Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(3ª AMPLIACIÓN) Las nuevas infecciones de coronavirus repuntan a más de 60 y los casos importados alcanzan su máximo nivel en 3 meses

Nacional 08/07/2020 15:27
Los ciudadanos esperan para ser sometidos a la prueba del nuevo coronavirus, en una clínica provisional, el 8 de julio de 2020, en Gwangju, a 330 kilómetros al sur de Seúl.

Seúl, 8 de julio (Yonhap) -- Los casos diarios de coronavirus en Corea del Sur han vuelto a superar los 60, este miércoles, ya que las infecciones grupales en las principales ciudades y los casos importados no han mostrado señales de cejar.

Corea del Sur reportó 63 casos nuevos, incluidas 30 infecciones locales, lo que ha elevado el total de infecciones de COVID-19 a 13.244, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, según sus siglas en inglés).

La última cifra supuso un aumento considerable en comparación con los 44 casos reportados el martes. El país había reportado más de 60 casos entre el viernes y el domingo pasados, antes de caer a 48 el lunes.

La fotografía, tomada el 8 de julio de 2020, muestra a un par de miembros del personal médico realizando pruebas del nuevo coronavirus en una instalación de autoservicio para el diagnóstico del COVID-19, en Gwangju, a 330 kilómetros al sur de Seúl.

Los casos importados han surgido como otro obstáculo en la lucha contra el virus del país. El país ha registrado cifras dos dígitos de casos importados por 13 días ininterrumpidos. Los casos procedentes del extranjero más recientes alcanzaron su nivel más alto desde el 5 de abril, cuando la cifra correspondiente fue de 40.

De las nuevas infecciones locales, siete fueron reportadas en la ciudad suroccidental de Gwangju, la mayoría de las cuales estuvieron relacionadas con un templo budista.

A fecha del martes, se ha reportado un total de 92 casos ligados al templo en Gwangju, a unos 330 kilómetros al sur de Seúl.

La capital surcoreana informó cinco casos adicionales de COVID-19 y su provincia circundante de Gyeonggi añadió 11 infecciones nuevas.

El martes, se reportó un nuevo caso vinculado con una iglesia en Seúl, elevando el número total de casos relacionados a 37.

Los casos ligados con una torre de apartamentos, en Uijeongbu, al norte de Seúl, llegaron a 29, el martes, lo que supone un caso más que el día anterior.

Corea del Sur alivió las pautas de distanciamiento social estricto a principios de mayo, gracias a que se logró aplanar la curva de infecciones.

Sin embargo, debido al aumento continuo en las infecciones grupales, las autoridades sanitarias extendieron indefinidamente las medidas endurecidas de prevención epidemiológica en el área metropolitana de Seúl, en junio.

El Gobierno de la provincia de Jeolla del Sur, que circunda la ciudad de Gwangju, elevó, esta semana, el grado de distanciamiento social, del nivel actual de "la prevención epidemiológica de la vida cotidiana" al "nivel 2".

Corea del Sur dijo que prohibirá a las iglesias que organicen congregaciones, aparte de los servicios religiosos regulares, a nivel nacional, debido a un aumento en las infecciones relacionadas con las instalaciones religiosas, y que la medida entrará en vigor desde el viernes. Asimismo, el esquema de registros de entrada basados en códigos de respuesta rápida (QR) será impuesto en dichas instalaciones.

El viceministro de Salud y Bienestar Social surcoreano, Kim Ganglip, dijo, durante una sesión informativa, que hay que ser conscientes de que las actividades de la vida cotidiana pueden conducir a un resultado fatal para las familias y vecinos.

Corea del Sur dijo que planea conceder etiquetas de "lugar seguro" a aproximadamente 20.000 restaurantes a nivel nacional que acatan de forma estricta las directrices sanitarias.

Entre los casos importados reportados este miércoles, 11 fueron detectados en los puntos de control, lo que indica que un tercio de tales infecciones se detectaron al momento que los pacientes entraron al país por sus puertos marítimos o aeropuertos.

Las autoridades sanitarias también permanecen en alerta sobre los infectados asintomáticos que llegan al país, quienes pueden propagar el virus sin darse cuenta.

El total de casos importados llegó a 1.747.

El país no reportó ninguna muerte adicional por el virus, manteniendo el total de fallecimientos en 285. La tasa de mortalidad llegó al 2,15 por ciento.

El número total de personas dadas de alta de la cuarentena después de recuperarse completamente se situó en 11.970, lo que constituye un incremento de 56 con respecto al día anterior.

El país ha realizado 1.359.735 pruebas del coronavirus desde el 3 de enero.

La fotografía, tomada el 8 de julio de 2020, muestra a un grupo de trabajadores del personal sanitario que llevan puestos unos chalecos refrigerantes para combatir el calor del verano, en una clínica provisional, en Gwangju, a 330 kilómetros al sur de Seúl.

nkim@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir