Go to Contents Go to Navigation

(2ª AMPLIACIÓN) Moon insta a Corea del Norte a acabar oficialmente la Guerra de Corea para la unificación

Corea del Norte 25/06/2020 23:11
El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in (2º por la izda.), y la primera dama, Kim Jung-sook, asisten a una ceremonia, el 25 de junio de 2020, junto a los funcionarios de alto rango del país, para conmemorar el 70º aniversario del brote de la Guerra de Corea (1950-53), en la Base Aérea de Seúl, en Seongnam.

Seúl, 25 de junio (Yonhap) -- El presidente de Corea del Sur ha instado, este jueves, a Corea del Norte a unirse a una medida audaz para poner fin a la Guerra de Corea, en una propuesta de paz junto a un mensaje claro de advertencia, conmemorando el conflicto que comenzó hace siete décadas, con el frágil proceso de paz coreano en juego.

"No podemos conmemorar aún de forma genuina la Guerra de Corea. Esto es porque la guerra aún no ha acabado", dijo Moon durante su discurso por el aniversario del brote de la guerra, en una ceremonia celebrada en la Base Aérea de Seúl, un complejo militar al sudeste de Seúl.

El mandatario estaba haciendo referencia a que el conflicto de tres años acabó con un armisticio, en lugar de con un tratado de paz, que dejó a las dos Coreas técnicamente en guerra y con el reiterado elevamiento de las tensiones militares fronterizas.

El líder surcoreano expresó su deseo de que Pyongyang "embarque audazmente en una propuesta para poner fin a la guerra más dolorosa en la historia del mundo".

En su discurso por el 70º aniversario del brote de la guerra, Moon destacó que si se va a hablar de unificación, se debe lograr primero la paz, añadiendo que solo después de que se mantenga la paz por un largo tiempo se podrán ver las puertas hacia la unificación.

El presidente reafirmó que Corea del Sur no tiene intención de forzar su sistema a Corea del Norte, destacando la importancia de construir primero la paz.

Moon destacó que la competencia de las dos Coreas por los sistemas políticos y económicos acabó hace mucho tiempo, señalando que el producto interior bruto surcoreano es 50 veces mayor al norcoreano, mientras que el volumen comercial es 400 veces más grande.

El líder nacional dijo que se busca la paz y la convivencia, afirmando que se buscarán de manera continua caminos mutuamente beneficiosos para las dos Coreas mediante la paz. Moon añadió: "Antes de hablar de la unificación, espero que antes podamos convertirnos en vecinos amistosos".

El día previo, el Norte anunció abruptamente su decisión de suspender los "planes de acción militar" contra el Sur, lo que marcó un cambio de postura tras semanas de una política arriesgada, destacada por el corte unilateral de las líneas de comunicación intercoreanas, incluida la detonación de la oficina de enlace conjunta en la ciudad norcoreana de Kaesong.

Muchos consideran que el difícilmente alcanzado acuerdo militar en 2018 entre las dos Coreas se vio prácticamente anulado. Las intenciones del régimen norcoreano se mantienen sin confirmar hasta el momento.

El presidente, Moon Jae-in, pronuncia un discurso conmemorativo en una ceremonia para celebrar el 70º aniversario del estallido de la Guerra de Corea de 1950-53, llevada a cabo, el 25 de junio de 2020, en la Base Aérea de Seúl, en Seongnam, al sur de Seúl.

Aunque Seúl está en contra de una guerra para lograr la paz, Moon advirtió que Pyongyang se enfrentará a una "firme respuesta" en caso de amenazar a su pueblo, afirmando que el Ejército surcoreano tiene la fuerza para contrarrestar toda amenaza.

El presidente también citó la firme alianza entre Corea del Sur y Estados Unidos pese al actual proceso para la transferencia, de Washington a Seúl, del control operativo (OPCON) en tiempos de guerra de las tropas surcoreanas.

Poco antes de la transmisión por televisión del discurso sobre la guerra, Moon honró los 147 conjuntos de restos de los soldados surcoreanos caídos en el conflicto y repatriados desde Hawái. Los restos de los caídos se encontraban entre los enviados a los laboratorios de Hawái de la Agencia de Registro de los Prisioneros de Guerra y Desaparecidos en Combate (POW/MIA, según sus siglas en inglés) del Departamento de Defensa de Estados Unidos, que fueron encontrados, principalmente, durante las operaciones de excavación conjunta realizadas entre 1990 y 1994 por Corea del Norte y EE. UU. En el proceso se descubrió que los restos eran de surcoreanos caídos en acción durante el conflicto de tres años.

Titulado, "Saludo a los héroes", el evento de aniversario tenía por fin presentar respeto a los caídos y demostrar el compromiso de Seúl con la cooperación amistosa con las 22 naciones que lucharon junto a él bajo la bandera de las Naciones Unidas contra la invasión de Corea del Norte, según la oficina presidencial, Cheong Wa Dae.

Hablando con un grupo de veteranos de guerra surcoreanos y extranjeros, Moon dijo que lo que se necesita ahora es recordar el incontable sacrificio que se ha convertido en la base de la libertad, la paz y la prosperidad actual y mantener el orgullo.

El presidente señaló que no hay límites para honrar a los patriotas y veteranos de guerra, afirmando que se recordará y honrará el noble sacrificio de los caídos.

En el evento también se encontraban los restos de seis miembros del servicio estadounidense descubiertos por la Agencia para la Recuperación e Identificación de los Muertos en Combate del Ministerio de Defensa surcoreano.

Mientras que alrededor de 300 asistentes guardaron silencio por los héroes caídos, se produjo una salva de 21 proyectiles en señal de respeto, equivalente a la de un jefe de Estado.

Moon otorgó la Orden del Mérito Militar a un veterano sobreviviente de la Guerra de Corea. Otros dos recibieron póstumamente medallas.

En la ceremonia se reprodujeron mensajes de vídeo de los 22 países participantes y sus embajadores ante Corea del Sur asistiendo a la ceremonia, a través de la cual se reafirmó la "solidaridad internacional", según Cheong Wa Dae.

En un breve mensaje desde el jardín de la rosas de la Casa Blanca, para "todos esos hombres y mujeres valientes que lucharon para mantener lejos el comunismo", el presidente de EE. UU., Donald Trump, dijo: "Gracias. Los saludamos. Son personas muy especiales... Fue algo increíble aquello que hicimos todos juntos".

El Ministerio de los Asuntos de Patriotas y Veteranos limitó el número de participantes en la ceremonia de aniversario de este año debido a la propagación del nuevo coronavirus. La ceremonia también comenzó después del atardecer en consideración de la salud de las personas mayores en verano.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir