Go to Contents Go to Navigation

(2ª AMPLIACIÓN) Más estudiantes regresan a las escuelas pese al riesgo de infección

Nacional 27/05/2020 19:16
Las maestras ordenan a los estudiantes que mantengan el distanciamiento social, el 27 de mayo de 2020, frente a la Escuela Secundaria Cheongun, en Seúl. Corea del Sur implementó, el mismo día, la segunda etapa de la reapertura de las escuelas. Los estudiantes afectados en esta etapa pertenecen a los dos grados más bajos de primaria, los jardines de infancia, el último año de enseñanza media y el segundo año de preparatoria.

Seúl, 27 de mayo (Yonhap) -- Más de 2 millones de estudiantes adicionales han regresado, este miércoles, a las escuelas en Corea del Sur, mientras que el país presenció un repunte en los casos de coronavirus reportados diariamente.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, según sus siglas en inglés) reportó, por la mañana, un total de 40 casos nuevos de COVID-19, la cifra diaria más alta en 49 días. Entre las infecciones más recientes, 36 casos fueron reportados en Seúl -la densamente poblada capital- y sus áreas circundantes.

El aumento en el número de casos diarios se atribuye, en gran parte, a las transmisiones locales por una infección grupal que se originó en Itaewon, un barrio de vida nocturna de Seúl, a principios de mayo.

En medio de las crecientes preocupaciones sobre la propagación del COVID-19, unas 560 escuelas y jardines de infancia de todo el país decidieron posponer su reapertura.

Ante la actual propagación del virus, la reapertura de las escuelas es considerada una medida crucial para poner a prueba el plan de "prevención epidemiológica de la vida cotidiana" del Gobierno, el cual fue introducido el 6 de mayo. El plan está diseñado para ayudar a las personas a aprender a vivir con el virus y reanudar la vida normal en medio del distanciamiento social laxo.

Los estudiantes mantienen una distancia prudente entre sí, el 27 de mayo de 2020, al llegar a la Escuela Primaria Cheongun, en Seúl, en medio de la pandemia del nuevo coronavirus.

Los estudiantes afectados por la segunda fase de reapertura pertenecen a los dos grados más bajos de primaria, los jardines de infancia, el último año de enseñanza media y el segundo año de preparatoria. El número estimado de estudiantes afectados asciende a 2,37 millones.

Alrededor de 440.000 estudiantes de último año de preparatoria regresaron a las escuelas, la semana pasada, después de más de dos meses de retraso debido a la pandemia del COVID-19. El año académico en el país suele comenzar en marzo.

Con las reaperturas de este miércoles, un total de 2,81 millones de estudiantes, o el 47 por ciento del total, incluidos los párvulos, comenzaron a asistir a clases presenciales.

La reanudación se produce mientras las autoridades sanitarias se mantienen en alerta por las transmisiones locales ligadas a la infección grupal de Itaewon, como el nuevo brote en un centro logístico, en Bucheon, al oeste de Seúl.

A fecha del martes a mediodía, se han vinculado 259 casos de coronavirus a la infección grupal de Itaewon y al menos 36 casos al centro logístico del operador de comercio electrónico Coupang.

Mientras se considera que la primera fase de reapertura fue llevada a cabo sin problemas importantes, existe un temor generalizado sobre los posibles brotes de COVID-19 entre los estudiantes.

Ha habido una serie de infecciones de coronavirus que involucran a estudiantes de varias edades.

Esta semana, un párvulo, de 6 años de edad, contrajo el virus a través de su profesora de arte en una escuela privada. En otro caso, un maestro de primaria dio positivo en la prueba del virus el martes, causando el cierre de seis escuelas.

Pese a la confianza del Gobierno sobre el manejo de la pandemia, los padres y maestros siguen preocupados de que los niños más pequeños tengan dificultades para seguir las reglas de prevención epidemiológica y de distanciamiento social.

Lee Yoon-he, una madre trabajadora con dos hijos, dijo que está preocupada por sus niños, señalando que los estudiantes de preparatoria pueden controlarse a sí mismos, pero que no está convencida de que el caso sea el mismo para los niños pequeños.

Su hija mayor, que cursa el primer grado de preparatoria en Seúl, asistió a la escuela por la mañana.

Refiriéndose a un posible cierre repentino de las escuelas o a la implementación de horarios en donde haya clases cada dos días, Lee dijo que también está preocupada por los horarios escolares flexibles, ya que dificultan las cosas para los padres que trabajan, como ella, dado que tienen que ajustarse a cualquier cambio que se presente.

Durante un informe, este miércoles, la ministra de Educación, Yoo Eun-hae, destacó la importancia de las "acciones preventivas" en la respuesta a la pandemia.

Un total de 561 escuelas y jardines de infancia alrededor del país, o el 2,7 por ciento del total, han pospuesto su reapertura y se estima que más escuelas hagan lo mismo. De esta forma, se cree que el número de estudiantes que regresaron a la escuela, este miércoles, fue inferior a lo previsto.

Por regiones, 111 escuelas en Seúl y 181 en Gumi -en la provincia de Gyeongsang del Norte-, postergaron su reapertura. La cifra más alta fue en Bucheon, con 251, donde se registró una infección grupal en un centro logístico de Coupang.

Yoo también señaló la necesidad de reanudar las clases presenciales, diciendo que las clases remotas no son suficientes para educar a los estudiantes.

Para aliviar la ansiedad de los padres, el Ministerio de Educación aumentó el número de días de ausencia permitidos, para que los estudiantes se puedan quedar en casa sin preocuparse sobre la asistencia escolar.

Además, las escuelas cuentan con un mayor margen para establecer horarios, con el fin de minimizar el abarrotamiento de las aulas, como alternar los días escolares para las distintas clases. Los estudiantes de último año de preparatoria van a la escuela todos los días para prepararse para el examen nacional de ingreso en la universidad, programado para noviembre.

Por grados, las escuelas de preparatoria realizarán clases con dos tercios del total de estudiantes, mientras que la cifra para las escuelas de enseñanza media y primaria será de un tercio.

Se aconseja fuertemente a las escuelas situadas en áreas con más infecciones no llenar las aulas con más de dos tercios de los estudiantes.

El ministerio también ofrece asistencia de personal y logística a las escuelas, para apoyar el manejo de los programas de atención diurna después de clases, para los estudiantes cuyos padres trabajan.

Con el fin de monitorizar y abordar los brotes potenciales en las escuelas, el ministerio se encuentra en estrecha coordinación con el KCDC y las oficinas de educación provinciales.

También se espera que el Gobierno desvele, a lo largo del día, una serie de directrices revisadas de prevención epidemiológica y desinfección, incluidos detalles sobre la utilización de las mascarillas protectoras en las escuelas.

Los estudiantes tienen permitido no usar mascarillas en el patio de juegos y durante las clases al aire libre, solo si pueden mantener una distancia mínima de 1 metro entre ellos.

Si la ventilación es eficiente y se garantiza distancia, los estudiantes tampoco requieren usar las mascarillas mientras asisten a clases pequeñas o durante actividades extracurriculares.

Antes del verano, que se estima que sea más caluroso que el año previo según la agencia meteorológica nacional, el Gobierno ordenó a las escuelas encender los aire acondicionados y ventilar las aulas en cada receso escolar.

Previamente, el Gobierno había recomendado dejar las ventanas entreabiertas con los aire acondicionados encendidos, para limitar la propagación del virus mediante partículas de gotículas aerotransportadas.

Un niño es sometido a un examen de temperatura corporal, el 27 de mayo de 2020, en un jardín de infancia de Sejong, en el centro de Corea del Sur, en medio de la pandemia del nuevo coronavirus.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir