Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

El embajador ruso ante Seúl urge un compromiso económico con Corea del Norte para lograr la paz y confianza

Entrevistas 07/07/2020 14:54
La fotografía, tomada el 6 de julio de 2020, muestra al embajador de Rusia ante Seúl, Andrey B. Kulik, durante una entrevista con la Agencia de Noticias Yonhap, en la Embajada de Rusia ante Corea del Sur, en el distrito de Jung-gu, en el centro de Seúl.

Seúl, 7 de julio (Yonhap) -- El embajador de Rusia ante Seúl, Andrey B. Kulik, ha instado a la cooperación económica con Corea del Norte, llamándola un "motor poderoso para la paz y la confianza mutua", en medio del agravamiento de las dificultades en Pyongyang, debido a las severas sanciones y la pandemia del nuevo coronavirus.

El embajador ruso realizó los comentarios durante una entrevista con la Agencia de Noticias Yonhap, refiriéndose al estancamiento de los proyectos intercoreanos y trilaterales, que involucran a Rusia, tales como el sistema de logística que usa la vía férrea que conecta la ciudad portuaria norcoreana de Rajin y la ciudad fronteriza rusa de Jasán.

El embajador dijo que cuando uno mantiene proyectos conjuntos, como el complejo industrial de Kaesong, el complejo turístico de la montaña Kumgang y la conexión de las tuberías de gas y líneas eléctricas, comienza a pensar de manera muy constructiva, en lugar de preocuparse por las tensiones o conflictos.

Kulik subrayó que la economía es un motor muy poderoso para la paz y la confianza mutua.

Sus comentarios se produjeron, a raíz del aumento de las tensiones causadas por la suspensión de la comunicación transfronteriza y la demolición sorpresiva de una oficina de enlace intercoreana, localizada en la ciudad fronteriza norcoreana de Kaesong, por parte de Pyongyang, así como por la retórica hostil del Norte.

Las medidas de provocación del régimen comunista se produjeron ante la profundización de las dificultades económicas, provocadas por las sanciones agobiantes y el freno en el comercio con China -su socio comercial clave-, el turismo y otras actividades comerciales, debido al COVID-19.

El embajador expresó su esperanza para la reanudación del proyecto Rajin-Jasán y los intercambios económicos intercoreanos, enfatizando que son "absolutamente pacíficos" y jugarán un "papel político muy importante" para la estabilidad en la península coreana.

El proyecto Rajin-Jasán fue suspendido, tras la prueba nuclear y el lanzamiento de un misil de largo alcance de Corea del Norte, realizados en 2016. Una serie de proyectos intercoreanos también fueron pospuestos ante la paralización de los diálogos nucleares entre Pyongyang y Washington.

Kulik opinó que cree que las circunstancias y las condiciones políticas harán posible la implementación de dichos proyectos.

Al referirse al persistente escepticismo sobre el compromiso con el Norte, el diplomático expresó su confianza en que si todas las partes avanzan "en la dirección correcta", la situación progresará tal como se evidenció en 2018, cuando mejoró el ambiente de paz con una serie de reuniones cumbre entre las dos Coreas y entre Corea del Norte y EE. UU.

El embajador dijo que debe ser un esfuerzo conjunto, mencionando un viejo proverbio que dice que no se puede aplaudir con una sola mano y no se puede tener una orquesta con un solo músico.

Rusia, junto con China, ha sido citada, frecuentemente, como una nación que tiene influencia sobre el Norte, -una razón por la que la comunidad internacional ha urgido su papel para catalizar los esfuerzos para alcanzar la paz en la península. Sin embargo, Kulik cuestionó dicha afirmación, resaltando que Pyongyang es un país "sumamente independiente".

Dijo que hay que ser muy cautelosos con dichas conclusiones, ya que se trata de una entidad independiente que toma sus propias decisiones, especialmente, sobre las cuestiones importantes.

Cuando le preguntaron sobre la evaluación de Rusia acerca de la situación relacionada con el COVID-19 en el Norte, Kulik respondió que parece que Pyongyang "de alguna manera" logró evitar la pandemia. Corea del Norte no ha reportado, oficialmente, ningún caso del virus, aunque enfatizó realizar esfuerzos a nivel nacional para contener la pandemia.

El embajador ruso dijo que no cuenta con evidencia para creer que existe una pandemia en Corea del Norte. Agregó que su gente en Pyongyang tampoco hizo mención alguna sobre la pandemia.

En cuanto a la especulación de que Moscú pudo haber permitido a algunos trabajadores norcoreanos quedarse en Rusia con visado de estudiante o de turismo, algo que está prohibido conforme a la resolución de las sanciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, Kulik subrayó que su país ha cumplido de forma "sincera y consistente" con todas sus obligaciones.

nkim@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir