Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Los registros de entrada basados en códigos QR serán obligatorios en las instalaciones de entretenimiento a partir de esta semana

Nacional 09/06/2020 15:17
La foto de archivo muestra un letrero con información sobre cómo crear un código QR personal de un solo uso.

Seúl, 9 de junio (Yonhap) -- Los registros de entrada basados en códigos de respuesta rápida (QR, según sus siglas en inglés) para las personas que visiten los bares, clubs nocturnos y otras instalaciones de entretenimiento a lo largo del país serán obligatorios, a partir del miércoles, como parte de los esfuerzos de la nación para detener la propagación del nuevo coronavirus, dijeron, este martes, las autoridades sanitarias.

Tales instalaciones deberán usar registros de entrada basados en códigos QR que funcionen con teléfonos inteligentes, a fin de que todos los visitantes registren sus detalles personales.

Desde principios de este mes, el país ha implementado los registros de entrada en tales instalaciones en el área metropolitana de Seúl y otras ciudades seleccionadas, en uno de sus esfuerzos más recientes para rastrear a los infectados y contener el nuevo coronavirus.

Las personas que entren en los establecimientos tendrán que obtener un código QR de un solo uso, a través de unas aplicaciones para teléfonos inteligentes, y presentarlo en el lugar. Posteriormente, el gerente del recinto escaneará el código y lo incluirá en un registro digital de clientes.

La medida obligatoria se produce debido al aumento de las infecciones grupales vinculadas a los clubs nocturnos y bares del popular barrio capitalino de Itaewon, que se propagaron por Seúl y sus áreas circundantes. A fecha del lunes, se han ligado 274 casos de COVID-19 a Itaewon.

Las autoridades sanitarias realizarán inspecciones "in situ" para asegurarse de que los negocios cumplan con las medidas endurecidas, y aquellos que no respeten los requerimientos tendrán que pagar una multa de hasta 3 millones de wones (2.500 dólares) o incluso podrían verse obligados a suspender sus operaciones.

Aparte de los bares y clubs, el Gobierno está tratando de alentar a las instalaciones religiosas, cines, hospitales y bibliotecas a que adopten los registros de entrada basados en códigos QR en el futuro cercano.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir