Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(2ª AMPLIACIÓN) El enviado nuclear de EE. UU. visita Corea del Sur en medio de los estancados diálogos nucleares con Corea del Norte

Nacional 07/07/2020 20:04
La imagen de archivo, tomada el 17 de diciembre de 2019, muestra al subsecretario de Estado de Estados Unidos, Stephen Biegun, partiendo a Japón en el Aeropuerto Internacional de Gimpo, en el oeste de Seúl, tras concluir su viaje a Corea del Sur para sostener conversaciones sobre la desnuclearización de Corea del Norte.

Seúl, 7 de julio (Yonhap) -- El principal enviado de Estados Unidos para tratar los asuntos sobre Corea del Norte, Stephen Biegun, ha llegado a Seúl, este martes, para dialogar con su homólogo y otros funcionarios de alto rango, en medio del estancamiento de las negociaciones nucleares entre Washington y Pyongyang y de las relaciones intercoreanas.

Biegun, subsecretario de Estado de EE. UU., que también funge como enviado nuclear jefe de Washington, aterrizó en la Base Aérea de Osan de EE. UU. en Pyeongtaek, al sur de Seúl, dijeron las fuentes. Se cree que Alex Wong, subsecretario de Estado adjunto para la política sobre Corea del Norte, viajó con él.

Biegun y su delegación se sometieron a pruebas del coronavirus a su llegada, lo que provocó un retraso en su partida hacia Seúl. Según los informes, eso llevó a la cancelación de una cena que el embajador de EE. UU., Harry Harris, había planeado organizar para Biegun.

"Por precaución y en consulta con las autoridades sanitarias de la República de Corea, el subsecretario de Estado y representante especial para Corea del Norte, Stephen Biegun, los miembros de su delegación y la tripulación aérea militar están siendo sometidos a pruebas del COVID-19 en la Base Aérea de Osan", dijo un portavoz de la embajada.

Tras la confirmación de que todas las personas han recibido resultados negativos en las pruebas, la delegación procederá a ir a Seúl, dijo el funcionario.

La visita de tres días de Biegun se produce después de que Corea del Norte dejara claro en un comunicado, más temprano en el día, que "no hay intención de sentarse cara a cara" con EE. UU., diciendo que todavía hay gente que habla sobre intermediar un encuentro entre Pyongyang y Washington incluso después de que la primera viceministra de Asuntos Exteriores norcoreana, Choe Son-hui, dejara claro, el sábado pasado, que Corea del Norte no sostendrá conversaciones con EE. UU.

En Seúl, se espera que Biegun sostenga diálogos con el enviado nuclear surcoreano, Lee Do-hoon, para abordar asuntos pendientes sobre Corea del Norte. También se espera que estén en la agenda las relaciones intercoreanas, a raíz de la explosión de una oficina de enlace conjunta por parte del Norte.

Se prevé que el enviado estadounidense se reúna también con otros funcionarios de alto rango, incluidos la ministra de Asuntos Exteriores, Kang Kyung-wha, y el primer vicecanciller surcoreano, Cho Sei-young. También podría reunirse con Suh Hoon, el recién nombrado director de la Oficina de Seguridad Nacional presidencial.

El Departamento de Estado de EE. UU. dijo el lunes que Biegun viajará a Seúl el martes y a Tokio el viernes para "continuar la estrecha cooperación aliada sobre una serie de cuestiones bilaterales y mundiales, además de reforzar más la coordinación para la final y totalmente verificada desnuclearización de la RPDC". La RPDC son las siglas del nombre oficial de Corea del Norte: la República Popular Democrática de Corea.

Los diálogos nucleares entre Corea del Norte y EE. UU. han estado estancados desde la cumbre sin acuerdo entre el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente estadounidense, Donald Trump, en Hanói el año pasado. Las dos partes sostuvieron conversaciones a nivel de trabajo más tarde ese año, pero no se hicieron progresos.

Kim y Trump se han reunido en tres ocasiones, a fin de alcanzar un acuerdo sobre el desmantelamiento del programa de armas nucleares norcoreano a cambio de concesiones de EE. UU. Sin embargo, ha habido pocos avances en las conversaciones, debido a la brecha sobre el alcance de la desnuclearización de Pyongyang y el alivio de las sanciones impuestas por Washington.

Biegun dijo, a principios de la semana pasada, durante un foro, celebrado en Washington, que es poco probable que la cumbre entre Kim y Trump se celebre antes de las elecciones presidenciales de EE. UU.; sin embargo, reafirmó que EE. UU. sigue dispuesto a dialogar con el Norte.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir