Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(3ª AMPLIACIÓN) Los casos nuevos de coronavirus vuelven a repuntar y se extienden las medidas endurecidas de prevención en el área metropolitana de Seúl

Nacional 12/06/2020 16:39
Un estudiante es sometido a la prueba del nuevo coronavirus en una escuela de enseñanza media, el 12 de junio de 2020, en Siheung, al suroeste de Seúl.

Seúl, 12 de junio (Yonhap) -- Los casos adicionales del nuevo coronavirus en Corea del Sur han vuelto a superar los 50, este viernes, mientras que la mayoría de las infecciones fueron reportadas en el área metropolitana de Seúl, lo que ha obligado a las autoridades sanitarias a extender, de manera indefinida, la duración de las medidas endurecidas de distanciamiento social en la región densamente poblada.

Los 56 casos más recientes, incluidos 43 casos de transmisión local, elevaron el total de infecciones en el país a 12.003, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, según sus siglas en inglés). El jueves se habían reportado 45 infecciones.

Solo un caso de transmisión local fue reportado fuera del área metropolitana de Seúl.

El número total de infectados en la provincia de Gyeonggi, que circunda la capital, superó el umbral de los 1.000.

Corea del Sur retiró el plan de distanciamiento social estricto a nivel nacional, el 6 de mayo, gracias a que se logró aplanar la curva de infecciones. Dentro de las medidas más laxas se inició la reapertura de las escuelas por etapas, a mediados de mayo.

Sin embargo, las pautas de distanciamiento social laxo han estado en peligro desde que se detectaron las infecciones de un grupo de discotequeros en Itaewon, un barrio de vida nocturna de Seúl.

Además, ha surgido una serie de infecciones grupales ligadas a unas congregaciones religiosas, un centro de distribución e instalaciones deportivas.

A finales del mes pasado, el país implementó un plan de distanciamiento social endurecido, de dos semanas de duración, para el área metropolitana, donde habita la mitad de los 51 millones de habitantes del país.

Hostigadas por el aumento en las infecciones grupales, las autoridades sanitarias optaron por extender de forma indefinida la fecha límite, establecida previamente para el domingo, ya que un impactante 97 por ciento de los casos de transmisión local, reportados este mes, han surgido en el área metropolitana. La medida tendrá vigencia hasta que las infecciones en la región caigan a cifras de un solo dígito.

Además, se ha determinado que las academias de estudios intensivos y cibercafés, en el área metropolitana, también tendrán la obligación de utilizar registros de entrada basados en códigos de respuesta rápida (QR) para sus visitantes.

El ministro de Salud y Bienestar Social, Park Neunghoo, dijo, en una conferencia de prensa, que si los casos nuevos no descienden hasta cifras de un solo dígito, considerarán adoptar un plan de distanciamiento social aún más estricto.

Park urgió a los residentes del área metropolitana de Seúl a permanecer en sus hogares tanto como sea posible, diciendo que el número de personas que transitan dentro de la región no ha cambiado en las dos últimas semanas pese al distanciamiento social endurecido.

Se estima que un infectado de COVID-19 en el área metropolitana transmite el virus aproximadamente a 1,8 personas por término medio, mientras que la cifra correspondiente en otras regiones del país ronda el 0,6, dijo el KCDC.

Sin embargo, los propagadores "silenciosos" del virus, quienes se muestran asintomáticos, junto con las transmisiones secundarias vinculadas a las infecciones grupales han hostigado a las autoridades sanitarias, que incluso han declarado que podrían volver a imponer el distanciamiento social estricto a nivel nacional, a menos que se logre aplanar la curva de infecciones drásticamente.

Alrededor del 30 por ciento de los infectados en el país se muestran asintomáticos, según el KCDC.

Este viernes, los casos ligados al almacén del gigante del comercio electrónico Coupang, en Bucheon, al oeste de Seúl, alcanzaron los 147, lo que supuso un aumento de uno frente al día previo, mientras que también se reportó un caso más vinculado a las iglesias pequeñas en el área metropolitana, lo que elevó el total a 95.

Además, hasta el momento, se han reportado 139 casos relacionados con un establecimiento de negocios puerta a puerta, en los que el 44,6 por ciento de los infectados son personas mayores de 65 años. Asimismo, los casos de COVID-19 ligados a un gimnasio de tenis de mesa, en el suroeste de Seúl, se situaron en un total de 61.

También se informaron otras infecciones grupales más pequeñas a lo largo del país.

Se han vinculado, hasta el momento, 14 infecciones a un centro de atención diurna para personas de la tercera edad, en el oeste de la capital, y se están llevando a cabo pruebas de coronavirus a unas 90 personas potencialmente infectadas.

Una estudiante de preparatoria, quien había dado positivo en la prueba del COVID-19, el domingo, tras haber visitado el Lotte World, un parque temático localizado en el sur de Seúl, volvió a ser sometida al examen y dio negativo.

El repunte en los casos de coronavirus se produjo mientras que el país completó, esta semana, la reapertura de las escuelas por fases.

Corea del Sur dijo que no habrá cambios en las medidas de reapertura de las escuelas.

Park dijo que, hasta el momento, no ha habido casos de COVID-19 en las escuelas, y que los estudiantes que fueron infectados contrajeron el virus en otros lugares, pero no provocaron infecciones secundarias.

Por otro lado, se reportó una muerte adicional por el virus, lo que elevó el total de fallecimientos a 277. La tasa de mortalidad general se ha situado en un 2,31 por ciento; sin embargo, la tasa para las personas mayores de 80 años ha sido mucho mayor, con un 26,15 por ciento.

La directora general del KCDC, Jeong Eun-kyeong, dijo que, teniendo en cuenta el creciente número de pacientes de edad avanzada, las personas mayores de 65 años deben abstenerse de visitar lugares sin ventilación.

Mientras tanto, Corea del Sur reportó 13 casos importados más, lo que elevó el total de infecciones procedentes del extranjero a 1.325.

El número de personas dadas de alta de la cuarentena tras recuperarse totalmente se situó en 10.669, lo que supuso un aumento de 15 con respecto al día anterior.

El país ha realizado 1.081.487 pruebas de COVID-19, desde el 3 de enero, lo que significa que, aproximadamente, uno de cada 50 surcoreanos ha sido sometido a la prueba.

El personal sanitario desinfecta una calle en una furgoneta, el 12 de junio de 2020, después de que se detectaran infecciones en un centro de atención diurna para personas de la tercera edad, en el norte de Seúl.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir