Go to Contents Go to Navigation

(2ª AMPLIACIÓN) Las infecciones vinculadas a las iglesias siguen en constante aumento en la víspera de la siguiente etapa de reapertura de las escuelas

Últimas noticias 02/06/2020 11:49
Los trabajadores de prevención epidemiológica desinfectan las áreas cercanas a una iglesia en Suwon, al sur de Seúl, el 1 de junio de 2020, después de que se reportaran infecciones ligadas al recinto.

Seúl, 2 de junio (Yonhap) -- Corea del Sur ha vuelto a toparse, este martes, con un obstáculo en su lucha contra el nuevo coronavirus, ya que las infecciones grupales vinculadas a las iglesias del área metropolitana de Seúl siguieron aumentando en la víspera del inicio de la siguiente fase de reapertura de las escuelas, una medida clave de la campaña de distanciamiento social laxo.

Los 38 casos más recientes, 36 de los cuales son infecciones locales, elevaron el total de infecciones en el país a 11.541, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, según sus siglas en inglés).

Todos los casos nuevos locales fueron reportados en Seúl e Incheon, al oeste de la capital, y la provincia de Gyeonggi, que circunda Seúl.

Una serie de infecciones ligadas a las iglesias de Seúl y su área metropolitana ha surgido como una nueva fuente de preocupaciones, mientras el país todavía está lidiando con los casos vinculados a los clubs nocturnos de Itaewon -un barrio de vida nocturna de la capital- y un centro logístico en Bucheon, al oeste de Seúl.

Sin embargo, las infecciones nuevas parecen encontrarse en una tendencia a la baja, después de haber alcanzado, el jueves de la semana pasada, la cifra más alta en casi dos meses, con 79 casos, en medio del aumento de casos ligados al centro logístico.

Según el KCDC y los Gobiernos locales, se han detectado, al menos, 40 infecciones vinculadas con las iglesias en Incheon y la provincia de Gyeonggi, que circunda la capital.

Las autoridades sanitarias permanecen alerta ante la posibilidad de que los casos esporádicos vinculados a las iglesias puedan provocar una nueva ola potencial de infecciones masivas en la región densamente poblada.

Corea del Sur presenció, en febrero, un incremento drástico en las infecciones vinculadas a los servicios religiosos de la unidad de una pequeña secta en la ciudad suroriental de Daegu, que, durante mucho tiempo, fue el epicentro del brote del COVID-19 en el país.

Los funcionarios sanitarios advirtieron de que podrían ocurrir infecciones masivas en el área metropolitana de Seúl si continúan los brotes de infecciones grupales esporádicas.

Sohn Young-rae, un funcionario sanitario de alto rango, dijo, durante una sesión informativa, que se teme que lleguen infecciones a gran escala al área metropolitana de Seúl, agregando que, sin embargo, se podrá contener la propagación del virus cuando los ciudadanos levanten la guardia contra la pandemia, para romper la cadena de transmisiones del virus.

El país ha experimentado una desaceleración en los casos ligados al barrio capitalino de Itaewon y al centro de distribución de Coupang, el principal operador de comercio electrónico del país, en Bucheon.

Al menos 112 casos se han ligado al centro logístico desde que se confirmó el primer infectado, a finales de mayo.

El total de casos vinculados a Itaewon llegó a 270, a fecha del lunes al mediodía, según el KCDC.

Las infecciones grupales esporádicas están poniendo a prueba a las autoridades sanitarias, mientras que más estudiantes están a punto de regresar a las escuelas.

Alrededor de 1,8 millones de estudiantes volverán a las aulas, el miércoles, como parte de la tercera fase de reapertura de las escuelas. El primer grupo en regresar a las escuelas en el país fue el de los estudiantes de último año de preparatoria, el 20 de mayo.

Después de 45 días de distanciamiento social estricto, el país cambió, a principios de mayo, a la campaña de "prevención epidemiológica de la vida cotidiana", para permitir a los ciudadanos llevar a cabo las actividades sociales y económicas bajo las reglas de prevención epidemiológica.

Asimismo, el país reportó otros dos casos importados y una muerte adicional, lo que elevó el total de fallecimientos a 272. La tasa de mortalidad se mantuvo en el 2,36 por ciento.

El número total de personas dadas de alta de la cuarentena tras recuperarse totalmente se situó en 10.446, lo cual supone un aumento de 24 en comparación con el día anterior.

El país ha llevado a cabo 939.851 pruebas del coronavirus, desde el 3 de enero.

La foto, tomada el 1 de junio de 2020, muestra una zona de tiendas libres de impuestos casi vacía en el Aeropuerto Internacional de Incheon -la principal puerta de entrada a Corea del Sur-, localizado al oeste de Seúl, en medio del drástico declive en el número de viajeros entrantes y salientes por la pandemia del COVID-19.

hana@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir