Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(AMPLIACIÓN) Trump dice que planea invitar a Corea del Sur a la cumbre del G-7 en septiembre

Últimas noticias 31/05/2020 16:01
La imagen, proporcionada por AFP, muestra al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hablando a los periodistas, el 30 de mayo de 2020 (hora local), a bordo del Air Force One, de camino a la Base de la Fuerza Aérea Andrews, en Maryland. (Prohibida su reventa y archivo)

Washington/Seúl, 31 de mayo (Yonhap) -- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho, el sábado (hora local), que planea invitar a Corea del Sur a una cumbre del Grupo de los 7 (G-7), que se celebrará en septiembre.

Corea del Sur no es miembro del G-7, que está compuesto por Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, el Reino Unido y Estados Unidos, pero el país ha recibido grandes elogios de todo el mundo por su manejo de la pandemia del coronavirus.

Según un informe del cuerpo de prensa, Trump dijo a los periodistas, a bordo del Air Force One, que desea la participación de Australia, la India, Corea del Sur y Rusia, agregando que era una buena lista de países.

El presidente estadounidense dijo que no cree que el G-7 represente adecuadamente lo que está pasando en el mundo y que, con las inclusiones, podría convertirse en un "G-10 o G-11".

Trump dijo que el G-7 actual es un grupo de países muy desactualizado y añadió que ha mencionado la nueva idea a los líderes de los cuatro países que le gustaría agregar.

Trump, quien previamente sugirió celebrar la cumbre en junio, en Camp David -una de las residencias presidenciales de EE. UU.-, dijo que la reunión será pospuesta hasta el fin de semana antes o después de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, que está programada actualmente para el 15 de septiembre.

Si bien, luego dijo, reflexionando, que tal vez la haga antes o después de las elecciones presidenciales de EE. UU., que tendrán lugar en noviembre.

Según el informe del cuerpo de prensa, la portavoz de la Casa Blanca, Alyssa Farah, agregó que el evento reunirá a los aliados tradicionales de EE. UU. para hablar sobre la forma de abordar el futuro de China.

En Seúl, un funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores dijo que el país todavía no ha recibido una invitación.

El funcionario dijo que, como EE. UU. preside la reunión de este año, puede invitar a Corea del Sur, pero todavía no se ha recibido una invitación ni ha escuchado a Washington mencionar el tema.

La invitación propuesta subraya el elevado perfil internacional de Corea del Sur, especialmente a raíz de la pandemia del nuevo coronavirus, y podría conducir a la creación de un nuevo grupo G-11, que podría brindar a Seúl las oportunidades diplomáticas para liderar los asuntos mundiales.

Sin embargo, dicha expansión podría presentar complicaciones para la diplomacia de Corea del Sur si EE. UU. intenta utilizar el grupo ampliado para conseguir apoyo para su campaña de presión contra China, en medio de las crecientes tensiones entre las dos superpotencias.

Trump ha culpado públicamente a China por la pandemia del coronavirus, que se ha cobrado más de 103.000 vidas en EE. UU., según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Las tensiones entre los dos países se han intensificado a medida que China ha tomado pasos para reprimir las libertades civiles en Hong Kong. El viernes, Trump anunció que su Administración comenzaría a retirar los privilegios que Hong Kong ha disfrutado con Washington.

Trump ha hablado favorablemente del presidente surcoreano, Moon Jae-in, llamándolo un "amigo suyo".

En las últimas semanas, Trump ha afirmado, a menudo, que Moon alabó a EE. UU. por haber realizado exámenes del COVID-19 de manera exitosa. Al presidente estadounidense también le ha gustado presumir que EE. UU. estaba realizando más pruebas que Corea del Sur, en donde el régimen de pruebas masivas ha sido reportado, de forma generalizada, como el motivo de la contención de la enfermedad.

Moon y Trump también han trabajado juntos para involucrar al presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, en las conversaciones diplomáticas sobre el desmantelamiento del programa nuclear de Pyongyang.

hana@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir