Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(AMPLIACIÓN) El Tribunal Supremo ratifica la pena de prisión de la confidente de la expresidenta Park en el caso de tráfico de influencias

Últimas noticias 11/06/2020 15:07
La foto de archivo sin fechar muestra a Choi Seo-won, una amiga cercana de la expresidenta Park Geun-hye.

Seúl, 11 de junio (Yonhap) -- El Tribunal Supremo ha ratificado, este jueves, la sentencia previa de un tribunal inferior sobre Choi Seo-won, una vieja amiga y confidente de la expresidenta encarcelada Park Geun-hye, en un caso de tráfico de influencias y corrupción.

El Tribunal Supremo respetó el fallo previo del Tribunal Superior de Seúl, realizado en febrero, que sentenció a Choi a 18 años de prisión por una serie de cargos de corrupción vinculados al enorme escándalo de tráfico de influencias que condujo a la destitución de Park, a principios de 2017.

Choi Seo-won es el nombre legal actual de Choi Soon-sil.

El tribunal también ordenó que Choi pagase una multa de 20.000 millones de wones (16,9 millones de dólares) y un decomiso de 6.300 millones de wones (5,3 millones de dólares).

Choi no asistió a la audiencia, citando una lesión en el hombro.

Al abandonar el tribunal, el abogado de Choi, Lee Kyung-jae, dijo, a los reporteros, que la decisión mostró "los límites del poder judicial" y que el tribunal no fue capaz de llevar a cabo un juicio justo que estuviera exento de la influencia de la "opinión pública".

El fallo final del tribunal se determinó tres años y siete meses después de que la fiscalía arrestara a Choi, en noviembre de 2016.

La mujer, de 64 años de edad, fue condenada por los cargos de aprovecharse de sus lazos con la entonces presidenta y forzar a 50 empresas a donar un monto acumulado de 77.400 millones de wones (65 millones de dólares) a dos organizaciones sin fines de lucro bajo su control.

Choi fue acusada de entrometerse en asuntos estatales y obtener acceso a archivos confidenciales gubernamentales, pese a no tener un cargo oficial o autoridad en el Gobierno de Park.

En sus dos primeros juicios fue sentenciada a 20 años de prisión.

Sin embargo, el Tribunal Supremo remitió de nuevo el caso al Tribunal Superior de Seúl, en agosto del año pasado, diciendo que la acusada debería ser considerada inocente de algunos de los cargos de coerción.

En la revisión de la causa, en febrero, el tribunal redujo su pena de prisión en dos años y recortó su decomiso a 6.300 millones de wones, mientras que mantuvo la multa sin cambios.

A lo largo de sus juicios, Choi se declaró inocente, argumentando que todos los cargos fueron inventados bajo la presión de la opinión pública.

El escándalo de corrupción salió a la luz en octubre de 2016, cuando la emisora local de televisión por cable JTBC obtuvo la tableta de Choi, que contenía evidencia de que se había entrometido en asuntos estatales aprovechando su relación de toda la vida con Park.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir