Go to Contents Go to Navigation

(2ª AMPLIACIÓN) Corea del Sur reporta una contracción económica menor de la prevista en el primer trimestre aunque se trata de su peor resultado en más de una década

Nacional 02/06/2020 10:38
La foto, tomada el 1 de junio de 2020, muestra una zona de tiendas libres de impuestos casi vacía en el Aeropuerto Internacional de Incheon, al oeste de Seúl, en medio del drástico declive en el número de viajeros entrantes y salientes por la pandemia del COVID-19.

Seúl, 2 de junio (Yonhap) -- La economía de Corea del Sur se ha contraído a una tasa ligeramente menor de la prevista en el primer trimestre; sin embargo, el resultado todavía supuso el decrecimiento intertrimestral más drástico en más de una década por las crecientes consecuencias económicas de la pandemia del COVID-19, mostraron, este martes, datos del banco central.

El producto interior bruto (PIB) real del país descendió un 1,3 por ciento intertrimestral en el período enero-marzo, siendo una reducción de 0,1 puntos porcentuales menos que la contracción pronosticada del 1,4 por ciento, según datos del Banco de Corea (BOK, según sus siglas en inglés).

El decrecimiento del 1,3 por ciento supone la mayor caída intertrimestral desde el último trimestre de 2008, cuando el PIB cayó un 3,3 por ciento.

El PIB real creció un 1,4 por ciento interanual en el período enero-marzo.

En el primer trimestre de este año, Corea del Sur experimentó una fuerte caída en casi todos los sectores económicos e industriales.

En comparación intertrimestral, las exportaciones nacionales disminuyeron un 1,4 por ciento y las importaciones un 3,6 por ciento.

El BOK dijo que la disminución en las exportaciones se debió a su caída en el sector de vehículos y maquinaria pese al aumento en el de semiconductores. Agregó que el declive en las importaciones fue por su descenso en la demanda local de crudo y vehículos motorizados.

La producción en su sector manufacturero descendió un 1 por ciento y en el sector servicios un 2,4 por ciento.

El consumo privado se desplomó un 6,5 por ciento intertrimestral, aparentemente por una reducción del gasto causada por la propagación del nuevo coronavirus, lo que supuso la mayor caída desde el primer trimestre de 1998, cuando el país luchaba para sobreponerse al impacto económico de la crisis financiera asiática.

El BOK dijo que la caída en el consumo privado se debió a un descenso en el gasto de bienes y servicios.

Corea del Sur estuvo implementando unas directrices estrictas de distanciamiento social hasta principios de mayo, congelando prácticamente todas las actividades comerciales al instar a los ciudadanos a que permanecieran en casa para evitar una infección.

El único resultado positivo fue el aumento intertrimestral del 1,4 por ciento en el gasto gubernamental.

Corea del Sur ya ha logrado la aprobación de dos presupuestos suplementarios para impulsar la economía local y está tratando de que se apruebe un tercer presupuesto extraordinario, que supuestamente se trataría del más grande en la historia del país.

De cualquier forma, el banco central cree que, por sí solo, el aumento en el gasto del Gobierno no será suficiente para mantener el crecimiento de la cuarta economía de Asia.

El BOK ha recortado considerablemente su perspectiva de crecimiento para 2020, a una contracción del 0,2 por ciento, frente al crecimiento del 2,1 por ciento pronosticado en febrero.

Si llegara a cumplirse un pronóstico aún peor que el actual, por ejemplo, que el pico de infecciones se alcance en el tercer trimestre o más tarde en lugar de que suceda en el segundo, se estima que la economía surcoreana sufra un decrecimiento de hasta un 1,8 por ciento este año.

El Gobierno revisó, el lunes, a la baja, su perspectiva de crecimiento, al 0,1 por ciento, frente a su pronóstico previo, del 2,4 por ciento, que estimó a finales del año pasado, tomando en cuenta, aparentemente, sus planes de conseguir el tercer presupuesto extraordinario, cuya alta suma no tiene precedentes.

El BOK dijo que su última perspectiva de crecimiento no incluyó las consideraciones de un tercer presupuesto suplementario; sin embargo, indicó que la economía local podría reportar una tasa positiva de crecimiento si las condiciones locales y en el exterior mejoran más rápido de lo que se anticipa actualmente.

Mientras tanto, el BOK dijo que la economía creció un 2,9 por ciento interanual en 2018, en sus resultados más recientes y finales para el año, frente a la estimación previa del 2,7 por ciento.

El ingreso nacional bruto (INB) per cápita de 2018 también fue revisado al alza ligeramente, de 33.434 dólares en un cálculo previo a 33.564 dólares en el más reciente.

El PIB real del país aumentó, en 2019, un 2 por ciento interanual, lo cual fue el mismo resultado que en estimaciones previas; sin embargo, el INB per cápita también fue revisado al alza ligeramente, de 32.047 dólares en el cálculo previo a 32.115 dólares en el actual.

(2ª AMPLIACIÓN) Corea del Sur reporta una contracción económica menor de la prevista en el primer trimestre aunque se trata de su peor resultado en más de una década - 2

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir