Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(2ª AMPLIACIÓN) La vicecanciller norcoreana dice que no sienten la necesidad de sentarse frente a frente con EE. UU.

Corea del Norte 04/07/2020 16:06
Esta foto de archivo, sin fechar, muestra a la primera viceministra de Asuntos Exteriores norcoreana, Choe Son-hui.

Seúl, 4 de julio (Yonhap) -- Corea del Norte no siente la necesidad de sostener reuniones con Estados Unidos, ha dicho la primera viceministra de Asuntos Exteriores norcoreana, Choe Son-hui, este sábado, acusando a Washington de aprovecharse de los diálogos entre ambos países como nada más que "una herramienta para abordar su crisis política".

La jefa diplomática del régimen comunista realizó los comentarios, a medida que ha cobrado impulso, recientemente, la posibilidad de otra cumbre entre el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente estadounidense, Donald Trump, después de que el presidente surcoreano, Moon Jae-in, dijera que propugnará que se celebre dicha reunión antes de las elecciones presidenciales de noviembre en EE. UU.

El exasesor de seguridad nacional de EE. UU., John Bolton, también dijo que Trump podría tener un encuentro con Kim, si creyera que tal cumbre serviría de ayuda a sus posibilidades de reelección. Bolton mencionó que dicho encuentro podría tener lugar como una "sorpresa de octubre" justo antes de las elecciones presidenciales.

Choe dijo en un comunicado, publicado por la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA, según sus siglas en inglés) en inglés, que "ahora es un momento muy sensible, cuando incluso si quiera el más mínimo juicio erróneo o traspié podrían acarrear consecuencias fatales e irreversibles". Añadió que no pueden evitar quedarse atónitos ante la opinión sobre la cumbre, que "es indiferente" a la situación actual de las relaciones entre Pyongyang y Washington.

Choe mencionó que EE. UU. estaría equivocado si aún cree que "las negociaciones seguirían funcionando" con el régimen comunista, agregando que Pyongyang ya ha elaborado un cronograma detallado de estrategias para hacer frente a las amenazas a largo plazo de Washington.

La primera viceministra dijo que no habrá nunca un ajuste ni cambio en su política y en sus condiciones conforme a los parámetros externos, como la agenda política interna de alguien. Añadió que no sienten ninguna necesidad de sentarse frente a frente con EE. UU., ya que el país norteamericano considera el diálogo entre Pyongyang y Washington como nada más que una herramienta para abordar su crisis política.

Kim y Trump han mantenido cumbres en tres ocasiones desde junio de 2018, a fin de alcanzar un acuerdo sobre el desmantelamiento del programa de armas nucleares norcoreano a cambio de concesiones de EE. UU.

En la primera cumbre en Singapur, en 2018, ambos mandatarios acordaron trabajar para la desnuclearización completa de la península coreana, mejores relaciones bilaterales y un régimen de paz duradera.

No obstante, la segunda cumbre, celebrada en febrero del año pasado, en Hanói, terminó sin ningún acuerdo.

Ambos mandatarios se reunieron nuevamente, cuatro meses después, en la frontera intercoreana y acordaron reanudar las negociaciones a nivel de trabajo. Las dos partes sostuvieron conversaciones a nivel de trabajo en octubre en Estocolmo. Sin embargo, no hubo ningún avance.

Choe dijo que una persona ha expresado "imprudentemente" su intención de mediar la cumbre, de manera independiente de lo que el régimen norcoreano, la parte del diálogo, piense acerca de ello, y que hay un rumor de que la oficina gobernante de EE. UU. admite la necesidad de celebrar una cumbre entre Pyongyang y Washington antes de las elecciones presidenciales estadounidenses.

Asimismo, Choe dijo que hay, incluso, "algunos soñadores que desean presionar sobre sus medidas de desnuclearización", como el levantamiento condicional de las sanciones, suscitando esperanzas para la "sorpresa de octubre".

Choe expresó también que no tiene sentido sostener conversaciones o cualquier negociación con Estados Unidos, afirmando que Washington persiste en la denominada "política hostil hacia Corea del Norte, incumpliendo con los acuerdos alcanzados en la cumbre anterior.

Además, mencionó que son evidentes, incluso sin sostener un encuentro, las artimañas que realizará EE. UU. para su acercamiento, que no tiene ninguna intención ni voluntad de volver a la mesa de trabajo.

nkim@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir