Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

El tribunal de apelaciones reduce a 20 años la pena de prisión de la expresidenta Park

Nacional 10/07/2020 19:06
El tribunal de apelaciones reduce a 20 años la pena de prisión de la expresidenta Park - 1

Seúl, 10 de julio (Yonhap) -- En el nuevo juicio de un caso de corrupción y tráfico de influencias que causó la destitución de la expresidenta Park Geun-hye en 2017, un tribunal de apelaciones redujo 10 años de la sentencia de prisión para la exmandataria, hasta 20 años.

El Tribunal Superior de Justicia de Seúl sentenció a Park a 15 años de prisión por soborno y a otros cinco años por abuso de poder, junto con otros cargos penales.

Asimismo, Park recibió una multa de 18.000 millones de wones (15 millones de dólares) y el decomiso de 3.500 millones de wones (2,9 millones de dólares).

La sentencia contrasta con las decisiones del tribunal de apelaciones, en 2018 y 2019, a 30 años de prisión, una multa de 20 millones de wones (16,6 millones de dólares) y el decomiso de 2.700 millones de wones (2,2 millones de dólares).

Anunciando la sentencia, el tribunal dijo que la exmandataria creó un gran embrollo en la gestión de los asuntos de Estado, al fallar con el cumplimiento del deber constitucional como presidenta y cometiendo crímenes. Sin embargo, el tribunal tuvo en cuenta que Park parecía haber recibido un beneficio personal casi nulo y que se la ha declarado políticamente en quiebra.

Park fue destituida en marzo de 2017, en medio de un escándalo de corrupción y abuso de poder. Los cargos oficiales contra la exmandataria incluyen conspirar con su confidente de largo tiempo, Choi Soon-sil, y obligar a conglomerados -como Samsung y Lotte- a donar 77.400 millones de wones (64,4 millones de dólares) a dos fundaciones bajo el control de Choi.

Asimismo, Park fue sentenciada bajo los cargos de aceptar fondos no contables, por valor de 3.500 millones de wones (2,9 millones de dólares), de tres exjefes del Servicio de Inteligencia Nacional (NIS, según sus siglas en inglés) en el período de mayo de 2013 a septiembre de 2016, coludiendo con sus secretarios.

El nuevo juicio de este viernes del Tribunal Superior de Justicia de Seúl tuvo lugar después de las decisiones del Tribunal Supremo de enviar los dos casos contra Park ante el tribunal de apelaciones, para revisar las sentencias del año pasado, ordenando a tratar los casos de soborno de forma independiente al resto de los cargos.

La decisión se basó en la ley sobre la elección de funcionarios, que requiere que los cargos presentados por corrupción contra un funcionario sean sentenciados independientemente, dado que la decisión en un caso de soborno podría afectar, posteriormente, en el derecho al voto o la candidatura en otras elecciones.

Tras las decisiones del Tribunal Supremo, el Tribunal Superior de Justicia de Seúl unió los dos casos para su revisión.

La sentencia a prisión de Park de este viernes tiene lugar después de que el Tribunal Supremo descartase las acusaciones por la presunta extorsión de la acusada sobre los conglomerados nacionales para ofrecer donaciones a las fundaciones de su confidente. El tribunal sentenció, el año pasado, que la solicitación de fondos de Park no constituían una "extorsión".

Como en los juicios previos, Park no estuvo presente en la audiencia, ya que ha estado boicoteando todos sus procedimientos judiciales desde octubre de 2017.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir