Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(AMPLIACIÓN) Los casos adicionales de coronavirus vuelven a caer por debajo de los 50, mientras que persisten las infecciones ligadas a las iglesias y los casos importados

Últimas noticias 10/07/2020 11:50
La fotografía, tomada el 9 de julio de 2020, muestra a una trabajadora sanitaria, preparándose para realizar unas pruebas de coronavirus sobre las muestras de los pacientes, en un laboratorio de investigación, en Gwangju, a 330 kilómetros al sur de Seúl.

Seúl, 10 de julio (Yonhap) -- Los casos diarios del nuevo coronavirus en Corea del Sur han disminuido por debajo de los 50, este viernes; sin embargo, los casos importados y las infecciones ligadas a las iglesias persisten, pese a las medidas endurecidas contra la pandemia.

Corea del Sur reportó 45 casos nuevos, incluidas 22 infecciones locales, lo que ha elevado el total de infecciones de COVID-19 a 13.338, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, según sus siglas en inglés).

El país había reportado más de 60 casos adicionales durante tres días consecutivos, entre el viernes y el domingo pasados, antes de caer por debajo de 50 el lunes y el martes. Los casos reportados diariamente repuntaron a 63, el miércoles, y alcanzaron los 50, el jueves.

Corea del Sur identificó 23 casos importados adicionales, registrando cifras de dos dígitos durante más de dos semanas. Los casos procedentes del extranjero alcanzaron, el miércoles, su nivel más alto en tres meses, con 33 infecciones.

Las infecciones grupales esporádicas en toda la nación siguen aumentando, y son atribuidas, en gran medida, a las instalaciones religiosas, donde se reúnen masivamente los feligreses en lugares cerrados.

Corea del Sur empezó a prohibir, a partir de este viernes, que las iglesias organicen congregaciones, aparte de los servicios religiosos regulares, a nivel nacional. El esquema de registros de entrada basados en códigos de respuesta rápida (QR), que ya había sido implementado en las instalaciones de ocio -como los clubs nocturnos-, también será impuesto en las iglesias.

Entre las nuevas infecciones locales, tres fueron reportadas en la ciudad suroccidental de Gwangju, que ha surgido como un nuevo foco de infección fuera del área metropolitana de Seúl.

A fecha del jueves, se ha reportado un total de 105 casos ligados a los negocios de ventas puerta a puerta en la ciudad, lo que supone un incremento de 10 casos con respecto al día anterior. Además, se reportaron 12 casos adicionales vinculados con una academia privada de estudios intensivos en la ciudad.

La capital surcoreana informó 7 casos adicionales de COVID-19 y su provincia circundante de Gyeonggi añadió 3 casos.

Los casos ligados a una de las mayores iglesias protestantes, localizada en el distrito suroccidental de Gwanak, en Seúl, alcanzaron los 39, el jueves, lo que supone un caso más que el día previo.

La ciudad central de Daejeon informó 7 casos nuevos de coronavirus.

Corea del Sur alivió las pautas de distanciamiento social, a inicios de mayo; sin embargo, las infecciones grupales en los clubs nocturnos, iglesias y negocios de ventas puerta a puerta en el área metropolitana de Seúl orillaron a las autoridades sanitarias a dar un paso atrás y reforzar las pautas del distanciamiento en la región.

El plan de distanciamiento social laxo depende de que las nuevas infecciones diarias se mantengan en 50 o menos, aunque se toleran oscilaciones de baja magnitud en las cifras. En este sentido, Corea del Sur deberá considerar seriamente la implementación de las directrices endurecidas de distanciamiento social a nivel nacional, si las cifras diarias siguen aumentando.

Las autoridades sanitarias dijeron, el jueves, que unos estudios mostraron que el país está lejos de desarrollar una inmunidad de grupo, lo que significa que los ciudadanos deben acatar, de manera estricta, las reglas de sanidad, hasta que esté disponible la vacuna contra el COVID-19.

Corea del Sur reportó una muerte adicional por coronavirus, elevando la cifra de fallecidos en 288. La tasa de mortalidad llegó al 2,16 por ciento.

El número total de personas dadas de alta de la cuarentena después de recuperarse completamente se situó en 12.065, lo que constituye un incremento de 46 frente al día previo.

nkim@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir