Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Los fabricantes de vehículos japoneses sufren un traspié prolongado en Corea del Sur por la disputa comercial

Últimas noticias 28/06/2020 11:17
La foto sin fechar, proporcionada por Nissan Korea, muestra el sedán Altima de la marca japonesa. (Prohibida su reventa y archivo)

Seúl, 28 de junio (Yonhap) -- Los fabricantes de vehículos japoneses están sufriendo un revés prolongado en Corea del Sur, en medio de la extensa disputa comercial entre los dos vecinos asiáticos y la pandemia del nuevo coronavirus, dijeron, este domingo, fuentes de la industria.

Honda Motor Co. sufrió una caída drástica en sus ingresos de explotación, apenas alcanzando los 1.980 millones de wones (1,64 millones de dólares,), entre abril de 2019 y marzo de 2020, en comparación con los 19.600 millones de wones (16,3 millones de dólares) reportados un año atrás, según su informe de auditoría. Sus ventas también se desplomaron un 23 por ciento, hasta los 363.000 millones de wones (301,5 millones de dólares), en el período citado.

Asimismo, las ventas en Corea del Sur se hundieron un 73 por ciento interanual en los primeros cinco meses del año, hasta las 1.323 unidades.

Nissan Motor Co. también decidió retirarse de Corea del Sur después de 16 años de haberse establecido en el país, en medio de la prolongada caída en las ventas causada por el persistente boicot contra los productos japoneses y el brote del coronavirus.

Nissan y su marca de gama alta Infiniti registraron un descenso en sus ventas del 38 y 71 por ciento, respectivamente, logrando vender 1.041 y 222 vehículos en el período enero-mayo.

Toyota Motor Corp. y su marca de lujo Lexus también fueron perjudicadas, registrando una caída en sus ventas de vehículos del 57 y 64 por ciento interanual, respectivamente, en los primeros cinco meses del año, mostraron los datos de la industria.

En julio pasado, Japón endureció las restricciones a las exportaciones destinadas a Corea del Sur de tres materiales de alta tecnología, que son clave para la producción de semiconductores y pantallas.

En agosto, Japón también retiró a Corea del Sur de su lista de socios comerciales de confianza, donde se le daba un trato preferencial en los procedimientos comerciales.

Seúl considera las medidas como una represalia contra los fallos del Tribunal Supremo surcoreano, en 2018, que ordenaron a las firmas japonesas a compensar a las víctimas surcoreanas del trabajo forzado durante el régimen colonial de Japón de 1910-45 sobre la península coreana.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir