Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Una experta de la ONU dice que el envío de panfletos a Corea del Norte es un ejercicio del derecho a la libertad de expresión

Últimas noticias 23/06/2020 10:22
Signe Poulsen, jefa de la dependencia surcoreana de la OACDH, habla, el 22 de junio de 2020, durante una entrevista con la Agencia de Noticias Yonhap, en Seúl.

Seúl, 23 de junio (Yonhap) -- El envío de panfletos a Corea del Norte por parte de los desertores es un ejercicio del derecho a la libertad de expresión, ha dicho, el lunes, una experta de la ONU, en una entrevista con la Agencia de Noticias Yonhap, en medio de las amenazas de Pyongyang de castigar a Seúl por no evitar el envío de los folletos propagandísticos que critican al régimen comunista.

Signe Poulsen, jefa de la dependencia surcoreana de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACDH), realizó las declaraciones en medio de las crecientes tensiones en la península coreana después de que el Norte amenazara con tomar represalias contra el Sur, por lo que afirmó ser la "connivencia" de Seúl en el envío de materiales anti-Pyongyang, a través de globos, por parte de los desertores norcoreanos y activistas en Corea del Sur.

El envío de panfletos ha sido una fuente de tensiones entre las dos Coreas, desde hace mucho tiempo, ya que los folletos contienen fuertes críticas sobre el régimen autoritario del Norte y el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, así como de la deficiente situación de los derechos humanos en el territorio norcoreano.

Poulsen dijo que es muy difícil proporcionar información al pueblo norcoreano y que hay organizaciones que tratan de contactar con los lugareños mediante los globos con materiales, y algunas otras que tratan de hacerlo por señales de radio. Agregó que ella considera que las intenciones de estas organizaciones son muy genuinas.

Señaló que ella piensa que los desertores norcoreanos saben más sobre el tema que ella o cualquier otro de los llamados expertos sobre Corea del Norte.

Pyongyang ha revelado sus planes de volver a tratar a Corea del Sur como una nación enemiga y enviar sus propios folletos propagandísticos al territorio vecino. El lunes, los medios de comunicación estatales del Norte reportaron que el régimen se estaba preparando para enviar, aproximadamente, 12 millones de folletos, a través de unos 3.000 globos.

Poulsen dijo que la seguridad nacional puede ser una razón para restringir la libertad de expresión; sin embargo, sugirió que, en cuanto al envío de panfletos al Norte, el asunto se ha vuelto demasiado político.

Señaló que existen diferentes restricciones que se pueden aplicar al derecho de libertad de expresión de una forma proporcionada y necesaria. Sin embargo, subrayó que es importante recordar que no son los globos los que causan la amenaza de seguridad, sino la respuesta a los mismos, así que se debe tomar en cuenta el contexto completo cuando se afirma lo contrario.

El Gobierno surcoreano ha intentado legislar una prohibición contra el envío de panfletos y presentó demandas penales contra dos grupos de desertores que han realizado tales acciones. El Gobierno provincial de Gyeonggi, localizada cerca de la frontera con el Norte y donde suelen llevarse a cabo muchos de los envíos de folletos, emitió una orden administrativa, la semana pasada, prohibiendo la entrada en las zonas fronterizas para mandar los panfletos.

Al tocar el tema de la libertad de expresión, Poulsen también citó el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, un tratado multilateral de la ONU que fue ratificado por las dos Coreas hace décadas.

La experta de la ONU dijo que lo que no debe omitirse en esta discusión es que ambas Coreas ratificaron el pacto, el cual garantiza los derechos a la libertad de expresión, incluido el derecho a recibir, distribuir y difundir información, por diferentes medios, a través de las fronteras.

Corea del Norte ratificó el tratado en 1981 y el Sur en 1990.

La oficina surcoreana de la OACDH fue establecida hace cinco años, como parte de los esfuerzos internacionales para monitorizar de mejor forma la situación de los derechos humanos en Corea del Norte y registrar los datos y la información pertinentes.

La oficina ha estado trabajando para documentar los testimonios de las víctimas norcoreanas de violaciones de los derechos humanos y publicará el informe relacionado en marzo de 2021.

Pese a las crecientes tensiones, Poulsen instó a un "diálogo genuino" que pueda reflejar las voces de los desertores norcoreanos que han arriesgado sus vidas para escapar del régimen comunista en búsqueda de la libertad.

Añadió que se podría permitir que los activistas civiles, aquellos que han trabajado en asuntos sobre Corea del Norte, los desertores y los funcionarios gubernamentales pertinentes tengan un diálogo legítimo, para evaluar qué acciones podrían ser efectivas en términos del nivel de impacto. Añadió que no está segura de si cualquiera de ellos tiene una respuesta completa en este momento.

Signe Poulsen, jefa de la dependencia surcoreana de la OACDH, habla, el 22 de junio de 2020, durante una entrevista con la Agencia de Noticias Yonhap, en Seúl.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir