Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos investiga las denuncias de abuso de la difunta triatleta

Últimas noticias 03/07/2020 18:26
La foto, proporcionada el 2 de julio de 2020 por la familia de la fallecida triatleta surcoreana Choi Suk-hyeon, muestran a Choi recibiendo la medalla de oro en los Juegos de Deportes Marítimos Nacionales de 2013 en Ulsan, a 400 kilómetros al sudeste de Seúl. (Prohibida su reventa y archivo)

Seúl, 3 de julio (Yonhap) -- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (NHRC, según sus siglas en inglés) ha dicho, este viernes, que está investigando las denuncias de abuso de una difunta triatleta, que presentó una petición un día antes de quitarse la vida.

La NHRC dijo que recibió la petición, el 25 de junio, de parte del representante legal de la familia de Choi Suk-hyeon, que fue encontrada muerta el día siguiente en su casa en Busan, a unos 450 kilómetros al sureste de Seúl.

Un representante de la NHRC confirmó, este viernes, que su grupo de trabajo especial de derechos humanos en el área de deportes se ha encargado del caso.

Antes de fallecer, Choi había denunciado a su exentrenador, al fisioterapeuta del equipo y a sus compañeros mayores del equipo por haber abusado de ella físicamente, de 2017 a 2019. En ese entonces, ella estaba compitiendo en el club semiprofesional del Ayuntamiento de Gyeongju, a 370 kilómetros al sudeste de Seúl.

Antes de contactar a la NHRC, Choi había presentado, en febrero, cargos por abuso ante la policía local, que luego envió el expediente a la fiscalía, en mayo, con una recomendación de acusación por los cargos de agresión y extorsión. La Oficina de la Fiscalía del Distrito de Daegu dijo, el jueves, que ha estado investigando el caso y que pronto interrogará a aquellos que enfrentan alegaciones de abuso.

En abril, Choi también presentó quejas ante la Federación de Triatlón de Corea del Sur y ante el Comité Deportivo y Olímpico de Corea del Sur (KSOC), buscando medidas disciplinarias para los acusados. Ninguna de las organizaciones tomó medidas.

El Ministerio de Cultura, Deportes y Turismo formó un equipo de investigación especial, encabezado por la segunda viceministra Choi Yoon-hee, para investigar más a fondo las acusaciones de la difunta atleta e interrogar a los funcionarios deportivos sobre por qué fracasaron en dar seguimiento a las denuncias de abuso.

La Asociación de Deportes de Gyeonggju abrió con retraso, el jueves, los procedimientos disciplinarios, y el exentrenador de Choi negó todas las acusaciones de abuso contra él durante su audiencia.

Su posición es contraria a la que mostró en febrero, cuando el entrenador envió un mensaje de texto al padre de Choi y le ofreció asumir toda la responsabilidad y renunciar a su cargo.

Según los funcionarios de Gyeongju, el entrenador reclamó, el jueves, que intentó detener al fisioterapeuta de golpear a Choi y que nunca la agredió él mismo.

Choi también había grabado audios de ocasiones en que había sido abusada por su equipo, algunas de las cuales han sido reportadas en la televisión surcoreana. En algunas grabaciones se escucha al entrenador amenazando con herir a Choi y ordenándole ayunar por tres días después de que fracasara en mantener su peso bajo.

Choi también reclamó que fue forzada a comer repostería por valor de 200.000 wones (167 dólares) tras pedir una gaseosa en una comida con el equipo, y luego fue agredida por el fisioterapeuta por no reportar que se había comido un melocotón para el desayuno.

En sus peticiones previas a las autoridades nacionales de deportes, Choi reclamó que su fisioterapeuta le había pedido dinero durante los campamentos de entrenamiento en 2015, 2016 y 2019 en Nueva Zelanda, sin decirle por qué necesitaba el dinero o cómo iba a ser utilizado. Choi dijo que, debido a que el terapeuta era una figura influyente, tenía miedo de presionarle sobre los detalles.

hana@yna.co.kr

(FIN)

Palabras clave
Inicio Subir