Go to Contents Go to Navigation

(2ª AMPLIACIÓN) La policía realiza una redada a las oficinas de grupos desertores norcoreanos situados en el centro del envío de folletos anti-Pyongyang

Corea del Norte 26/06/2020 22:26
La policía se lleva una caja con posibles pruebas, el 26 de junio de 2020, durante una redada en la oficina de Park Sang-hak, quien ha estado en el centro de la campaña de distribución de folletos anti-Pyongyang, en Seúl.

Seúl, 26 de junio (Yonhap) -- Los agentes de policía han llevado a cabo una redada, este viernes, a dos oficinas vinculadas con Park Sang-hak, un desertor norcoreano que se encuentra en el centro de la campaña de envío de folletos anti-Pyongyang desde Corea del Sur al otro lado de la frontera, denunciada con vehemencia por Corea del Norte y considerada una violación de la ley por el Gobierno surcoreano.

Con una orden de búsqueda e incautación emitida por el tribunal, los oficiales de la Agencia de Policía Metropolitana de Seúl hicieron una redada en la oficina de Park, líder del grupo Combatientes por la Libertad de Corea del Norte, y en la oficina de Kuensaem, otro grupo de activistas operado por el hermano menor de Park, Jung-oh. La policía también examinó el vehículo y el teléfono móvil de Park en busca de pruebas.

La redada, que inicialmente se encontró con una fuerte oposición por parte de miembros de los dos grupos, duró siete horas, empezando a las 10 a.m.

El grupo civil de Park ha estado liderando la campaña para enviar folletos críticos contra Pyongyang a través de la frontera intercoreana.

Un agente de policía dijo que la redada forma parte de los esfuerzos para confiscar materiales, con el fin de verificar si las actividades de Park infringen la ley.

Desafiando la advertencia del Gobierno contra la campaña de envío de folletos a través de la frontera, Park afirmó que los activistas de su grupo enviaron alrededor de 500.000 folletos al país comunista, el lunes por la noche, a través de 20 grandes globos de helio.

La oficina presidencial surcoreana, Cheong Wa Dae, advirtió previamente que el Gobierno podría restringir tales actos, que afirma que son una violación de la ley, incluida la ley de intercambios y cooperación intercoreana.

La campaña de dispersión de folletos, que contienen críticas sobre el sistema político norcoreano y los miembros de la familia gobernante de Corea del Norte, ha sido la mayor fuente de enfrentamientos entre las dos Coreas.

En la reunión con los periodistas, este viernes, tras la redada de la policía, Park prometió continuar su campaña y demandó al Gobierno garantizar su derecho a la libertad de expresión.

Park dijo a los periodistas que mientras que la "tiranía" del presidente del Comité de Asuntos de Estado de Corea del Norte, Kim Jong-un, y los campos de prisión en el régimen norcoreano continúen, él continuará con sus actividades.

El desertor norcoreano Park Sang-hak, líder del grupo cívico Combatientes por la Libertad de Corea del Norte, se sube a un coche, el 26 de junio de 2020, frente a la oficina del grupo, en Seúl, después de que la policía completara su redada a la oficina como parte de su investigación de la campaña de folletos anti-Pyongyang del grupo.

Asimismo, el activista acusó al Gobierno de restringir la libertad de expresión de sus ciudadanos, siendo sumiso al líder norcoreano y a su hermana menor, Kim Yo-jong.

Según el abogado de Park, la policía llevó a cabo la redada bajo los cargos de violar la ley para el intercambio intercoreano, recaudación y uso de donaciones, además de una ley de control de seguridad de gas de alta presión.

Park Sang-hak, jefe de Combatientes por la Libertad de Corea del Norte, habla con los periodistas, el 25 de junio de 2020, en Seúl.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir