Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Las playas se abren en todo el país en medio de los nervios por el coronavirus

Últimas noticias 01/07/2020 21:08
Los turistas se mantienen alejados unos de otros en la playa Hyeopjae de la isla de Jeju en su día de apertura formal, el 1 de julio de 2020.

Seúl/Jeju, 1 de julio (Yonhap) -- Las playas de Corea del Sur han abierto formalmente, este miércoles, para la temporada de vacaciones de verano, pero los turistas están obligados a cumplir con estrictas normas de desinfección y distanciamiento social para frenar la propagación del coronavirus.

Unas 270 playas en todo el país comenzaron a recibir visitantes bajo estrictas pautas para prevenir el COVID-19, incluida una distancia de dos metros entre sombrillas y tiendas de campaña, restricciones en el uso de las duchas, evitar el contacto físico con otros y usar una mascarilla facial cuando no se está en el agua.

A diferencia del pasado, las ceremonias de apertura se saltaron en casi todas las playas públicas. En cambio, los funcionarios públicos concentraron sus capacidades administrativas en implementar la desinfección de las instalaciones de playa y otras normas de cuarentena para minimizar los riesgos de infecciones por virus.

En Busan, una ciudad portuaria sudoriental a 450 kilómetros al sureste de Seúl, siete playas públicas se abrieron formalmente al público el día después de que dos de ellas, la playa de Haeundae y la playa de Songjeong, estuvieran parcialmente operativas en junio.

En Haeundae, una de las playas más visitadas del país, el número de sombrillas se redujo de 4.200 el año pasado a 1.800 en la campaña de distanciamiento social, con cada sombrilla numerada para rastrear a sus usuarios en caso de necesidades epidemiológicas. La playa de de Haeundae suspenderá el baño nocturno este año, estando este permitido desde 2016.

Los visitantes de las siete playas de Busan deben someterse a controles de temperatura y ofrecer detalles personales antes de alquilar sombrillas y otros artículos de playa. Los baños públicos y las duchas tienen líneas de espera designadas con intervalos de 2 metros.

Este año no se realizarán festivales de música y danza ni otros eventos, que solían atraer a miles de espectadores locales y extranjeros a las playas de todo el país.

La isla turística sureña de Jeju también abrió sus 11 playas al público este miércoles, imponiendo medidas de distanciamiento social.

El baño nocturno también estará prohibido en las playas de Jeju, a excepción de las playas de Iho Tewoo, Samyang y Hamdeok que permanecerán abiertas hasta las 8:00 a.m. a petición de los residentes.

Un residente de la provincia de Gyeonggi que visitó con su familia la playa de Hyeopjae, en Jeju, y otros visitantes confesaron que es muy difícil usar mascarillas bajo el sol. Muchos turistas fueron vistos quitándose las mascarillas incluso antes de pisar la arena.

En algunas playas abarrotadas de Jeju, los controles de temperatura y el registro de información personal no se aplicaron a fondo.

En otras partes del país, las autoridades locales han ideado una serie de medidas innovadoras para combatir el coronavirus. Entre ellas se incluyen un sistema de reserva para 14 playas en la provincia suroccidental de Jeolla del Sur, controles obligatorios de temperatura y muñequeras para los visitantes de la playa, y la instalación de lámparas de señalización para mostrar el grado de aglomeración.

Las sombrillas se instalan a 2 metros de distancia en la playa Gwangalli de Busan en su día de apertura formal, el 1 de julio de 2020.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir