Go to Contents Go to Navigation

Seúl promete trabajar con Tokio para resolver la disputa del trabajo forzado en medio de la protesta por el procedimiento de venta de activos

Nacional 04/06/2020 18:25
La foto de archivo muestra al portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea del Sur, Kim In-chul, hablando durante una conferencia de prensa en Seúl, el 23 de abril de 2019.

Seúl, 4 de junio (Yonhap) -- Corea del Sur continuará los diálogos con Japón para resolver una disputa sobre el trabajo forzado en tiempos de guerra, ha dicho este jueves el Ministerio de Asuntos Exteriores surcoreano, mientras Tokio protesta enérgicamente por la decisión de un tribunal local de iniciar un procedimiento para vender a la fuerza los activos de una empresa japonesa a fin de compensar a las víctimas.

El lunes, la oficina de Pohang del Tribunal del Distrito de Daegu dijo que notificará a Nippon Steel Corp., el demandado, la incautación de activos publicando el aviso en su página web, ya que la Cancillería japonesa no entregó los documentos a la compañía.

La notificación pública puso en marcha un proceso que permitiría al tribunal ordenar la venta de los activos de Nippon Steel después del 4 de agosto. La firma posee una participación del 30 por ciento en una empresa conjunta, con POSCO de Corea del Sur, por un valor de aproximadamente 973 millones de wones (80 millones de dólares).

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Seúl, Kim Il-chul, dijo en una conferencia de prensa que no tienen nada que decir ya que es un procedimiento judicial, añadiendo que el Gobierno mantiene su posición básica sobre el tema del trabajo forzado.

Kim dijo que respetan la decisión judicial y que están comprometidos a encontrar una solución razonable que reconozca los derechos de las víctimas y que tenga en cuenta de manera integral las relaciones bilaterales, señalando que están haciendo sus mayores esfuerzos para tener consultas estrechas con Japón.

El tribunal sentenció la incautación de los activos de Nippon Steel en enero del año pasado después de que la compañía se negara a cumplir con el fallo del tribunal superior surcoreano, que ordenó indemnizar a cuatro víctimas surcoreanas por el trabajo forzado en la década de 1940, cuando la península coreana estaba bajo el dominio colonial de Japón.

Japón advirtió sobre fuertes contramedidas si las ventas de activos continúan.

El secretario en jefe del Gabinete, Yoshihide Suga, dijo este jueves que Tokio "consideraría todas las opciones posibles" para proteger las actividades económicas de las empresas japonesas y repitió que sacar provecho de los bienes incautados conduciría a "una circunstancia grave" y que "ambas partes deben evitarlo", añadiendo que eso fue lo que enfatizó el canciller japonés, Toshimitsu Motegi, cuando habló con su homóloga surcoreana, Kang Kyung-wha, el miércoles por teléfono.

Pero Kim dijo durante la sesión informativa que no se mencionó el tema entre los principales diplomáticos.

Los observadores han pronosticado que Tokio podría presentar más medidas de represalia, como aranceles y restricciones financieras.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir