Go to Contents Go to Navigation

Cheong Wa Dae: Corea del Sur espera convertirse en un miembro formal de la ampliada cumbre del G-7

Nacional 02/06/2020 18:08
En la imagen de archivo se muestra a Kang Min-seok, portavoz de la oficina presidencial, Cheong Wa Dae.

Seúl, 2 de junio (Yonhap) -- Corea del Sur ha dicho, este martes, que espera convertirse en miembro permanente de un ampliado grupo de economías líderes, y no un observador temporal, una vez que el plan relacionado del presidente estadounidense, Donald Trump, sea implementado sin problemas.

Dicho comentario se produjo a medida que el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y Trump acordaron agregar a Corea del Sur a la lista de los miembros del Grupo de los 7 (G-7) durante una conversación telefónica que sostuvieron el día anterior.

Trump está buscando incluir a Rusia, Australia, la India y, probablemente, a Brasil en la lista actual, que considera anticuada. Los miembros existentes son EE. UU., Reino Unido, Canadá, Francia, Alemania, Italia y Japón-.

En la llamada telefónica con Moon, que duró 15 minutos, Trump explicó su plan de organizar una reunión de los miembros del G-7 y las otras cuatro o cinco naciones en EE. UU. para septiembre.

Moon expresó su apoyo a la medida, así como su disposición de asistir a una cumbre presencial del grupo, si es organizada. EE. UU. es el anfitrión de la sesión del G-7 de este año por rotación.

El portavoz de Cheong Wa Dae, Kang Min-seok, dijo, durante una conferencia de prensa, que si Moon logra realizar un viaje a EE. UU. para asistir a la cumbre dentro de este año, significaría que Corea del Sur se convertirá en un "miembro formal del nuevo mecanismo internacional", y no un observador de una sola vez o provisional.

El portavoz agregó que dicha acción sugiere el surgimiento de Corea del Sur como uno de los países que lideran el orden mundial, lo cual ayudaría a elevar su estatus mundial y su interés nacional, agregó el funcionario.

Moon, en particular, fue el primer líder extranjero con quien Trump sostuvo una conversación telefónica en relación con el plan de ampliar el G-7, señaló Kang.

La iniciativa de Trump es considerada por muchos como una que tiene como objetivo ejercer más presión sobre China, en medio de las grietas cada vez más profundas entre las superpotencias.

Es un secreto a voces que la Administración Trump ha estado impulsando un bloque en contra de China, compuesto por EE. UU. y otras naciones democráticas con ideas similares.

Hablando a los periodistas, bajo la condición del anonimato, un funcionario de Cheong Wa Dae rechazó las preocupaciones impulsadas por los medios de comunicación sobre una posible protesta de Pekín, en contra de la decisión de Seúl de unirse al G-7.

Dijo que, antes que nada, el asunto sobre China o Hong Kong no fue tratado durante las conversaciones telefónicas entre Moon y Trump, y agregó que ha visto noticias sobre una posible queja por parte de China, pero no cree que se produzca.

Añadió que la celebración de una cumbre cara a cara entre los miembros del G-7 y otras naciones invitadas enviaría una señal positiva de que el mundo está regresando a una condición y economía normales.

El enfoque de Moon se basa en un nuevo mecanismo diplomático y relaciones internacionales apropiadas para la era poscoronavirus, y no en un intento de apuntar a una cierta nación, según sus asesores.

Seúl y Pekín han mantenido una sólida confianza mutua en el curso de hacer frente al nuevo coronavirus.

El funcionario dijo que no sabría decir si el presidente chino, Xi Jinping, viajará a Corea del Sur antes de la cumbre del G-7.

Dijo que el momento de la visita no ha sido decidido todavía. Previamente, Xi acordó realizar un viaje a Corea del Sur dentro de este año.

hana@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir