Go to Contents Go to Navigation

Seúl reabrirá su queja ante la OMC sobre las restricciones de exportación de Tokio

Nacional 02/06/2020 15:44
Seúl reabrirá su queja ante la OMC sobre las restricciones de exportación de Tokio - 1

Sejong, 2 de junio (Yonhap) -- Corea del Sur ha dicho, este martes, que reabrirá su queja ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por las restricciones de exportación de Japón, que han estado vigentes durante meses, desestabilizando aún más las tensas relaciones bilaterales con el país vecino.

Seúl retiró su queja ante la OMC por las restricciones de exportación de Tokio, a finales del año pasado, en un gesto de buena voluntad para lograr un avance significativo en la disputa comercial, que comenzó con la abrupta prohibición de Japón de exportar materiales clave a Corea del Sur.

Los tres materiales industriales -resina fotosensible, fluoruro de hidrógeno gaseoso y poliimida fluorada- son vitales para las industrias surcoreanas de chips y pantallas.

Japón también eliminó a Corea del Sur de su lista de socios comerciales de confianza, argumentando que Seúl no controla de forma efectiva el comercio de materiales de doble uso, que pueden ser desviados para uso militar. Sin embargo, Tokio nunca proporcionó pruebas para respaldar sus acusaciones.

En una aparente respuesta ojo por ojo, Corea del Sur eliminó a Japón de su lista de socios comerciales de confianza. Sin embargo, más tarde aplazó, bajo ciertas condiciones, la terminación del Acuerdo General sobre la Seguridad de la Información Militar (GSOMIA, según sus siglas en inglés), un pacto de intercambio de inteligencia militar con Japón.

Seúl renovó, en mayo, su llamamiento a Tokio para que levantara las regulaciones comerciales en su contra para finales de dicho mes, subrayando que los vecinos asiáticos deberían unir sus fuerzas para superar las inestabilidades económicas provocadas por la pandemia del nuevo coronavirus.

Pese a las reiteradas peticiones, Japón no cedió ni dio una respuesta clara antes de la fecha límite, que fue el domingo pasado.

Corea del Sur cree que las restricciones de exportación impuestas por Japón son meramente represalias contra el fallo del Tribunal Supremo de Seúl, en 2018, que ordenó a las firmas japonesas compensar a las víctimas surcoreanas del trabajo forzado durante el dominio colonial de Japón de 1910-45.

Tokio retiró parcialmente las restricciones a las exportaciones de resina fotosensible, antes de celebrar una cumbre en diciembre del año pasado. Sin embargo, no ha habido ningún progreso desde entonces.

Seúl ha reiterado que ha estado realizando esfuerzos suficientes para encontrar una salida del estancamiento comercial prolongado con Japón, incluido el aumento del número de personal dedicado a los programas de control de las exportaciones.

La disputa comercial ha estado causando más daños a las exportaciones de Tokio que viceversa. Las exportaciones surcoreanas a Japón descendieron un 6,9 por ciento, hasta los 28.000 millones de dólares, en 2019, con respecto al año anterior, mientras que las importaciones procedentes de Japón cayeron con un margen más amplio, del 12,9 por ciento, hasta los 47.000 millones de dólares.

Sin embargo, para Corea del Sur es crucial deshacerse de cualquier tipo de barrera comercial, ya que su economía, que depende de las exportaciones, está luchando para sobreponerse a la crisis provocada por la pandemia.

La suspensión de las actividades comerciales y los viajes alrededor del mundo, debido a la pandemia, ya ha perjudicado severamente las exportaciones surcoreanas, que se desplomaron un 23,7 por ciento en mayo, cayendo por tercer mes consecutivo.

Dado que la pandemia está dañando aún más la confianza diplomática entre los dos países, es muy poco probable que encuentren un terreno común en el futuro cercano.

En las etapas iniciales de la pandemia, Tokio decidió suspender su programa de exención de visados a los surcoreanos. En respuesta, Seúl también suspendió su propio programa de facilidades de entrada para los visitantes japoneses, de conformidad con el principio de reciprocidad.

La semana pasada, Tokio decidió mantener la suspensión, al menos, hasta que termine junio.

La foto, publicada, el 10 de marzo de 2020, por el Ministerio de Comercio, Industria y Energía de Corea del Sur, muestra a sus funcionarios participando en una videoconferencia con sus homólogos japoneses, en Seúl. (Prohibida su reventa y archivo)

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir