Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

El grupo de apoyo a las 'mujeres de consuelo' mantiene firme la manifestación semanal pese a los problemas

Últimas noticias 24/06/2020 21:34
En la imagen se muestra la protesta semanal de los miércoles (del lado izquierdo) y otra en su contra (del lado derecho) teniendo lugar simultáneamente, el 24 de junio de 2020, alrededor de la estatua de la "Niña de la Paz" frente a la antigua Embajada de Japón, en el centro de Seúl.

Seúl, 24 de junio (Yonhap) -- Un grupo civil surcoreano que trabaja por los derechos de las ex esclavas sexuales de los tiempos de guerra nipones ha organizado su protesta semanal este miércoles lluvioso, a pocos metros del sitio habitual, negándose a ceder ante la presión externa y prometiendo continuar su manifestación histórica.

La protesta marcó la primera que no tuvo lugar en su sitio habitual desde su establecimiento, en 1992, junto a la estatua de bronce de la "Niña de la paz", ubicada justo al frente de la antigua Embajada de Japón ante Corea del Sur, en el centro de Seúl.

"Estamos aquí hoy como siempre, un día realmente triste, cuando los actos antihistóricos y antihumanos están perjudicando profundamente la dignidad y el honor de las víctimas", dijo Lee Na-young, presidenta del organizador de la manifestación, el Consejo Surcoreano para la Justicia y el Recuerdo de las Cuestiones de la Esclavitud Sexual Militar de Japón (KCJR, según sus siglas en inglés).

Bajo la lluvia torrencial, Lee dijo que han soportado durante mucho tiempo la turbulenta historia, pero que ahora no pueden acercarse a la estatua y solo están observando un "profundo valle de la tristeza".

A comienzos de esta semana, se hizo público que el grupo cívico conservador opuesto Freedom Solidarity (Libertad solidaria) había reservado el sitio de la manifestación en una medida simbólica para desafiar a la manifestación semanal, el resultado de meses de tensión y agitación.

Según una ley pertinente, las personas tienen que informar con antelación sobre una manifestación y el lugar en el que se realizará la protesta. Si un grupo reserva un lugar, otros no podrán reunirse en el mismo sitio.

La protesta semanal comenzó en enero de 1992 frente a la Embajada de Japón, en el centro de Seúl, cuando el entonces primer ministro japonés, Kiichi Miyazawa, realizó una visita a Corea del Sur. Los manifestantes exigieron una disculpa formal de Japón por reclutar mujeres coreanas en contra de su voluntad para ofrecer servicios sexuales en los burdeles militares japoneses de primera línea durante la Segunda Guerra Mundial.

Los participantes de la primera protesta declararon en aquel entonces que realizarían una protesta todos los miércoles, hasta que el Gobierno japonés reconozca la servidumbre sexual forzada y ofreciera su disculpa a las víctimas.

Desde entonces, la manifestación semanal se llevó a cabo en el mismo lugar durante los últimos 28 años, con solo algunas pocas excepciones, incluida una tras el gran terremoto de Hanshin-Awaji, en 1995, en Japón. En ese momento, los manifestantes cancelaron la manifestación en honor de las víctimas del incidente. En diciembre de 2011, la estatua de la "Niña de la paz" fue erigida en el lugar para conmemorar la 1000ª manifestación.

El sitio de protesta se ha vuelto tan simbólico que ningún otro manifestante ha tratado de organizar protestas en el lugar, aunque algunos grupos sí realizaron sus propias manifestaciones cerca del sitio para sabotear la concentración de los miércoles.

Los estudiantes universitarios realizan una protesta sentados alrededor de la estatua de la "Niña de la paz", que simboliza a las "mujeres de consuelo", el 24 de junio de 2020, en Seúl, en medio de la lluvia, con el fin de proteger la estatua de los miembros de una organización cívica conservadora que exige la eliminación de la misma. El eufemismo "mujeres de consuelo" hace referencia a las víctimas de la esclavitud sexual por parte del Ejército japonés durante la Segunda Guerra Mundial.

El KCJR se ha visto recientemente bajo una controversia, luego de que surgieran una serie de acusaciones contra el grupo de haber malversado los fondos donados para las víctimas surcoreanas, llamadas eufemísticamente "mujeres de consuelo".

En abril, Lee Yong-soo, una de las pocas víctimas sobrevivientes, acusó públicamente a la legisladora Yoon Mee-hyang, exlíder del KCJR y al grupo por explotarla a ella y a otras víctimas surcoreanas. Actualmente, solo hay 17 víctimas sobrevivientes, en su mayoría entre los 80 y 90 años de edad.

La mayoría de los activistas que asistieron a la manifestación expresaron al unísono que el arraigado movimiento de 28 años de historia para rectificar el pasado y honrar a las víctimas no debe ser desestimado, pese a que pueden haber tenido lugar algunos errores "no intencionales" dirigiendo el grupo.

El grupo opuesto, Freedom Solidarity, celebró la protesta frente a la estatua, con unos 100 partidarios, exigiendo la disolución del consejo y la eliminación de la estatua.

Unos 400 policías fueron estacionados en el sitio para evitar enfrentamientos físicos entre los dos grupos, pero no hubo una colisión. Unos 20 estudiantes universitarios se ataron a la estatua con una cuerda para protegerla de los esfuerzos de sabotaje.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir