Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

El ministro de Defensa y el comandante de las USFK sostienen una reunión sin previo aviso ante las consultas sobre un ejercicio clave

Nacional 08/07/2020 14:40
La fotografía, tomada el 1 de julio de 2020, muestra al ministro de Defensa surcoreano, Jeong Kyeong-doo (dcha.), y el comandante de las USFK, el general Robert Abrams, saludándose con el codo, durante un foro, celebrado en Seúl.

Seúl, 8 de julio (Yonhap) -- El ministro de Defensa surcoreano, Jeong Kyeong-doo, ha sostenido, esta semana, una reunión sin previo aviso con el general Robert Abrams, comandante de las Fuerzas Armadas Estadounidenses en Corea del Sur (USFK, según sus siglas en inglés), según han dicho fuentes, este miércoles, a medida que Seúl y Washington han estado coordinando su ejercicio conjunto de verano, en medio del nuevo coronavirus.

Una fuente dijo que Jeong y Abrams sostuvieron la reunión, el martes, en el edificio principal del Ministerio de Defensa de Seúl, "para discutir diversos asuntos pendientes".

Se desconocen los temas de la agenda a detalle; sin embargo, la reunión tuvo lugar en un momento en el que Corea del Sur y Estados Unidos han estado discutiendo sobre la fecha y la manera de realizar su ejercicio anual de verano, que usualmente se lleva a cabo alrededor de agosto.

Los ejercicios clave de primavera de este año fueron cancelados debido a las preocupaciones del COVID-19.

Según las fuentes, la pandemia en curso podría impedir que las tropas estadounidenses lleguen a Corea del Sur, lo que afectaría el próximo ejercicio. Recientemente, las USFK han reportado pacientes de COVID-19 entre sus nuevos soldados.

Un funcionario del ministerio dijo que las dos partes aún no han tomado una decisión sobre el ejercicio de verano, agregando que están monitorizando de cerca los factores relacionados, como el COVID-19.

Abrams resaltó, la semana pasada, que los ejercicios conjuntos semianuales a nivel de teatro de operaciones, así como los entrenamientos de disparo basados en escenarios rigurosos, deben llevarse a cabo para mantener una postura de preparación firme frente a las amenazas cambiantes de Corea del Norte.

Algunas fuentes han dicho que las dos partes discrepan sobre la forma de programar los ejercicios previstos.

Seúl enfatizó que se debe enfocar en la evaluación de las capacidades para retomar el control operativo (OPCON) en tiempos de guerra de las tropas de Washington, tal como habían acordado anteriormente. Sin embargo, el Ejército estadounidense sostiene que el ejercicio debe ser destinado a fortalecer su postura conjunta, como reemplazo al entrenamiento de primavera, en lugar de prepararse para la transferencia del OPCON.

En particular, el ejercicio de verano de este año ha llamado la atención, dada la situación de seguridad en la península coreana.

Corea del Norte elevó drásticamente las tensiones, el mes pasado, al hacer estallar una oficina de enlace intercoreana y amenazar con tomar acciones militares, en una muestra de ira sobre los folletos de propaganda anti-Pyongyang enviados desde el Sur. Posteriormente, el presidente del Comité de Asunto de Estado norcoreano, Kim Jong-un, suspendió dichos planes de acción militar.

nkim@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir