas noticias 12/07/2020 11:30
Los jóvenes que se someterán a la prueba para convertirse en funcionarios públicos se desinfectan las manos antes de entrar en el lugar del examen, celebrado, el 11 de julio de 2020, en una escuela secundaria de Gwangju, a 329 kilómetros al sudoeste de Seúl.

Seúl, 12 de julio (Yonhap) -- Los casos nuevos de coronavirus han repuntado, este domingo, en Corea del Sur, dado que las infecciones grupales en el área metropolitana de Seúl y en la ciudad sudoccidental de Gwangju siguieron elevándose, en medio de un aumento constante de los casos importados.

El país añadió 44 casos, incluidas 21 infecciones locales, elevando la cifra total de infecciones a 13.417, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, según sus siglas en inglés).

La cifra supuso un aumento en comparación con los 35 casos nuevos reportados el sábado, aunque se sitúa ligeramente por debajo de los 45 casos registrados el viernes. El número de casos nuevos de coronavirus había estado descendiendo hasta el sábado, tras alcanzar 63 el miércoles.

El país identificó otros 23 casos importados, anotando cifras de dos dígitos durante más de dos semanas. El miércoles se registraron 33 casos, la cantidad más alta en tres meses.

Las infecciones grupales esporádicas en todo el país siguieron lastrando los esfuerzos para luchar contra el virus, mientras que la mayoría de este tipo de casos estuvieron vinculados con las instalaciones religiosas y las empresas de venta minorista a domicilio.

El país ha prohibido, desde el viernes, que las iglesias organicen reuniones pequeñas que no sean los servicios de culto regulares y mantengan comidas grupales. También se han aplicado a las iglesias los registros de entrada basados en códigos de respuesta rápida (QR).

La capital surcoreana, Seúl, densamente poblada, y sus áreas adyacentes, contabilizaron, el mes pasado, la mayoría de los casos de transmisión local; sin embargo, se han estado reportando constantemente brotes del virus en otras partes del país.

De entre los casos de transmisión local, 15 fueron reportados en el área metropolitana de Seúl. Los casos vinculados con un edificio de oficinas en Gwanghwamun, en el centro de Seúl, se elevaron en uno el sábado, sumando un total de siete. Los vinculados con una iglesia en Anyang, al sur de Seúl, llegaron a 26, lo que supone un aumento de dos con respecto al día previo.

Cinco casos fueron identificados en la ciudad sudoccidental de Gwangju, que ha emergido, recientemente, como un nuevo semillero de brotes del virus fuera del área capitalina.

Al mediodía del sábado se registraron en Gwangju un total de 127 casos vinculados con un negocio de ventas puerta a puerta, lo que supone un aumento de seis casos en relación con el viernes.

El país ha estado atenazado por los aumentos de las infecciones grupales esporádicas en el área metropolitana de Seúl, desde que relajó, el 6 de mayo, sus medidas de distanciamiento social estricto, en medio de un aplanamiento de la curva del virus.

Las autoridades sanitarias surcoreanas siguen preocupadas por una nueva ola de brotes de virus que podría ocurrir en la temporada veraniega, dado que se están produciendo aumentos continuos de las infecciones locales y de los casos importados del extranjero.

Mientras tanto, Corea del Sur reportó una nueva muerte por coronavirus, elevando la cifra total a 289. El índice de mortalidad se situó en el 2,15 por ciento.

El número total de pacientes dados de alta de la cuarentena tras recuperarse totalmente se elevó en 34, hasta un total de 12.178.

El país ha realizado 1.402.144 pruebas de coronavirus desde el 3 de enero.

El 11 de julio de 2020, una pancarta insta al uso de mascarillas y el mantenimiento de la distancia de seguridad en una playa de la ciudad oriental de Sokcho, en un esfuerzo para detener la propagación del nuevo coronavirus.

elena@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir